A falta de unas semanas para las elecciones de Estados Unidos, las bolsas de Estados Unidos se sitúan de nuevo en zona de máximos históricos. Tras el amago de corrección de septiembre, de nuevo los principales índices norteamericanos están subiendo con fuerza y recuperan casi todo el terreno perdido. En el siguiente gráfico del S&P500 vemos la evolución del futuro del S&P500, para así poder ver la caída prevista para la sesión de hoy. En el mismo, observamos que la recuperación de la debacle de marzo, se está realizando por tramos escalonados. Es decir, hubo una primera recuperación hasta 3.000 puntos y ahí el índice entró en una fase de consolidación lateral entre 2.700 y 3.000 puntos. En junio, cuando comenzó la desescalada o normalización en la mayoría de países, el S&P500 rompió al alza el 3000 hasta la zona de 3.250. De nuevo, una fase lateral de consolidación durante la primera parte del verano, entre 3.000 y 3.250. En agosto, el índice amparado en el mensaje de la FED de fuerte apoyo a la economía y tipos bajos durante mucho más tiempo del previsto, así como anuncios de vacunas antes de finalizar el año, hizo que el S&P500 rompiese la resistencia de 3.250 puntos. La euforia llegó hasta principios de septiembre, donde el índice se giró a la baja cerca de los 3.600 puntos. Ahí, claramente, se abre un nuevo lateral similar a los previos. Esta vez entre 3.250 y 3.600 puntos.

Qué puede suceder para que de nuevo el S&P500 rompa al alza la resistencia en torno a 3.500-3.600 puntos. Pues a corto plazo, los focos de incertidumbre son los resultados empresariales, la evolución de la pandemia y los resultados electorales. Hoy nos vamos a centrar en el efecto de los resultados electorales en el comportamiento del S&P500, o de las bolsas en general.

A priori, aunque en el anterior gráfico de la evolución del S&P500, no parezca que haya una relación causa-efecto entre elecciones y bolsa, sí que creemos que las últimas semanas el S&P500 se ha visto afectado por la publicación de las encuestas de voto. En el siguiente gráfico vemos las evolución de probabilidad media (según encuestas) de victoria de Biden (naranja) frente a la probabilidad de victoria de Trump (azul). Antes del verano, parecía una victoria clara de Trump. Sin embargo la gestión de la crisis sanitaria, parece que le ha afectado en las encuestas, a pesar de la buena evolución de la economía. A partir de junio y julio, se disparó la intención de voto a favor de Biden. A principios de septiembre, vemos que se igualaron muchísimo las encuestas, y esto provocó un fuerte desplome de las bolsas. Desde ahí, la negociación del plan de ayudas que los demócratas pretenden que supere los 2,2 billones de dólares y los republicanos quieren que se quede en 1,6 millones parece que está siendo fundamental tanto en las encuestas como en las bolsas.

A la vista del anterior gráfico, parece que lo que los mercados aplauden es que haya una victoria clara, es decir, que el día 4 de noviembre se pueda conocer quién será el Presidente de los Estados Unidos. Al parecer, debido al Covid, una gran cantidad de ciudadanos van a votar por correo. En la siguiente tabla elaborada por Morgan Stanley, estima que el voto por correo será más del doble del dato de 2016. Este voto puede llegar unos días más tarde del día de las elecciones, y todo apunta a que el voto por correo es mayoritariamente demócrata. Hasta tal punto es importante el voto por correo, que Donald Trump ha afirmado que si gana el día 3 de noviembre, asumirá la presidencia en la noche electoral, sin esperar el voto por correo.

Fuente: Morgan Stanley

Este escenario podría llevar a EEUU a una situación complicada. Una victoria ajustada podría ocasionar que los partidos iniciaran acciones legales en estados claves para solicitar recuentos de votos, sin descartar que haya recurso al Tribunal Supremo. Sin descartar, por supuesto, las acusaciones de fraude (sobre todo en el voto por correo). Según informe de Mutuactivos, en el año 1876 no se eligió al presidente Rutherford Birchard hasta cinco meses después de las elecciones. En ese periodo, el s&P500 corrigió un 12%.

Por tanto, consideramos que el escenario más negativo para las bolsas, es que continúe la incertidumbre después de la noche electoral. De ahí que la ampliación de la ventaja en las encuestas a favor de Biden, sea muy bienvenida.

En cuanto al partido que más favorecería a las bolsas, hay más discrepancia. A priori, antes del Covid, parece que una victoria de Trump beneficiaría a las bolsas de Estados Unidos. Una defensa a ultranza de las empresas tecnológicas y sus “patentes”, defensa de American First, con la apuesta por el proteccionismo, así como la bajada de impuestos de sociedades, sin duda, ha sido un argumento que ha espoleado la cotización de las acciones norteamericanas. Los demócratas, sin embargo, apuestan por subir impuesto de sociedades (Biden promete revertir la mitad de la bajada del Impuesto de Sociedades que realizó Trump en 2017) y subir salario mínimo. El sector tecnológico tampoco saldría bien parado, puesto que Biden ha comentado en alguna ocasión su intención de aumentar la regulación de las grandes compañías del sector. Por el contrario, las compañías del sector ligado al cambio climático se beneficiarían de la victoria de Biden, puesto que pretende que EEUU, tenga emisiones cero en 2050 y promete realizar una inversión histórica en energía limpia, investigación e innovación climática.

Pero todos estos efectos negativos, a priori, para las bolsas, entendemos que se ven compensados por el paquete de ayudas a la economía que plantean los demócratas, y que se cifra en 2,2 billones de dólares. Si ganan con solvencia, a corto plazo podrá más la euforia del paquete de medidas, y la menor incertidumbre, que las medidas que pueda tomar el gobierno durante la legislatura. Por tanto, creemos que los sondeos electorales, sí que afectarán las tres próximas semanas a los mercados. Cualquier mejora en las encuestas a favor de Trump, perjudicará a las bolsas de Estados Unidos y, evidentemente puede arrastrar al resto de mercados.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar. Ni el presente documento ni la información en él contenida forman parte de una campaña publicitaria de suscripción o adquisición de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva ni constituye actividad publicitaria o promocional.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no es una recomendación, ni presta asesoramiento financiero personalizado.

Tampoco puede considerarse como sustitutivo de los Datos Fundamentales del Inversor (DFI) o de cualquier otra información legal preceptiva que deberá ser consultada con carácter previo a cualquier decisión de inversión. En caso de discrepancia, la información legal prevalece. Toda esa información legal estará a su disposición en la sede de Unicorp Patrimonio, S.V. y a través de la página web: www.unicorppatrimonio.es.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión. El inversor debe tener en cuenta que el mercado financiero es fluctuante y que, como tal está sujeto a variaciones. El precio de las inversiones (las cuales podrían cotizar en mercados ilíquidos) podría variar y el inversor podría no recuperar la cantidad inicialmente invertida.

Los destinatarios tomarán la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. es una empresa de servicios de inversión que se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+