Está claro que el efecto del Coronavirus se va a dejar notar en la economía y así lo hemos ido trasladando a nuestros clientes en las recientes jornadas de Banca Privada. El PIB del primer trimestre muy probablemente será negativo en la mayoría de economías mundiales, lo que provocará recesión técnica en importantes países como Japón, Alemania, Francia e Italia. La clave es saber si el efecto será temporal, o si por el contrario en el segundo semestre del año, las medidas que están tomando y tomarán los bancos centrales y los gobiernos para reactivar la economía, conseguirán que la recesión sea sólo técnica y no provoque una masiva destrucción de empleo, que es la clave para seguir pensando que la tendencia de las bolsas continuará al alza o no tras la debacle actual.

Desde el punto de vista técnico, ayer el MSCI World tocó justo la base del canal alcista iniciado en 2019 que, además, coincide con la media de 200 semanas. Es una clara zona de compra y el RSI está en niveles de sobreventa similares a los que cotizaba en los tres últimos suelo de mercado. He señalado el porcentaje de las correcciones de 2011, 2016, 2018 y el actual. En todos los casos la bolsa global corrigió en torno al 20%. También he señalado los tramos de subida. Curiosamente también han sido tres los tramos de subida y en los tres caso las subidas han sido del entorno del 50%.

¿Estamos en una situación similar a la de 2012, 2016 o 2018? Hay que hacer un esfuerzo mental para tratar de situarnos en lo que vivimos en aquellos momentos. Si lo conseguimos, recordaremos que también parecía que las bolsas iban a seguir corrigiendo.

En 2012, la prima de riesgo de España alcanzó los 600 p.b. y el euro parecía que iba a desaparecer, hasta que Mario Draghi pronunció las palabras mágicas “haremos todo lo posible para salvar el euro” y las bolsas mundiales desplegaron un tramo alcista del 50%.

En el verano del 2015 las bolsas cayeron un 20%, por el miedo a la desaceleración de China, un miedo que se aceleró en el inicio de 2016, cuando el petróleo corrigió por debajo de 30 dólares y los mercados descontaban una clarísima recesión económica.

La más reciente, la del último trimestre del 2018, incluso parecía peor que esta, puesto que no hubo activo que ofreciera rentabilidad positiva, el único refugio parecía la liquidez. Se generó una tormenta perfecta, puesto que las bolsas descontaban recesión económica y la rentabilidad de los bonos subía porque los bancos centrales descontaban subida de tipos.

Si hay algún método para saber si la situación actual es similar a otras vividas es mediante el VIX, que es el principal indicador del miedo. Esta semana el VIX ha alcanzado niveles del 50%. Actualizo el gráfico en el que se aprecia que siempre que ha estado en niveles similares, la bolsa ha formado un suelo de mercado. Así ocurrió en los tres últimos casos.

En el siguiente gráfico, hemos calculado qué comportamiento ha tenido el S&P500 a un año vista cada vez que el VIX ha superado el nivel del 35%. Desde 1990, que es desde que tenemos datos, el VIX ha estado por encima del 35% en 227 ocasiones. La línea azul marca el porcentaje de revalorización hasta los máximos de los 12 meses siguientes desde el momento de pánico, y la línea roja marca los mínimos de esos 12 meses.

La media de revalorización es del 31,38% y la media de las caídas adicionales ha sido del 13,07%. Es decir, a pesar de que se entre en buen momento, el mercado puede seguir corrigiendo en los 12 próximos meses, pero hay una proporción casi de 3 a 1 en cuanto al binomio rentabilidad riesgo. Y lo que es más importante, solo en 5 de as 227 ocasiones similares en las que el VIX ha superado el 37%, el S&P500 no ha dado oportunidad de salir a un precio superior al de entrada. Todas fueron en 2018, con la caída de Lehman Brother, que el mercado no hizo suelo hasta marzo del 2009.

En cuanto a nuestras carteras, mantenemos los riesgos sin importantes cambios. Cabe resaltar, que ya teníamos unas carteras mucho más conservadoras que los índices de referencia, puesto que desde el verano pasado hemos estado rotándolas hacia fondos de renta variable de corte más defensivos, ante la posibilidad de que estuviésemos en el final de ciclo. Nuestra visión desde hace meses era la de vigilar el mercado para incrementar riesgos si se producían correcciones. En la siguiente tabla podemos ver las rentabilidades acumuladas a cierre del viernes pasado.

La cesta de fondos Global, que es el perfil más arriesgado corrige un 4,63% en el año, la Crecimiento con un 50% de exposición a renta variable corrige un 2,71% mientras que los dos perfiles de riesgo más conservadores (Cartera Conservadora y Cartera equilibrada) corrigen menos del 1%. En la siguiente tabla observamos el comportamiento de los índices a la misma fecha, donde se observa que los batimos claramente en todas los plazos de estudio. Tanto en las subidas como ahora en las bajadas. Destacar que el índice de la cesta global corrige un 10,2% en el año mientras que el de la cartera Crecimiento corrige un 6,75%.

De momento no tenemos pensado aumentar riesgos en nuestras cestas, en tanto no se empiecen a reducir los índices de volatilidad. Pero, según datos históricos similares, la principal conclusión a la que llegamos, es que cuando la volatilidad es tan alta, nunca se deben reducir riesgos. El mercado, si se tiene paciencia, da oportunidad de poder reducirlos a precios más altos en el 97,8% de las ocasiones (solo en 5 veces de las 227 no hubo oportunidad de rebote).


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar. Ni el presente documento ni la información en él contenida forman parte de una campaña publicitaria de suscripción o adquisición de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva ni constituye actividad publicitaria o promocional.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no es una recomendación, ni presta asesoramiento financiero personalizado.

Tampoco puede considerarse como sustitutivo de los Datos Fundamentales del Inversor (DFI) o de cualquier otra información legal preceptiva que deberá ser consultada con carácter previo a cualquier decisión de inversión. En caso de discrepancia, la información legal prevalece. Toda esa información legal estará a su disposición en la sede de Unicorp Patrimonio, S.V. y a través de la página web: www.unicorppatrimonio.es.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión. El inversor debe tener en cuenta que el mercado financiero es fluctuante y que, como tal está sujeto a variaciones. El precio de las inversiones (las cuales podrían cotizar en mercados ilíquidos) podría variar y el inversor podría no recuperar la cantidad inicialmente invertida.

Los destinatarios tomarán la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. es una empresa de servicios de inversión que se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+