Hay bastantes motivos para justificar las subidas recientes de los activos de riesgo (tanto de renta fija como de renta variable), como también los habría si los mercados hubiesen corregido. En esas estamos, es tanta la volatilidad y las visiones contrapuestas de los inversores, que cualquier movimiento se puede producir en las bolsas estos días, y cuando leamos las crónicas en los periódicos especializados, tendrían una justificación suficiente.

El plan de reestructuración aprobado por la Unión Europea, la fuerte caída en las cifras de fallecidos en los países como Italia y España que llevan más de dos meses con medidas de confinamiento, el avance acelerado en la aprobación de una vacuna contra el Covid-19, la apertura de la actividad económica, y del espacio aéreo en un gran número de países, el repunte de algunos datos macro (sobre todo los relacionados con los índices de confianza), o el simple freno en la desaceleración de otros datos macro, son algunas de las explicaciones para justificar las subidas recientes de las bolsas.

Pero quizás la más destacable sea, una vez más, la labor de los Bancos Centrales. En el siguiente gráfico podemos observar la extraordinaria expansión de balances de los tres principales. La FED (línea amarilla) ha inyectado 3 billones de dólares al sistema, el Banco de Japón unos 700.000 millones y el BCE prácticamente 900.000 millones de euros.

Hoy, Todas las miradas están puestas en el Programa de Compras de Emergencia Pandémica (PEPP), el plan de estímulos lanzado el 18 de marzo, ya que muchos esperan que lo aumente en 500.000 millones de euros. Pero no sólo este aspecto es el que contemplan los inversores de cara a la reunión. Son estas las medidas que el consenso puede estar esperando y que en cierta medida está descontando el mercado con las alzas recientes en Europa.

 

  • Aumentar programa de recompra de activos en 500.000 millones.
  • Aumentar la duración del programa de recompra de activos. De diciembre de 2020, hasta al menos septiembre de 2021.
  • Reinversión de los vencimientos. Si lo bonos adquiridos en el marco del nuevo programa se reinvierten a su vencimiento, supone un alivio para los países porque saca de circulación ese volumen de deuda.
  • Compra de bonos high yield. Actualmente los acepta como colateral de la banca para las inyecciones de liquidez, pero podría anunciar que también entren en su programa de recompra de activos. A priori, estaría limitado a los “ángeles caídos” o bonos que eran grado de inversión y han perdido ese estatus en la crisis actual.

 

Por el contrario, en el día de hoy nos enfrentamos al riesgo de que la autoridad monetaria se muestre demasiado complaciente en plena crisis ante la estabilización de los mercados. No sería la primera vez que ocurre, que los mercados se relajan antes del anuncio de medidas y esto provoque un error de apreciación por parte de los dirigentes. Si no cumple expectativas, podemos ver una clara recogida de beneficios por parte de los inversores que han tomado posiciones tácticas en el mercado en las últimas sesiones.

La evolución de las expectativas de inflación en las últimas semanas ha repuntado con claridad. El motivo principal ha sido el repunte del precio del petróleo y la recuperación de la actividad en determinados sectores. Además, el consumo básico de determinados productos de la cesta de compra, ante la dificultad de importar materias primas, ha disparado precios en determinados artículos. Ya sabemos que el BCE suele mirar estas expectativas, y podría no ser tan agresivo en las medidas a tomar.

En el siguiente gráfico vemos como el IPC sí que se ha desplomado (línea roja) en la última observación, mientras que la tasa subyacente (no incluye energía ni alimentos sin elaborar) se ha mantenido estable (0.9% línea naranja). Como hemos comentado, las expectativas de inflación a 5 y 10 años (línea verde y rosa) están repuntando al hilo del comportamiento de las bolsas, y del precio del petróleo.

La rentabilidad del bono alemán (líneas azules y gris) sigue en las últimas semanas (como es natural en la mayoría de ocasiones) la evolución de las expectativas de inflación. Como quiera que la evolución de la rentabilidad de los bonos alemanes a largo plazo está correlacionado con mejoras en las expectativas de crecimiento de la economía, los datos del gráfico anterior, podrían llevar al BCE a quedarse muy por debajo de lo que espera el mercado.

De defraudar, podríamos ver en las próximas sesiones un movimiento contrario al vivido las últimas semanas. No debería ser muy contundente, puesto que el resto de factores que están apoyando al mercado y comentados en el primer párrafo, siguen siendo válidos. Pero son factores a tener en cuenta a la hora de afrontar las decisiones de inversión. Es más, quizás si defrauda y surge una corrección del mercado, esta pudiera ser la opción de incorporarse a la nueva tendencia alcista de los activos de riesgo para aquellos inversores que se quedaron fuera y permanecen a la espera de recortes para asumir riesgos.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar. Ni el presente documento ni la información en él contenida forman parte de una campaña publicitaria de suscripción o adquisición de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva ni constituye actividad publicitaria o promocional.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no es una recomendación, ni presta asesoramiento financiero personalizado.

Tampoco puede considerarse como sustitutivo de los Datos Fundamentales del Inversor (DFI) o de cualquier otra información legal preceptiva que deberá ser consultada con carácter previo a cualquier decisión de inversión. En caso de discrepancia, la información legal prevalece. Toda esa información legal estará a su disposición en la sede de Unicorp Patrimonio, S.V. y a través de la página web: www.unicorppatrimonio.es.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión. El inversor debe tener en cuenta que el mercado financiero es fluctuante y que, como tal está sujeto a variaciones. El precio de las inversiones (las cuales podrían cotizar en mercados ilíquidos) podría variar y el inversor podría no recuperar la cantidad inicialmente invertida.

Los destinatarios tomarán la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. es una empresa de servicios de inversión que se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+