Vuelve la complacencia en los inversores de renta variable

Si en nuestro informe de septiembre resaltábamos el buen comportamiento de los mercados de renta variable a pesar de todos los acontecimientos geopolíticos negativos, este mes los activos de riesgo han seguido comportándose bien, a pesar de que los datos macro publicados siguen empeorando. En la siguiente tabla podemos ver que todos los índices de renta variable han tenido comportamiento positivo o muy positivo (tabla de la izquierda), mientras que la mayoría de activos de renta fija (tabla central) han sufrido correcciones.

Tabla 1: Evolución de los principales índices de renta variable y renta fija en septiembre y acumulado anual.

Sin duda, un comportamiento llamativo ya que los indicadores macro adelantados de Alemania y Reino Unido señalan que sus economías podrían entrar en una recesión técnica cuando se publiquen los datos del PIB del tercer trimestre (a principios de noviembre). Por sectores se observa que los más defensivos, como consumo básico, consumo discrecional o salud, han corregido o repuntado muy poco. Sin embargo, los sectores más castigados en el año como el bancario han repuntado casi un 9% en septiembre.

Uno de los motivos por los que pueda estar produciéndose este comportamiento positivo de la renta variable más cíclica o agresiva frente a una compleja situación geopolítica y macroeconómica se debe a cierta complacencia por parte de los inversores. Los inversores pueden estar apostando que el deterioro actual provocará más medidas expansivas por parte de los Bancos Centrales, e incluso de los propios gobiernos. En cierta medida volvemos a entrar en la dinámica del periodo 2010-2017 de “cuanto peor, mejor”. Este año nos encontramos ante una situación inversa a la del año pasado. En 2018 los mercados corrigieron con fuerza, precisamente porque los Bancos Centrales, lejos de apoyar a la economía, cambiaron su discurso y apostaron por la normalización monetaria. A la vista de lo ocurrido, los mercados no estaban preparados para ello.

Este año volvemos a tener toda la maquinaria apoyando a la economía e, indirectamente, a los mercados financieros. Y esta vez, no solo los Bancos Centrales. En septiembre, Alemania ha anunciado un programa valorado en 54.000 millones de euros para combatir el cambio climático. Analizando este programa, realmente es un paquete de estímulos a su industria automovilística, que representa un alto porcentaje del PIB alemán. BMW ha firmado un acuerdo con Jaguar Land Rover para tratar de situarse en el proveedor mundial líder de electromovilidad. Volkswagen por su parte tiene previsto invertir 30.000 millones en los próximos años para la fabricación de vehículos eléctricos. Prevé el lanzamiento de 70 modelos eléctricos en los próximos 10 años. El plan alemán fomentará por tanto, vía ayudas, las compras de vehículo eléctrico y subirá impuestos al diésel y gasolina, para incentivar la venta de vehículos nuevos.

China por su parte lleva meses anunciando medidas económicas expansivas y ha devaluado su divisa para ganar competitividad. Los últimos datos macro reflejan cierta mejoría de su economía a pesar de los aranceles. También en septiembre el gobierno de India ha reducido el Impuesto de Sociedades del 30% al 25% para frenar la desaceleración. Estados Unidos de momento no ha anunciado ninguna medida especial, pero Donald Trump sigue presionando las últimas semanas a la FED para que sea más agresiva bajando tipos. No en vano, actualmente EE.UU. es el país desarrollado con los tipos de interés más altos, e incluso hay algún país emergente con tipos oficiales más bajos. Powell, Presidente de la FED, parece recoger el testigo y ha bajado los tipos en las dos últimas reuniones (julio y agosto), y todo apunta a que también los podría bajar en la reunión de octubre.

En los siguientes gráficos observamos que el declive desde principios del año pasado se está produciendo en indicadores relacionados con la confianza empresarial (confianza y producción industrial). La confianza del consumidor, consumo minorista, desempleo y sector inmobiliario de momento presentan buenos datos en los principales mercados.

En octubre, se podría restablecer la confianza empresarial tan pronto como se vislumbre un acuerdo, aunque sea de mínimos, entre el gobierno chino y el norteamericano. Nuevas medidas de gobiernos, o más apoyo de los bancos centrales y, por supuesto, buenos cifras de resultados empresariales del tercer trimestre, serían un argumento más que suficiente como para seguir dando soporte a la renta variable, puesto que se evitaría la temida recesión económica o que esta sea muy leve. De lo contrario, la volatilidad imperará y podríamos asistir a un ajuste severo de los índices bursátiles, pero no estimamos un cambio de tendencia porque nos mantendremos de nuevo en un contexto de “cuanto peor, mejor”, y esta vez la rentabilidad de los activos sin riesgo vuelve a estar en mínimos históricos, lo que seguirá obligando a los inversores a asumir riesgos en sus decisiones de inversión. En nuestras carteras mantenemos una visión cauta de la situación actual pero, a su vez, optimista a medio plazo. Habrá correcciones en renta variable, como siempre las ha habido, pero con todos los agentes del mercado apoyando a la economía, los recortes bursátiles volverán a ser magníficas oportunidades de incrementar riesgos en cartera.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+