El lunes, las noticias de la evolución de la pandemia y las medidas de los gobiernos europeos para tratar de frenar el avance de la misma, provocaron fuertes correcciones en las bolsas europeas, que contagiaron a las del resto del mundo. El Eurostoxx 50 perdió los mínimos que habían servido como soporte desde junio. En el gráfico vemos que tras un amago de recuperación en la sesión de ayer, las ventas son las grandes protagonistas y el índice se ha dirigido en sólo un par de sesiones al siguiente nivel de soporte que desde hace semanas venimos comentando que se sitúa en la zona de 3.000 puntos. En el gráfico vemos que a media sesión, incluso está perforando el mismo. El RSI está ya marcando niveles de sobreventa clara en el principal índice bursátil europeo.

Hay que estar atentos al comportamiento en estos niveles. Un cierre las próximas sesiones por debajo de los niveles actuales, sin amago de rebote, podría acelerar las correcciones hasta el siguiente soporte situado en niveles de 2.750 puntos.

La causa de estas correcciones, está de nuevo en la pandemia. En el siguiente gráfico de Bloomberg, se aprecia claramente que más de la mitad de los contagios en el mundo se están produciendo en Europa. En Francia, España e Italia, los contagios vuelven a subir de forma exponencial y las medidas de confinamiento, que parecían descartables este verano, están siendo un a realidad, y ya no se descarta un confinamiento masivo de la población.

En la gráfica anterior, vemos que EEUU se enfrenta a una tercera oleada de la pandemia. Los casos en Europa son muy superiores a los de la primera oleada, pero el lado positivo lo tenemos en ASIA. Los test masivos y el seguimiento de casos apoyado en las nuevas tecnologías, parece estar dando resultados, y desde septiembre el número de casos va en claro descenso.

El número de fallecidos, aunque no guarda proporción con el aumento de casos, está acercándose de nuevo, a nivel global, a la cifra de la primera oleada. Y los casos actuales, generarán nuevos fallecidos en las próximas semanas, es decir, hay un claro retraso en esta serie. Es verdad que el mayor número de test, está ofreciendo datos más fiables y eleva el número de casos. Tal y como comentamos en nuestras claves de la semana pasada, se está demostrando que la tasa de mortalidad del Covid-19 es mucho más baja de la que se presumía en marzo, pero no es menos cierto que a este ritmo, el sistema sanitario corre peligro de colapsar de nuevo.

Las bolsas están rápidamente descontando escenarios pesimistas. Los sectores más cíclicos, que parecía que estas últimas semanas estaban resurgiendo, apoyados por la posibilidad de un acuerdo entre demócratas y republicanos para un paquete de medidas fiscales superior a 2 billones de dólares, vuelven a liderar las caídas. Es por esto por lo que mantenemos la cautela, y defendíamos la semana pasada que es más prudente mantenerse en sectores más defensivos, a la espera de ver por dónde rompen los índices bursátiles el lateral de las últimas semanas o incluso meses.

De momento, parece que Europa puede romper por debajo, pero en tanto no haya un cierre que confirme la ruptura, hay que ser prudentes. Si hay medidas de confinamiento, éstas vendrán acompañadas de medidas de gobierno y bancos centrales (Adicionales a las actuales) para apoyar a la economía. Si en EEUU continúa el avance de la enfermedad, será mucho más factible que se apruebe el plan de ayudas superior a 2 billones, o incluso puede ser más ambicioso.

Además, no hay que huir de todo riesgo. Está claro que Asia va a salir reforzado de esta pandemia. La bolsa de China incluso está comportándose bien en las últimas sesiones. En el siguiente gráfico vemos cómo el MSCI China está en máximos anuales.

En el siguiente gráfico mostramos la evolución relativa de las principales zonas geográficas respecto al MSCI World. La línea azul muestra el comportamiento relativo del S&P500 frente al MSCI World (sube cuando EEUU lo hace mejor que las bolsas mundiales y corrige cuando ocurre lo contrario). El naranja representa a las bolsas europeas y el verde a las emergentes. El S&P no ofrece dudas de su generación de valor frente a las bolsas mundiales a largo plazo, igual que tampoco ofrece dudas el peor comportamiento relativo de las bolsas europeas. Sin embargo, en emergentes, parece apreciarse en las últimas semanas la posibilidad de un rebote, y es la zona que mejor se está comportando.

Por tanto, se puede mantener riesgos en cartera, apostando más por Asia o Estados Unidos que por Europa. Incluso en Europa, hay que ser conscientes que siempre hay oportunidades. Estas oportunidades, históricamente son mejores en las small caps y Alemania, que son los índices que mejor se comportan en una fase completa del ciclo. En el siguiente gráfico vemos como efectivamente invertir en renta variable alemana, en sesgo growth o en small caps europeas, ofrece un atractivo valor a largo plazo frente a invertir en el Eurostoxx 50 o en renta variable con sesgo value.

Momentos convulsos como el actual son idóneos para adaptar la cartera y rebalancear hacia aquellos sectores, zonas geográficas o estilos que más valor puedan aportar a la gestión de nuestro patrimonio. Huir de todo riesgo y refugiarse en liquidez, o incluso apostar a la baja, es una decisión válida, e incluso puede ser la más acertada a corto plazo, pero la experiencia pasada y reciente, nos hace comprender que no es la mejor estrategia. El mercado puede reaccionar de forma súbita al alza, ante cualquier acontecimiento positivo relacionado con más medidas de apoyo a la economía, con la vacuna, o con un tratamiento eficaz contra el Covid-19, y nos lo podemos perder.

Las temáticas relacionadas con la salud, consumo básico, digitalización, seguridad, crecimiento de la clase media en Asia, cambio climático, nutrición, depuración de agua, uso de redes sociales, van a seguir funcionando, o incluso se van ver beneficiadas. Estar invertidos en éstas mientras dure la pandemia, e ir incorporando sectores más cíclicos, valores de países más castigados, en las correcciones del mercado, creemos que es la estrategia más sensata en esta segunda oleada, y es lo que estamos tratando de ejecutar en nuestras carteras modelo de fondos y en nuestros fondos de fondos perfilados.

Actualmente tenemos margen de maniobra suficiente como para incrementar riesgos en cada uno de los perfiles, puesto que la exposición a renta variable, y sobre todo renta variable europea, está muy por debajo de nuestros índices de referencia. De momento, seguimos cautos y vigilaremos el comportamiento del Eurostoxx 50 y resto de bolsas europeas, antes de incrementar riesgos.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar. Ni el presente documento ni la información en él contenida forman parte de una campaña publicitaria de suscripción o adquisición de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva ni constituye actividad publicitaria o promocional.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no es una recomendación, ni presta asesoramiento financiero personalizado.

Tampoco puede considerarse como sustitutivo de los Datos Fundamentales del Inversor (DFI) o de cualquier otra información legal preceptiva que deberá ser consultada con carácter previo a cualquier decisión de inversión. En caso de discrepancia, la información legal prevalece. Toda esa información legal estará a su disposición en la sede de Unicorp Patrimonio, S.V. y a través de la página web: www.unicorppatrimonio.es.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión. El inversor debe tener en cuenta que el mercado financiero es fluctuante y que, como tal está sujeto a variaciones. El precio de las inversiones (las cuales podrían cotizar en mercados ilíquidos) podría variar y el inversor podría no recuperar la cantidad inicialmente invertida.

Los destinatarios tomarán la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. es una empresa de servicios de inversión que se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+