La semana pasada, el Banco Central Europeo en su discurso, generó un fuerte apetito por el riesgo, al añadir más carne en el asador, ampliando en 600.000 millones de euros el programa de recompra de activos. Las bolsas europeas, que habían roto al alza resistencias de máximos de abril cuando al UEM anunció un programa de ayudas para salir de la crisis (750.000 millones), siguieron subiendo con fuerza. También las primas de riesgo de periféricos y los diferenciales de deuda, corrigieron, apoyando el movimiento de las bolsas.

En el siguiente gráfico se puede ver cómo el Eurostoxx 50, en solo unas sesiones ha pasado de una resistencia a otra. De niveles de 3.000 puntos (nivel psicológico y máximos de abril) a la zona de 3.300-3.400 puntos (medias móviles de 200 y 500 sesiones y soporte perdido en marzo).

Tras esta vertiginosa subida, cabrían dos movimientos. Un pequeño lateral entre 3.300 y 3.400 antes de romper al alza, o uno más probable, que dure mucho más tiempo y que genere un movimiento lateral más amplio. Este lateral podría ser entre las dos últimas resistencias, es decir, podríamos movernos de cara al verano, entre 3.000 y 3.400 puntos.

A corto plazo, por tanto, podríamos ver un movimiento correctivo en los índices bursátiles. Una especie de recogida de beneficios, al estar el precio descontando ya los principales acontecimientos positivos. Ayer, el Presidente de la FED Powell, pudo dar con la tecla. En su rueda de prensa quizás dio un baño de realidad a unos inversores ávidos de participar en el actual rally alcista de las bolsas. Dejó claro que es muy complicado que en la economía veamos una vuelta en “V” y que es muy complicado hacer previsiones económicas cuando ni siquiera sabemos cómo va a evolucionar el virus, y que el empleo tardará años en volver a los niveles de febrero. Como no podía ser de otra forma, combinó este mensaje con otro positivo para los inversores. Mantendrá los tipos al 0% hasta al menos 2022, y la tasa de paro seguirá bajando este año (previsión del 9,3% frente al 13,3%) y tras la caída prevista del PIB de este año del 6,5% este año (bastante razonable) se espera un crecimiento del 5% en 2021 y del 3,5% en 2022.

Los índices de renta fija, también presentan una situación similar al comentado del Eurostoxx. Los spreads de deuda corporativa han corregido con fuerza en las últimas semanas, y podrían entrar también en un lateral, para consolidar niveles antes de seguir corrigiendo si no hay una nueva oleada de contagios que vuelva a obligar a cerrar la actividad económica.

Spreads de deuda corporativa europea (grado inversión arriba y high yield y Cocos abajo).

El más amplio índice de renta variable, el MSCI AC World (incluye emergentes), presenta una situación similar a las bolsas europeas. Se ha disparado de la resistencia de 500 puntos (antiguo soporte de marzo) a la zona de 530-550 puntos que es la zona de máximos y mínimos relevantes de los últimos años. Éste índice podría entrar ahora en un lateral entre 530 y 550 puntos, o en el peor de los casos, un lateral entre 500 y 550 (antes están las medias móviles de 200 y 500 sesiones).

Pero que las bolsas puedan entrar en un lateral y que ahora es probable que estemos en el techo del mismo, no quiere decir que haya que salir huyendo de todo activo de riesgo, y por supuesto, no quiere decir que sea recomendable ir a liquidez, o peor, ponerse cortos, apostando por las caídas. A la vista del comportamiento reciente, hay muchísimo apetito por el riesgo y muchos inversores esperando correcciones para incorporarse a la inercia alcista. Además, en el último tramo han sido los sectores cíclicos y las acciones más castigadas en los últimos meses, los activos que han liderado las subidas, mientras que los defensivos, se han quedado muy atrás o incluso han corregido. A corto plazo podría darse el caso contrario, los cortos podrían de nuevo apostar por caídas del mercado y los defensivos podrían hacerlo muy bien.

Además, no hay que descartar giros alcistas en las bolsas ante acontecimientos no controlables, tales como el anuncio de una vacuna eficaz contra el Covid-19, o una clara relajación en las actuales tensas relaciones entre Estados Unidos y China. De la crisis actual, y de las anteriores, hemos aprendido a que hay que mantener siempre, algo de riesgo en las carteras. Si esperamos a que todo esté solucionado para entrar en el mercado, siempre se llega tarde y se hace “cresting”. Si tenemos identificado un rango como el señalado actualmente, hay que tratar de operar en él con una perspectiva siempre de medio y largo plazo. Tener algo menos de riesgo, activos menos cíclicos y algo de liquidez cuando se cotiza en la parte superior del rango, e ir aumentando riesgos, reduciendo liquidez y rotando hacia sectores más cíclicos si nos acercamos al soporte del mismo.

Hay muchas teorías y formas de operar en este tipo de situaciones. Habrá quien defienda que jugar con el “timing” (acertar con el mejor momento de entrar y salir del mercado), genera mucho más beneficios que mantener riesgos a largo plazo, pero invirtiendo a través de fondos de inversión, entendemos que la mejor forma de operar es la descrita en el párrafo anterior. Tener identificado un rango de precios, nos debería valer para saber en qué niveles debemos ir incrementando riesgos en cartera.

Valga el ejemplo del error que cometen los inversores cuando juegan al timing, el caso del considerado el mejor fondo de la historia, el Fidelity Magellan que obtuvo rentabilidades anualizadas del 29,1% entre 1977 y 1990, frente al 15,5% del S&P500. Lo sorprendente, es que según la gestora, la mayoría de partícipes perdió dinero en ese tiempo. Hay muchos artículos sobre este fondo, dejo enlace a uno de ellos, por ser uno sencillo e interesante.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar. Ni el presente documento ni la información en él contenida forman parte de una campaña publicitaria de suscripción o adquisición de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva ni constituye actividad publicitaria o promocional.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no es una recomendación, ni presta asesoramiento financiero personalizado.

Tampoco puede considerarse como sustitutivo de los Datos Fundamentales del Inversor (DFI) o de cualquier otra información legal preceptiva que deberá ser consultada con carácter previo a cualquier decisión de inversión. En caso de discrepancia, la información legal prevalece. Toda esa información legal estará a su disposición en la sede de Unicorp Patrimonio, S.V. y a través de la página web: www.unicorppatrimonio.es.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión. El inversor debe tener en cuenta que el mercado financiero es fluctuante y que, como tal está sujeto a variaciones. El precio de las inversiones (las cuales podrían cotizar en mercados ilíquidos) podría variar y el inversor podría no recuperar la cantidad inicialmente invertida.

Los destinatarios tomarán la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. es una empresa de servicios de inversión que se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+