En los mercados financieros, uno de los mejores activos que nos dan pistas sobre el apetito por el riesgo de los inversores, son las divisas refugio. Históricamente, cuando los inversores tienen miedo por el ciclo económico o riesgos políticos, suelen comprar bonos del tesoro o se refugian en el oro, o en divisas como el Yen japonés, el Franco Suizo, o incluso el Dólar de Estados Unidos. El proceso suele ser pasar de divisas más desarrolladas a Franco o Yen, y de emergentes a Dólar.

En las últimas jornadas estamos asistiendo a una reducción clara de los riesgos políticos geopolíticos con el miniacuerdo entre Estados Unidos y China, y con el acuerdo firmado entre Boris Jonhson y la Unión Europea para evitar el Brexit duro. Aunque las bolsas no terminan de reflejar este menor riesgo y no han roto las resistencias de máximos anuales, sí que estamos observando una salida de los inversores de los activos refugio. La rentabilidad de los bonos del tesoro alemán y de Estados Unidos ha repuntado claramente en las tres últimas semanas. En Estados Unidos, casi toda la curva ha repuntado 25 p.b. desde mínimos de este mes. Lo mismo ocurre con el bono alemán, que ha pasado del -0.6% al -0.35% en sólo 10 sesiones.

En las divisas refugio ocurre igual. El Dollar Index ha corregido durante tres semanas consecutivas tras acercarse a la resistencia de 100 puntos, tal cual se observa en el gráfico siguiente.

El dólar se ha depreciado respecto a la divisas de países desarrollados, pero también lo hace respecto a emergentes, lo que suele ser una señal bastante positiva. Actualizamos el gráfico en el que comparamos la evolución del dólar respecto a las principales divisas emergentes y el índice principal de renta variable emergente MSCI Emerging Markets. El comportamiento histórico es inverso. Cuando el dólar se revaloriza, el índice de renta variable suele corregir, y viceversa.

El Franco suizo es otra divisa que estaba muy fuerte en los últimos meses. Desde principios del año pasado, cuando comenzaron las tensiones entre China y Estados Unidos, el Franco pasó de 0,83 a 0,92 euros por franco. Desde inicio de mes el Franco está corrigiendo.

La figura del Franco es similar a la inicial que hemos visto del Dollar Index. Una corrección, pero las tendencias de ambos siguen siendo alcistas a largo plazo. Es decir, aunque estamos asistiendo a una salida de los inversores de activos refugio, el movimiento es similar a otros que se han producido a lo largo de los últimos meses. Para confiar en que los activos de riesgo (las bolsas en general) puedan romper máximos anuales, debería continuar el movimiento comentado de salida de los inversores de activos refugio. En el siguiente gráfico, por ejemplo, vemos que el Yen ha corregido frente al Dólar a una clara zona de soporte . Los niveles actuales coinciden con los mínimos de junio-agosto de este año, y quedan cerca de las medias de 200 y 500 sesiones, así como de la línea que une mínimos de los últimos meses.

En definitiva, se ha iniciado este mes un movimiento a favor de los activos de riesgo, gracias a cierta dilución de los riesgos políticos. Las bolsas también han reaccionado al alza y han llevado al MSCI World (el índice que venimos vigilando desde principios de año) de nuevo a máximos anuales. Este índice (ver gráfico siguiente) puede romper al alza esta resistencia y dirigirse a niveles próximos a 2.500 puntos, pero para que esta ruptura sea sostenible y fiable, entendemos que debe continuar el movimiento de salida de los inversores de los activos refugio. Si, tal y como ha venido sucediendo los últimos meses, los inversores vuelven a comprar bonos (que ahora ofrecen más rentabilidad que hace 15 días) o se refugian en el Yen o Franco Suizo, o salen de emergentes para refugiarse en el Dólar, será complicado que las bolsas se mantengan por encima de los máximos actuales.

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+