Autor: Julián Muñoz Ortega, Director de Información Financiera y Fiscal de Unicaja

Fuente: Resumen de artículo publicado en Uniblog

 

 

El artículo publicado por Julián Muñoz, Director de Información Financiera y Fiscal de Unicaja, comienza identificando la finalidad de los poderes públicos al aplicar los denominados “impuestos ecológicos o medioambientales”, que no es otra que castigar fiscalmente prácticas que son perjudiciales para el entorno en el que vivimos.

Y para ello, las autoridades públicas se fijan objetivos tales como incrementar los costes de las fuentes de energía no renovables, gravar el consumo de bienes contaminantes o premiar las conductas sostenibles.

Esta categoría de impuestos encuentra su origen a mediados de los años 60 del pasado siglo, pero no es hasta los años 70 cuando el debate se expande con mayor importancia a nivel político, alcanzando su punto álgido con la Cumbre de Río de 1992 y su lema ‘quien contamina debe pagar y restaurar’. Es a partir de entonces cuando los países desarrollados comienzan a aplicar en mayor o menor medida los impuestos medioambientales.

En España, representan un 8% de la recaudación total de impuestos, para unos una cantidad importante, y para otros mejorable o insuficiente.

Asociaciones ecologistas como Greenpeace pretenden ir más allá y crear impuestos como por ejemplo el impuesto a la pernoctación.

El artículo concluye invitando a los lectores a reflexionar sobre la conveniencia del Estado de incrementar sus fuentes de financiación mediante los impuestos ecológicos, a cambio de disminuir los impuestos sobre el trabajo y conseguir que nuestro sistema fiscal no dependa tanto de éste último factor.

Para leer el artículo original, pulse aquí.


 

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+