Tras la reunión del G-20 de final de junio, las bolsas de Estados Unidos han marcado nuevos máximos históricos. En cierta medida, gran parte del mercado descuenta que tanto Estados Unidos como China están dispuestos a negociar y buscar un acuerdo comercial positivo para ambos contendientes o, al menos, no están dispuestos a inmolarse siendo los responsables de una nueva recesión económica global. Además, a diferencia del año pasado, los bancos centrales se han olvidado de la necesidad de una normalización monetaria y, en vez de trasladar mensajes de subidas de tipos, apuestan por bajadas. Claramente estos son los dos argumentos que están llevando a los inversores a incrementar riesgos en sus carteras, y la justificación para estos nuevos máximos bursátiles.

En este sentido, la duda es si estas subidas de las bolsas ya descuentan la bajada de tipos de interés y el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. En las claves de hoy, vamos a analizar el comportamiento técnico de las bolsas y el PER al que cotizan. De esta forma podemos ver si la tendencia alcista sigue intacta por un lado, y por otro lado poder predecir si las nuevas subidas han llevado a los índices a cotizar a ratios históricamente “caros”. Estamos en el mes de julio, cuando se van a publicar los resultados de las principales compañías del segundo trimestre. El segundo trimestre ha venido marcado por el repunte de los riesgos de recesión, las complicaciones del Brexit, los nuevos aranceles por sorpresa a las importaciones chinas, el boicot a Huawei, el ataque de dos petroleros en el golfo de Omán y, sobre todo, el cambio de discurso de los bancos centrales. En este contexto, la confianza de empresarios se ha visto claramente afectada, por lo que será clave analizar la evolución de los resultados empresariales.

Comenzando nuestro análisis por el S&P500, vemos que efectivamente el índice está rompiendo máximos históricos. En la evolución, desde el punto de vista técnico se observa que el S&P500 sigue claramente el canal alcista que venimos señalando desde hace mucho tiempo. La clave está en que, a pesar de estar en máximos históricos, el S&P500 cotiza a un PER bastante más bajo que lo hacía a principios del año pasado (el PER es la línea azul), cuando se produjo la última gran corrección del mercado. Estamos más altos, pero las empresas ganan más, por lo que el S&P500 hoy no está más caro que el año pasado. La clave es si los BPA crecerán o decrecerán desde los niveles actuales, y por eso comentamos que este trimestre debería ser clave.

El MSCI World, que es el índice que venimos observando desde principios de año, como indicador líder del movimiento de las bolsas, observamos que cotiza hoy justo en la zona de techo del lateral que hemos comentado como escenario más probable este año (hemos defendido un lateral entre 2.000 y 2.200 puntos). ¿Puede este índice romper al alza este lateral y dispararse por encima de los máximos históricos? Si vemos la evolución del PER del MSCI World observamos que cotiza lejos de los máximos de los últimos años. Es decir, que la bolsa global cotiza en zona de máximos históricos, pero las subidas vienen justificadas por el alza de los beneficios.

En Europa, tenemos al Eurostoxx 50 (con dividendos) en zona de máximos históricos. Al igual que ocurre con los dos anteriores, la bolsa europea cotiza a un PER (17,3) lejos de los máximos marcados en los últimos cinco años. Es decir, aunque la bolsa no está barata, tampoco lo está cara. Si en los próximos meses o semanas, se consigue evitar que la desaceleración derive en recesión, y las empresas cotizadas consiguen beneficiarse de un crecimiento de la economía global en torno al 3%, la ruptura de los máximos históricos tendría justificación plena.

Los mercados emergentes (MSCI Emerging Markets) cotizan lejos de máximos históricos, pero esta semana están justo en la línea que une máximos desde el año pasado (nivel de resistencia). Cotizan a un PER atractivo y lejos de los máximos de los últimos años, lo que indica que hay potencial de ruptura al alza.

Por tanto, a la vista de los gráficos estudiados, las bolsas no están caras a pesar de estar en máximos históricos. La clave, como casi siempre estará en los resultados empresariales. Si estos consiguen batir expectativas o simplemente no defraudan, y los bancos centrales mantienen sus políticas monetarias expansivas, podemos vivir un segundo semestre del año positivo para las bolsas mundiales. Se da la paradoja de que estos máximos históricos de las bolsas coinciden con elevados niveles de las primas de riesgo de las bolsas, debido a los tipos tan bajo, sobre todo en Europa. En el siguiente gráfico mostramos la evolución de la prima de riesgo de las bolsas calculada como el inverso del PER estimado al que cotizan las bolsas menos la rentabilidad del bono a 10 años. Los índices europeos están en niveles cercanos a los vividos en el verano del 2016, que fue suelo de mercado. Esto indica, que a pesar de estar en máximos, la bolsa cotiza muy atractiva respecto a los bonos, y es esto lo que persiguen los bancos centrales con su estrategia.

 

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+