Donald Trump pretende defender el lema de su campaña cueste lo que cueste. “American First” es su mantra, de ahí que insista en imponer aranceles, y en presionar a la FED para que baje tipos. Con los aranceles persigue encarecer las importaciones, para que las compañías norteamericanas ganen competitividad frente a los productos chinos más baratos. Con la bajada de tipos, el objetivo es depreciar el dólar para igualmente hacer más competitivos los productos norteamericanos vía precios para los importadores extranjeros. La última estrategia que ha dejado caer esta semana es su pretensión de obligar a las empresas de Estados Unidos a salir de China. El viernes ordenó a las empresas norteamericanas a buscar “inmediatamente” alternativas al país asiático. Una medida que economistas y analistas han puesto en cuestión, pero que desde la Casa Blanca defienden que es posible.

Sea lo que fuere, resulta que el dólar no se deprecia, sino que sigue mostrándose cada vez más fuerte. Y lo hace sobre todo frente a las divisas emergentes. En el siguiente gráfico podemos ver la evolución del dólar frente a la mayoría de divisas emergentes. De nuevo, el repunte del dólar de este mes de agosto coincide con la caída del índice MSCI Emerging Markets.

Los países emergentes siguen manteniendo expectativas de crecimiento más altas que las de los países desarrollados, y son muy pocos los que ponen en duda que este año y el próximo habrá crecimiento de la economía global (entre el 2,5% y 3%) gracias a los emergentes. Pero una vez más, cuando se habla de ralentización macro, o incluso de recesión, los inversores internacionales, buscan refugio en las monedas más robustas, y el dólar sigue siendo una de las preferidas. Sobre todo cuando tiene tipos de interés muchísimo más altos que los del resto de monedas refugio (yen japonés, libra, euro y franco suizo).

Precisamente en el siguiente gráfico comparamos la evolución del dólar frente al resto de divisas de países desarrollados. El dólar se revaloriza frente a la libra y frente al Euro en las últimas semanas. Sin embargo, se deprecia frente al yen y al franco suizo.

Y es que la libra y el euro no pasan por sus mejores momentos. El Brexit y los datos macro sobre todo alemanes, no están haciendo un gran favor a las divisas europeas. Sin embargo llama la atención que tanto el yen como el franco suizo se muestren más fuertes que el dólar. Claramente refleja que los inversores están buscando refugio a toda costa, a pesar de que la rentabilidad de los bonos de ambos países estén en mínimos históricos. Hoy cotiza el bono suizo a 10 años al -1,01% y el japonés al -0,28%.  En el plazo de dos años cotizan al -1,14% y -0,30% respectivamente por lo que también muestran pendientes de la curva prácticamente planas.

En definitiva, mientras más miedo haya a una recesión o ralentización macro, mejor le irá al dólar. Si realmente el presidente del gobierno de Estados Unidos pretende un dólar más débil, debería afrontar un acuerdo definitivo con China que evite la espiral de subidas de aranceles y auge del proteccionismo. Pero claro, eso beneficiaría a emergentes y el mundo en general. Habrá que ve en los próximos meses, si Trump sigue pretendiendo eso de América primero, aunque eso signifique una América peor.

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+