La semana pasada, el optimismo de los inversores de Estados Unidos alcanzó el máximo de los últimos meses. Concretamente, el porcentaje de inversores que piensan que la bolsa subirá los próximos seis meses, según encuesta semanal publicada por la AAII Investors, fue del 45,6%. Históricamente, cuando la tasa es superior al 50%, indica un exceso de optimismo y suele producirse un techo de mercado. En todo el 2019 no nunca superó el 50% y hay que remontarse a enero del 2018 para ver el último dato de esta encuesta con datos por encima de esta barrera (alcanzó un 59,7%).

El caso es que los inversores que responden a la encuesta de forma afirmativa, lo hacen porque han comprado renta variable, o porque tienen una alta exposición a renta variable. No se nos ocurre, que alguien que esté en liquidez, o esperando recortes para comprar, responda que piensa que la bolsa vaya a subir los próximos seis meses. Y ya sabemos que cuando todos los inversores han comprado, es muy complicado que las bolsas continúen subiendo de la forma tan vertical como lo vienen haciendo los últimos meses.

Estas subidas de los últimos meses responden a tres factores principalmente.

  • Menor riesgo de recesión económica, tras el frenazo de la desaceleración de los datos macro y mejoría en algunos indicadores adelantados.
  • Menor riesgo político, debido a la firma de la Fase I del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, y la victoria de Boris Johnson en las elecciones de Reino Unido, que reducen el riesgo de un Brexit duro.
  • Menor riesgo de subida de tipos de interés. Los bancos centrales, cambiaron el discurso en los últimos meses, bajando tipos o implementando nuevas medidas no convencionales de apoyo al mercado. Harán todo lo posible por conseguir que las expectativas de inflación y crecimiento se mantengan al alza.

Como quiera que estos tres factores seguirán generando un soporte a las bolsas a medio plazo, entendemos que el motivo de las caídas recientes de las bolsas tendrá efectos solo a corto plazo. El coronavirus chino, ha provocado una reacción bajista de las bolsas de China, y contagio al resto de índices bursátiles. Ciudades enteras en cuarentena es la primera vez que ocurre y justifican la recogida de beneficios que estamos viviendo en muchos mercados. En 2014 tuvimos la crisis que provocó el Ébola, con origen en Guinea y que también afectó a países limítrofes africanos y casos en Europa y Estados Unidos. Es pronto para saber el alcance de esta nueva “epidemia” y, sobre todo, la tasa de mortalidad de la enfermedad. En tanto no se tengan más datos, será complicado valorar los efectos de la misma en los mercados.

A priori, los soportes de corto y medio plazo de los índices bursátiles parecen estar bien definidos. Los inversores deberían tenerlos presentes, para así no ver la corrección como un riesgo sino como una oportunidad de compra. En las claves de hoy vamos a tratar de definir los niveles claves en los que entendemos que volverán a entrar los inversores, de forma más o menos decidida, en los mercados de renta variable.

S&P500. Desde mínimos del 2018, el índice ha subido más de un 40%. El primer soporte lo situaríamos en niveles entre 3150 y 3200 puntos (3%-5% desde niveles actuales). Ahí se sitúa la base del canal alcista de corto plazo.

A más largo plazo, la base del canal alcista iniciado en 2009, pasa por 2.850 puntos. Este sería el peor escenario desde el punto de vista técnico. Entre ese nivel y 3000 puntos hay soportes importantes, como los máximos del verano pasado y la media de 50 semanas. Hasta la media de 50 semanas hay un recorrido del 8,6%.

Eurostoxx 50 (con dividendos). Las medias de 50 semanas (7417 puntos) y 200 semanas (6833) coindicen con niveles de soporte importante. El primer nivel coincide con la zona de máximos de 2017 a 2019 y el segundo nivel coincide con la zona de mínimos relevante de ese mismo periodo y con la directriz alcista iniciada en 2009.

MSCI World. Presenta muchos soportes importantes, pero quizás sea la zona entre 2.200 y 2.250 puntos la más relevante. Ahí están los máximos del 2018 y 2019 y la línea que une mínimos desde final de 2018.

Emergentes. Entre 1.000 y 1.050 coinciden todas las medias móviles más relevantes del MSCI Emerging Markets. Es ahí donde rebotó, además, el índice en 2018 y 2019. Será complicado que esta nueva fase de recortes pueda llevar al índide más abajo. Además en torno a 950 puntos está la directriz que une los mínimos de 2009 y 2016, lo que entendemos que sería el peor escenario para estos mercados.

En definitiva, las correcciones que se iniciaron el viernes pasado en Estados Unidos, motivadas por el pánico sanitario del coronavirus de China, pueden generar la corrección que muchos inversores estaban esperando para incorporarse a un mercado muy alcista. Los recortes podrían volver a ser como los del año pasado, donde tuvieron una extensión máxima de una semana y recorrido del 3%-5%, o prolongarse un poco más hasta soportes más relevantes. En los gráficos hemos señalado cuales serían estos soportes, que se sitúan entre un 4% y 10% desde precios actuales, dependiendo del índice. Nuestras carteras tienen actualmente, en general, menos renta variable que los índices, y vemos los riesgos potenciales de corrección como una oportunidad de incrementar exposición si el mercado se acerca a los soportes comentados. De momento, no lo vemos como el inicio de una fase correctiva de largo plazo. Las autoridades monetarias y gobiernos cambiaron su discurso el año pasado para reactivar las economías, y van a seguir haciéndolo, ya que los datos macro mejoran, pero no de forma consistente.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar. Ni el presente documento ni la información en él contenida forman parte de una campaña publicitaria de suscripción o adquisición de acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva ni constituye actividad publicitaria o promocional.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no es una recomendación, ni presta asesoramiento financiero personalizado.

Tampoco puede considerarse como sustitutivo de los Datos Fundamentales del Inversor (DFI) o de cualquier otra información legal preceptiva que deberá ser consultada con carácter previo a cualquier decisión de inversión. En caso de discrepancia, la información legal prevalece. Toda esa información legal estará a su disposición en la sede de Unicorp Patrimonio, S.V. y a través de la página web: www.unicorppatrimonio.es.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión. El inversor debe tener en cuenta que el mercado financiero es fluctuante y que, como tal está sujeto a variaciones. El precio de las inversiones (las cuales podrían cotizar en mercados ilíquidos) podría variar y el inversor podría no recuperar la cantidad inicialmente invertida.

Los destinatarios tomarán la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. es una empresa de servicios de inversión que se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+