Fuente: artículo publicado en inBestia

Autor: Hugo Ferrer, fundador de inBestia

 

Como se señalado últimamente, en mi opinión, el riesgo de recesión en EEUU se ha ido elevando durante los últimos meses. Hay ocasiones en las que las recesiones son procesos rápidos ya que se desencadenan en unos pocos meses. En otras ocasiones son procesos más lentos. No hay una regla y lo único que cabe es monitorizar los indicadores más adelantados.

De momento, según estos indicadores más adelantados y que resumo en el siguiente indicador de difusión de indicadores adelantados, el riesgo de recesión alcanzó su máximo actual en el mes de agosto pasado (60%). Y si bien alcanzó la cota más elevada desde el año 2008, también es igual de cierto que no ha alcanzado el nivel (80%) que históricamente ha supuesto la llegada inminente o casi inminente de un proceso contractivo de la economía.

Indicador difusión indicadores adelantados de riesgo de recesión

De hecho, para hacernos una idea de cuánto puede retrasarse una recesión una vez alcanzado la cota del 60%, que es el nivel alcanzado el pasado mes de agosto, en el anterior ciclo expansivo se llegó al mismo nivel en octubre de 2006. Desde esa fecha el mercado alcista se prolongaría 12 meses y la recesión no llegaría hasta 14 meses después.

En cualquier caso, por mucho que se haya elevado el riesgo de recesión, no hay por qué pensar que ya está aquí. Al fin y al cabo, tal vez se trate de una de las mayores desaceleraciones económicas de la historia sin un proceso contractivo que la corone. Como dice el refrán, hasta el rabo todo es toro y siempre cabe la posibilidad de que los problemas no vayan a mayores.

Quizás, uno de los más precisos indicios de que una recesión efectivamente se desencadena, es el colapso de la confianza de los consumidores. Esto tiene sentido en una economía como la estadounidense, enfocada al sector servicios y donde el comportamiento agregado de los consumidores es el que dirige la economía. Siendo ellos el corazón del sistema, una vez que comienzan a percibir problemas, es porque efectivamente la recesión que se venia larvando, realmente se ha desencadenado. Dicho con una metáfora, el anciano paciente -el ciclo económico- finalmente sufre un colapso inmediato que le lleva a su fallecimiento.

De todas las métricas sobre la confianza de los consumidores, la más interesante es el llamado índice de condiciones actuales (present situation index) calculado por The Conference Board. Como podemos observar en el siguiente gráfico, cuando este índice -curva roja- comienza a declinar con fuerza, es porque ha comenzado una recesión.

ea7c2de28922160151013eea7082cdc2a4ad4d3c.jpg

Por ello, desde ahora esta métrica es una de las más relevantes para los observadores del ciclo económico en EEUU. Cualquier repunte será interpretado muy positivamente, un aplazamiento de la potencial recesión. Y lo contrario será igualmente cierto, cada caída desde aquí será interpretado por muchos como una confirmación de la entrada en recesión de la economía estadounidense.

La próxima actualización de esta métrica será el martes 29 de octubre.

 


 

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+