Estamos seguros que con las medidas que tomó el domingo la FED, si el mercado hubiese abierto con un 5% de subidas, todos estaríamos apostando a que las caídas del 40% desde máximos en muchos sectores, índices o valores, ya habían descontado el peor de los escenarios y los mercados ya habían tocado suelo. Una bajada de tipos del 1,5% en dos sesiones extraordinarias este mes y un programa de recompra de activos por importe de 700.000 euros, es una de las medidas que en los últimos años, ha servido para disparar los mercados.

Sin embargo la apertura tan negativa de ayer, nos hace pensar que es imposible que esto se pueda dar la vuelta. Son muy pocos los inversores que piensan que el mercado se pueda dar la vuelta, y esto es lo que siempre ocurre en la claudicación del mercado. El ibex, por ejemplo ha caído a los mínimos del Brexit.

Tras corregir nada menos que un 42% desde el 19 de febrero (menos de un mes), pasando de más de 10.000 puntos a menos de 6.000 puntos, algo nos ocurre en nuestro cerebro que nos impide pensar que esta caída es irracional y que hay precios de derribo en la mayoría de acciones.

Según estudios de psicología (gracias Google) hay tres formas de reaccionar ante el miedo.

  • Una reacción de huida buscando ponernos a salvo del peligro lo más rápido posible.
  • Una reacción de ataque o lucha que busque disuadir al contrario atacándole y con un comportamiento agresivo.
  • Parálisis. Es la posibilidad de mostrar una actitud sumisa o intentar pasar desapercibido para el otro.

En las correcciones que hemos vivido, se aprecia claramente como estas tres reacciones se han producido con más o menos claridad en los inversores.

  • Los hay que se han apresurado a vender y huir hacia la liquidez. De momento parece que ha sido la mejor respuesta.
  • En segundo lugar están los que han aprovechado las caídas para aumentar riesgos en cartera. Estos de momento parece que son los que han errado con claridad puesto que los mercados han seguido corrigiendo.
  • Ayer parecía que era la parálisis la que dominaba la reacción de los inversores. Un bloqueo mental que te impide reaccionar y ver que,  por ejemplo, que al inversor que no le haga falta el dinero en los próximos meses, la probabilidad de obtener grandes rentabilidades es hoy mucho más alta que cuando el Ibex cotizaba en 10.000 puntos.

 

Evolución del Ibex 35

El día de ayer fue histórico. En el siguiente gráfico del Eurostoxx 600 vemos que el RSI semanal ha alcanzado niveles que sólo se han visto tres veces en la historia de este índice. En el Crack del 87, en la semana del ataque a las torre gemelas, y en la semana de la quiebra de Lehman Brothers.

Tal y como comentamos la semana pasada con el estudio del indicador del miedo medido por el VIX, en el gráfico vemos que cualquiera de estas tres entradas en situación similar, generó una extraordinaria posibilidad de ganancias para aquel inversor, que siguiendo la tesis de inversión de Warrent Buffett, “me muestro avaricioso cuando el resto tiene miedo y tengo miedo cuando el resto son avariciosos”.

En el Eurostoxx 50, el V2X, que mide su volatilidad implícita, ha marcado máximos históricos en la sesión de hoy.

Según el diccionario de la RAE claudicar significa: “acabar por ceder a una presión o una tentación”. Tras el lunes y jueves negro de la semana pasada, otro lunes negro creo que nos ha llevado a todos a claudicar.  Ha sido tal la claudicación que ni siquiera la información de que la FED ha bajado tipos e inyectará 700.000 millones de dólares ha movido al Dólar ni tampoco ha hecho que los inversores compren bonos. Sólo corrige 18 p.b. la tir del bono del tesor de Estados Unidos a 10 años, parece un movimiento muy pobre después de la bajada de 100 p.b.

Quizás no sea el momento de aumentar riesgos en cartera, pero sí que parece que no es el momento de salir hacia la liquidez. Tanto renta variable, como deuda pública y, por supuesto, deuda privada, ofrecen un extraordinario potencial, incluso si pensamos que el mundo va a entrar en recesión económica.

En el siguiente informe de Fidelity que analizan curiosamente la situación de corto plazo de la economía china. Tras un mes de parón, las fábricas están recuperando la normalidad y tienen totalmente controlado las tasas de contagio. Os paso enlace al informe, que abre algo de esperanzas optimistas

https://www.fondosfidelity.es/art%C3%ADculos/views-from-the-floor/2020-03-13-china-vuelve-al-trabajo-1584111539092?

Ahora mismo, el S&P500 corrige un 9%, pero con los bandazos que está dando ahora las bolsas, es imposible hacer pronósticos. Sólo en las dos últimas sesiones ha tenido múltiples movimientos intradía superiores al 5%.

 

Hacer movimientos o pronósticos a corto plazo es arriesgado y una auténtica irresponsabilidad. Pero si hemos dicho que la bolsa europea estaba más sobrevendida que nunca (según RSI semanal), vemos que el S&P500 está en una situación similar. Los mínimos de hoy coinciden con los mínimos de diciembre del 2018. Si en las próximas sesiones no pierde este nivel, y consigue recuperar la zona de 2.600 puntos (que es la media de 200 semanas y la directriz alcista iniciada en 2009, podrá encontrarse un equilibrio entre los que empiezan a apostar por la recuperación, los cierres de cortos y los que ha claudicaron y están en liquidez, esperando que pase lo peor para comprar de nuevo.

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar. Ni el presente documento ni la información en él contenida forman parte de una campaña publicitaria de suscripción o adquisición de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva ni constituye actividad publicitaria o promocional.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no es una recomendación, ni presta asesoramiento financiero personalizado.

Tampoco puede considerarse como sustitutivo de los Datos Fundamentales del Inversor (DFI) o de cualquier otra información legal preceptiva que deberá ser consultada con carácter previo a cualquier decisión de inversión. En caso de discrepancia, la información legal prevalece. Toda esa información legal estará a su disposición en la sede de Unicorp Patrimonio, S.V. y a través de la página web: www.unicorppatrimonio.es.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión. El inversor debe tener en cuenta que el mercado financiero es fluctuante y que, como tal está sujeto a variaciones. El precio de las inversiones (las cuales podrían cotizar en mercados ilíquidos) podría variar y el inversor podría no recuperar la cantidad inicialmente invertida.

Los destinatarios tomarán la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. es una empresa de servicios de inversión que se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+