Primera quincena junio 2020

Comportamiento del mercado

Las buenas noticias que nos han llegado desde Europa, con la aprobación de un programa de ayudas por parte de la Unión europea de 750.000 millones de euros, y la ampliación del programa de recompra de activos por parte del BCE, por importe de 600.000 millones de euros, han posibilitado la buena evolución de los mercados, desde la última revisión quincenal. A esto, hay que añadir el desconfinamiento de la población en la mayoría de países europeos, que incluso han vuelto a reabrir sus fronteras, para poder recuperar parte de los ingresos del turismo, que prácticamente se daban por perdidos.

Al igual que en la primera quincena de mayo, vemos que en la primera quincena de junio se ha producido un movimiento de vaivén en las bolsas, que podrían estar marcando un nuevo escenario lateral para las próximas semanas o meses. En el siguiente gráfico podemos ver en la evolución del principal índice de renta variable global, el MSCI AC World, que el rango probable se situaría entre 500 y 550 puntos. Es un rango amplio, en el que se ha movido en la mayor parte del tiempo, en los últimos, años.

 

Sólo estuvo fuera (por abajo) en las correcciones del último trimestre de 2018 y en el desplome de marzo, y por arriba, en la fase de optimismo de principios de este año.

Entendemos que, de cara al verano, hay pocos argumentos para volver a romper al alza o a la baja este lateral de las bolsas. Por arriba, la contracción económica mundial y las dudas sobre la posibilidad de una nueva fase aguda de contagios del Covid-19, provocaría un encarecimiento de las bolsas poco sostenible en el tiempo. Por abajo, no descartamos que haya intentos de ruptura a la baja pero, tal y como hemos comentado en nuestra visión estratégica de este mes, las enormes medidas de expansión monetaria y fiscal que han tomado los bancos centrales y los gobiernos, están generando una fortísima red de seguridad para los mercados, tanto de renta variable como de renta fija.

Por otro lado, no hay que olvidar, que la reapertura de la actividad económica, está afectando de forma muy positiva a los datos macro que se están publicando recientemente. Los datos de consumo minorista, actividad industrial, incluso de venta de viviendas y nuevas construcciones, están recuperándose a muy buen ritmo de la debacle de marzo y de abril. Incluso la mayoría de los datos, están sorprendiendo de forma muy positiva, respecto a las estimaciones de los analistas. En el siguiente gráfico, medimos en el índice de sorpresas macro, la evolución del nivel de sorpresas de los datos macro que se van publicando. La línea negra son los datos de Estados Unidos, la roja son de China y la azul son europeos. Cuando sube, significa que los datos superan expectativas, y cuando corrige, es con contrario

En la medida en que los gobiernos de los países vayan decidiendo recuperar la “nueva normalidad”, los datos macro irán mejorando, por lo que podemos ir advirtiendo que lo peor de la crisis ha podido pasar ya. No sabemos cuánto se tardará en recuperar los niveles de actividad previos a la crisis (los de final del 2019), pero la recuperación está en marcha. Hay nuevos rebrotes de Covid-19 y debemos hacer seguimiento de las decisiones que tomen, sobre todo en Alemania, China y Estados Unidos, que son los líderes económicos mundiales, y casualmente es donde están llegando las noticias sobre nuevos contagios. Donald Trump ya ha dejado claro que no apuesta por confinamientos masivos, y prima la recuperación económica en sus decisiones.

Se siguen haciendo avances sobre la primera vacuna efectiva, y cada vez hay más control en los rebrotes, para localizar y frenar nuevos contagios. Hay más medios disponibles para el sistema sanitario, por lo que no es descartable pensar que en los próximos meses convivamos con los rebrotes sin que haya confinamientos masivos, simplemente con medias de protección y distanciamiento social.

