Fuente: Artículo publicado en inBestia

Autor: Ángel Martín Oro. Editor jefe de inBestia

Desde hace años que se viene escuchando el pronóstico de que la bolsa de Europa lo hará mejor que Estados Unidos por la valoración más exigente de ésta frente a aquélla. Pero eso no acaba de ocurrir (aunque este año van casi empatadas), lo que puede ser por varias razones.

S&P 500 en azul, Stoxx 600 en morado. Son índices que no incluyen dividendos, lo que perjudica al índice europeo dado que la rentabilidad por dividendo de éste es superior al del índice americano.

La primera es que el argumento de las valoraciones más atractivas de la bolsa europea sea discutible… Como ha argumentado Lawrence Hamtil, uno debe ser cuidadoso al analizar las valoraciones relativas de mercados distintos, porque puedes estar comparando peras con manzanas, es decir, índices cuya composición sectorial sea muy diferente. El ejemplo de EEUU vs Europa es muy claro, porque el primero tiene un importante peso en tecnología (que suele estar justificado que cotice a ratios más altos) y el segundo en bancos o autos (donde ocurre lo contrario), por lo que por esas diferencias sectoriales parte del diferencial de valoraciones ya estaría justificado…

Pero yendo más allá, una de las razones de este underperformance es el pobre crecimiento de las ventas que estamos viendo entre las empresas europeas, muy por debajo al de las estadounidenses. En el primer trimestre 2019 se estima que apenas crezcan el 1% interanual frente al 5% del S&P 500.

Fuente: Macro Risk Analyst.

La campaña más reciente de presentación de resultados está dejando clara esta divergencia, como muestra la siguiente tabla de Alex Fusté, economista jefe global de Andbank:

En ella vemos que con los datos disponibles a 16 de mayo, las empresas del mercado americano crecieron en beneficios un 6,3% en el primer trimestre de 2019, frente a contracciones de casi el 14% en Francia o cerca del 18% en Alemania…

Otra de las razones del peor comportamiento de Europa frente a EEUU es el nivel de rentabilidad sobre recursos propios (RoE) de las compañías, que como puede verse en el gráfico es muy superior en el mercado americano:

Fuente: Alex Fusté

En definitiva, la bolsa estadounidense sigue manteniendo un mejor comportamiento que la europea, en base a datos fundamentales… si bien tampoco hay que caer en el popular “sesgo de lo reciente” y pensar que este outperformance de EEUU durará eternamente.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+