El mes de agosto ha sido el mes con volumen de negociación más bajo de la historia. Tras las fuertes subidas de la bolsa desde final de marzo hasta final de junio, da la impresión de que los inversores, no se fiaban de la subida y decidieron estar fuera, por si de nuevo el verano venía con correcciones. Sin embargo, a la vuelta de las vacaciones, nos encontramos con gran parte de los principales índices bursátiles en máximos históricos, a pesar de que la pandemia no termina de controlarse. Es por eso, por lo que consideramos necesario, analizar en nuestro post de hoy, la situación técnica en la que se encuentran las principales bolsas.

Evolución del MSCI AC World. El principal índice que engloba a las acciones mundiales, cerró la semana pasada en máximos históricos. Tras perder en marzo en canal alcista iniciado en 2009, el índice ha rebotado con fuerza en la media de 500 semanas y vuelve a cotizar claramente dentro de este canal alcista. Comentamos antes del verano que el movimiento más probable para este índice hasta final de año era un lateral entre 525 y 575 puntos. Pues bien, parece que la resistencia de 550 puntos se ha roto al alza y el lateral podría situarse entre 575 y 650 puntos (techo del canal alcista), salvo que la ruptura alcista de 550 puntos sea una trampa bajista. En este último caso, si el índice vuelve a situarse en las próximas sesiones por debajo de máximos de enero-febrero, podríamos ver una corrección hasta la zona de 530 puntos, que es la media de 50 semanas y la zona de máximos relevantes de 2018 y 2019.

Evolución del MSCI USA. Sigue en subida libre. Tras superar máximos previos a marzo de este año, todo apunta a que el rango de precios nuevo podría moverse entre 3.250 y 3.800 puntos (techo del canal alcista iniciado en 2009). Por abajo, al igual que el anterior, se aprecia que perdió en marzo, la base del canal que unía mínimos desde mediados de 2009. Pero el fuerte rebote en mínimos de 2018 y cerca de la media de 500 semanas, ha posibilitado que el índice continúe dentro del canal previo. Mientras se mantenga el apoyo de gobiernos y de Bancos centrales para permitir la recuperación económica, y los tipos al 0%, entendemos que el S&P500 se mantendrá en el canal alcista de largo plazo.

Evolución del MSCI Euro. Europa mucho más débil que los dos anteriores índices. El MSCI Euro, perdió en marzo (al igual que los dos comentados), el canal alcista iniciado en 2009. El rebote se ha producido por debajo de la media de 500 semanas, pero el giro en la zona de 800-900 puntos, y la rápida recuperación de la citada media, nos hace pensar en un fuerte soporte a corto y medio plazo entre 900 y 1000 puntos. Atentos estas próximas jornadas al comportamiento del indice en el nivel actual. Desde junio está intentando romper la zona de medias de 50 y 200 semanas (líneas verde y moradas), que además coincide con la base del canal alcista. Si supera niveles de 1.150 puntos, muy probablemente veamos un nuevo tramo alcista hasta la zona de máximos anuales. De lo contrario, nueva corrección y lateral entre 1.000 y 1.150 será el escenario más probable para este índice que representa el comportamiento de los principales valores de la zona euro.

MSCI Emerging markets. Este índice presenta un comportamiento más errático a largo plazo. Más que una tendencia alcista desde 2009, lo que se aprecian son niveles de soportes y resistencias históricos. Salvo en las dos últimas fases de dudas en los mercados de 2018 y 2020, este índice lleva moviéndose entre 900 y 1100 puntos, prácticamente 10 años. Ahora, al igual que el resto, se encuentra en zona de resistencia técnica (máximos de este año).