En cuanto a la renta fija, la situación es similar a la de la renta variable. Fuerte recuperación de las primas de riesgo, tanto de bonos corporativos como de los bonos de deuda pública de países periféricos. Se reducen muchísimo las probabilidades de impago de las empresas cotizadas o no, gracias a las ingentes cantidades de liquidez emitidas por bancos centrales, y por las medidas anunciadas para tratar de que esta vez, el crédito fluya hacia la economía real. La rentabilidad exigida a los bonos corporativos, se había disparado en marzo (ante el temor de quiebras empresariales), pero se vuelve a reducir claramente en las últimas semanas. En el siguiente gráfico vemos la tir a la que cotizan los principales índices de renta fija (en la parte superior son grado de inversión y en la inferior son bonos high yield).

En el gráfico vemos que la tir de los bonos de grado de inversión (parte superior) ya han vuelto (salvo en Europa) a los niveles previos a marzo. Sin embargo, la tir de los bonos high yield está claramente por encima y ofreciendo rentabilidades muy atractivas en un entorno de tipos al 0% o incluso negativos (5,44% Europa, 6,44% EEUU y 8,32% Emergentes), por lo que entendemos que seguirán habiendo compradores de este tipo de activos mientras continúe el apoyo de los bancos centrales.

Posicionamiento de los fondos y decisiones de inversión.

En las últimas semanas hemos mantenido prácticamente la misma estructura de cartera en todos los fondos. Seguimos infraponderados en renta variable mientras que las bolsas continúan en este lateral que venimos observando. Seguirá habiendo grandes rotaciones de activos, caracterizada por semanas en las que liderarán el mercado los sectores más cíclicos y los defensivos se quedarán rezagados. Otras semanas ocurrirá lo contrario. Ahora más que nunca es cuando preferimos estar invertidos con prudencia y en sectores y temáticas con gran potencial alcista a largo plazo y que se ven menos afectados por las medidas de confinamiento masivo (nutrición, salud, ciberseguridad, consumo digital, tecnología ligada a la salud, medio ambiente, etc..).

En renta fija, hemos mantenido el riesgo (apuesta por bonos corporativos incluyendo high yield y deuda subordinada), pero en las últimas semanas hemos reducido liquidez, incorporando fondos de renta fija y retorno absoluto que aportan descorrelación sobre la cartera actual. Es decir, estamos incorporando fondos con más peso en deuda pública, arbitraje de activos, etc, que suelen servir de refugio si volviese ha haber una huida de los inversores hacia activos refugio.

El buen comportamiento reciente de la renta fija, está provocando que en la primera quincena de junio, los perfiles más conservadores obtengan más rentabilidad que los perfiles más agresivos, demostrando una vez más que en renta fija sigue habiendo muchísimo recorrido, y que siendo selectivos, diversificando estrategias y tipo de activos, y distintas gestoras de fondos, se puede genear valor para los inversores más conservadores. Adjuntamos tabla del comportamiento de los fondos de fondos Unicorp Selección y de las carteras de gestión discrecional de fondos.

Fuente: Morningstar. Datos a 15 de junio de 2020


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar. Ni el presente documento ni la información en él contenida forman parte de una campaña publicitaria de suscripción o adquisición de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva ni constituye actividad publicitaria o promocional.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no es una recomendación, ni presta asesoramiento financiero personalizado.

Tampoco puede considerarse como sustitutivo de los Datos Fundamentales del Inversor (DFI) o de cualquier otra información legal preceptiva que deberá ser consultada con carácter previo a cualquier decisión de inversión. En caso de discrepancia, la información legal prevalece. Toda esa información legal estará a su disposición en la sede de Unicorp Patrimonio, S.V. y a través de la página web: www.unicorppatrimonio.es.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión. El inversor debe tener en cuenta que el mercado financiero es fluctuante y que, como tal está sujeto a variaciones. El precio de las inversiones (las cuales podrían cotizar en mercados ilíquidos) podría variar y el inversor podría no recuperar la cantidad inicialmente invertida.

Los destinatarios tomarán la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. es una empresa de servicios de inversión que se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+