La temporada de publicación de resultados empresariales del tercer trimestre del 2018 está finalizando. Las expectativas no eran muy optimistas debido a las fuertes caídas que se habían producido en los principales indicadores macro, sobre todo los relacionados con la confianza empresarial, y de los consumidores. Sin duda, el auge de las tensiones entre China y Estados Unidos, así como la imposición de aranceles mutuos en agosto, se dejó notar en las expectativas de los analistas.

Esto ha posibilitado que, a pesar de que los resultados no han sido excesivamente optimistas, han mejorado las expectativas. En la renta variable, siempre hemos defendido, que el precio de los activos no se mueve en función de lo que se publique, sino de las expectativas. Así, se valoran más las sorpresas positivas o negativas que lo tendencia en sí de la publicación.

En Europa, han publicado 237 de las 300 compañías del Eurostoxx. Las ventas han repuntado un 3,3% respecto al tercer trimestre del 2018. Los beneficios lo han hecho en un +2,4%. Estos datos, como hemos comentado, han sido lo suficientemente buenos como para superar las previsiones de ventas en un 1,02% y los beneficios en un 1,8%. En Estados Unidos ocurre lo mismo. Ya han publicado 447 compañías del S&P500 con ventas que han superado el dato del 2018 en un 3,75% y los beneficios han quedado por debajo en un -1,07%. Aquí se entiende mejor. Los Beneficios han caído en conjunto en un 1,07% (la primera vez que caen en los últimos años), pero han quedado nada menos que un 4,7% por encima de las estimaciones.

En definitiva, las bolsas han reaccionado subiendo a una temporada de resultados empresariales débiles. En general, lo que puede estar descontando el mercado es que el resultado de las compañías está mejorando a pesar de la coyuntura negativa y, sobre todo, que el menor riesgo geopolítico relacionado con la guerra comercial y el Brexit, podría provocar que los próximos resultados incluso mejoren respecto al actual.

Sin embargo, los analistas siguen siendo pesimistas respecto a la publicación de próximos resultados empresariales. En el siguiente gráfico podemos ver la evolución del MSCI World (línea negra) frente a la tendencia estimada de Beneficios por acción a 12 meses (línea azul). En naranja el BPA estimado en función de los anteriores parámetros. Se puede ver que la tendencia de BPA es lateral bajista desde final del año pasado, y no se aprecia un repunte de los mismos tras la publicación de estas semanas. Esto provoca que el fuerte tirón alcista de este año de las bolsas está encareciendo en términos de PER estimado. Hoy el MSCI World cotiza cerca de los máximos  alcanzados a final del 2017.

Por zonas geográficas, en el S&P500 vemos que también los BPA estimados llevan meses en un movimiento lateral (algo más alcista que en el MSCI World). En el gráfico señalo que la situación de los BPA es similar a la que se vivió en 2007-2008, 2011-2012 y 2015-2016. Curiosamente estos tres periodos coincidieron con las fases de ralentización de la economía de Estados Unidos. En el primer periodo, esa ralentización se tradujo en recesión, pero en los otros dos periodos, la recesión se evitó y marcaron dos fuertes tramos de subida de las bolsas y de los beneficios empresariales.

La duda por tanto es, hacia dónde irán los BPA estimados los próximos trimestres. Si la situación macro sigue debilitándose, aumentará el riesgo de recesión y la situación se podría asimilar a la vivida en 2008. Es por esto por lo que entendemos que todos los agentes que intervienen en el comportamiento del mercado han cambiado el paso. Tanto gobiernos como Bancos centrales se muestran dispuesto a apoyar a la economía y, por contagio, a los mercados financieros. Incluso en las última semanas hemos asistido a un cambio en la manera de actuar o de comunicar los hechos, del presidente de Estados Unidos o China, o incluso los líderes de Reino Unido y la Unión Europea respecto al Brexit.

Si se recupera la confianza por parte de empresarios y consumidores, estamos seguros que la desaceleración macro actual se puede revertir. Y si esta se revierte, entonces aumenta muchísimo la probabilidad de que estemos en un escenario similar al vivido en los periodos 2011-2012 y 2015-2016. Estas últimas semanas estamos viendo como están mejorando los datos macro adelantados como son los PMI. El PMI manufacturero de Estados Unidos y China (línea verde de los dos gráficos de la izquierda) están mejorando desde hace algunos meses. En Europa y Alemania (parte derecha), los datos de PMI manufacturero están en mínimos de los últimos años.

El último dato publicado del PMI europeo y alemán la semana pasada, fue el primer que quedo mejor de lo esperado y del mes anterior en los últimos meses. Puede ser una noticia que empiece a adelantar que la actuación de los bancos centrales (políticas monetarias más agresivas) y de los gobiernos (plan de estímulo de Alemania principalmente), unido al menor riesgo político comentado, puede empezar a surtir efecto, y la situación macro actual haya podido marcar un suelo.

La desaceleración macro puede estar tocando suelo o, al menos, aumenta la probabilidad de que los próximos datos (aunque no sean positivos) superen estimaciones. Y, tal y como hemos comentado en los beneficios empresariales estimados, las sorpresas positivas son las que alimentan las subidas de los mercados.

Ojo, que hayamos asistido probablemente a lo peor, o que la desaceleración macro haya formado un suelo, no quiere decir que las bolsas estén baratas y tengan que seguir subiendo. Lo que queremos decir en este informe, es que no hay que ser tan pesimista hasta que no veamos que los beneficios por acción se vean afectados de forma negativa. Si los BPA estimados se mantienen estables o rebotan al alza, las bolsas seguirán teniendo un fuerte soporte. Y si están soportadas, cualquier corrección genera oportunidades. Con los PER estimados en zona de máximos de los últimos años, quizás no sea momento de incrementar riesgos, pero no estamos en una situación, de momento, de apostar fuertes correcciones de la renta variable.  Puede haber correcciones, como siempre en la renta variable pero, insistimos, mientras las compañías cotizadas sigan generando beneficios y estos sean mayores de lo esperado, las correcciones no provocarán un cambio de la tendencia alcista de largo plazo de las bolsas mundiales.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+