En los gráficos he insertado tanto el MACD como el RSI, donde se aprecia la clara sobrecompra que presentan los índices en el momento actual. Históricamente estos niveles de sobrecompra suelen identificarse como posibilidad de un techo de mercado. Pero hay muchísimos ejemplos en los que también sucede que los niveles de sobrecompra se mantienen durante bastante tiempo y las bolsas continúan en subida libre. Apostar a un techo o a una vuelta de un mercado tan fuerte como el actual, puede ser muy arriesgado. Sería más conveniente esperar a un cruce a la baja del MACD (línea intermedia de todos los gráficos), o una divergencia en el RSI (que la línea inferior de los gráficos se gire a la baja en niveles inferiores a los de enero de este año, mientras que el precio del índice se gire a la baja desde niveles superiores). Otra opción para poder apostar por un techo de las bolsas sería la trampa bajista que hemos comentado al principio. Es decir, que los índices que han roto estas últimas jornadas los máximos históricos, se sitúen rápidamente por debajo de los máximos de enero-febrero.

Como conclusión, los inversores que, a la vuelta de las vacaciones estén pensando seriamente que las bolsas han subido mucho y que remediablemente deben corregir, nos gustaría recomendar la frase de John Maynard Keynes: “el mercado puede permanecer irracional más tiempo del que usted puede permanecer solvente”. Evidentemente, las bolsas están cotizando a precios muy altos, la economía tardará en recuperarse del varapalo de marzo, y la pandemia sigue estando sin controlarse. Todos argumentos a favor de los catastrofistas. Pero los índices están ahí, básicamente porque una serie de acciones los están catapultando (acciones menos afectadas por la crisis y las tecnológicas). Pero hay muchísimos sectores, y valores que están aún muy lejos de los máximos de enero, que podrían ir tomando el relevo de las acciones líderes y mantener al alza las bolsas mundiales.

También hay que recordar que los tipos de interés van a estar al 0% o en negativo muchísimo tiempo, y estas últimas jornadas, los jefes de los bancos centrales lo han vuelto a recordar. Tal y como comentamos en nuestro post del lunes, si las medidas de gobiernos y bancos centrales terminan generando inflación, las bolsas son uno de los mejores activos para combatirla. Los inversores, tras los acontecimientos del último trimestre de 2018  y marxo de 2020 (fortísimas caídas y recuperaciones verticales), por fin pueden estar comprendiendo que el corto plazo es impredecible en los mercados, y están cambiando a una visión de largo plazo y mantener los riesgos, pase lo que pase. El caso es que sea por lo que fuere, hay más compradores que vendedores en las bolsas, y eso, en definitiva es lo que sigue alimentando las subidas.

Para finalizar, nos gustaría escenificar el comentario en este blog sobre la afirmación de que la renta variable es uno de los mejores activos para combatir la inflación. Adjunto un gráfico de la bolsa más alcista de este año (+523%) y la más alcista de los últimos 5 años (increiblemente un 3.483.917.269,54%).

Por desgracia se trata de la bolsa de Caracas (venezuela), y la hiperinflación en ese país, no ha permitido que el inversor que ha obtenido esas rentabilidades en cinco años, sea megamillonario. Pero imagínense, el ahorrador que hace cinco años, hubiese dejado sus bolívares venezolanos ahorrado debajo del colchón, ruina absoluta. La inflación en el mismo periodo ha subido un 3.376.191.159,45%. Quizás por esto, muchos inversores estén aprendiendo a diversificar su ahorro invirtiendo en renta variable. Adjunto gráfico de la inflación venezola frente a la evolución del índice de la bolsa de Caracas.

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar. Ni el presente documento ni la información en él contenida forman parte de una campaña publicitaria de suscripción o adquisición de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva ni constituye actividad publicitaria o promocional.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no es una recomendación, ni presta asesoramiento financiero personalizado.

Tampoco puede considerarse como sustitutivo de los Datos Fundamentales del Inversor (DFI) o de cualquier otra información legal preceptiva que deberá ser consultada con carácter previo a cualquier decisión de inversión. En caso de discrepancia, la información legal prevalece. Toda esa información legal estará a su disposición en la sede de Unicorp Patrimonio, S.V. y a través de la página web: www.unicorppatrimonio.es.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión. El inversor debe tener en cuenta que el mercado financiero es fluctuante y que, como tal está sujeto a variaciones. El precio de las inversiones (las cuales podrían cotizar en mercados ilíquidos) podría variar y el inversor podría no recuperar la cantidad inicialmente invertida.

Los destinatarios tomarán la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. es una empresa de servicios de inversión que se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+