Fuente: Resumen de artículo publicado en Uniblog

Autor: Francisco J. Vilches Varo, Licenciado en Administración y Dirección de Empresas

 

La ineludible necesidad de producir alimento suficiente y de calidad y la avanzada edad de los productores agrarios españoles son dos circunstancias que pueden animar a emprender en el sector agrario

Hay dos circunstancias que nos pueden hacer pensar que el emprendimiento en el sector agrario puede ser una buena alternativa de futuro.

  1. La necesidad de producir alimento suficiente y de calidad para abastecer a toda la población.
  2. La edad de los productores agrarios españoles que, según los últimos datos, muestra que el 38,14 %, 258.956 personas entre hombres y mujeres de los perceptores de ayudas directas de la Política Agraria Común en 2017 tenían más de 65 años.

El emprendimiento en el sector agrario es, además, una gran oportunidad para aquellas personas con inquietudes empresariales e inconformistas ante el empleo por cuenta ajena:

  • Inquietudes empresariales, porque cada día es más imprescindible la rigurosa gestión empresarial de las explotaciones agrarias.
  • Inconformistas ante una situación positiva de empleo por cuenta ajena en España en la actividad de la agricultura y pesca.

Todo ello nos hace presagiar que, aventurarse a emprender en el sector agrario puede ser una gran oportunidad, aunque no ajena de dificultades, a pesar de la existencia de ayudas de distinta índole aportadas para ello por parte de las distintas administraciones públicas.

Motor dinamizador para evitar la despoblación rural

En España, las administraciones públicas, tanto la central como las autonómicas, son conscientes de la necesidad de incentivar el emprendimiento en el sector agrario para su mantenimiento futuro y como motor dinamizador para evitar el despoblamiento en las zonas rurales. Para ello, dedican un gran esfuerzo para incorporar jóvenes al sector y fomentar la creación e inversión en nuevas explotaciones agrarias.

A pesar de todas las ayudas, la gran dificultad y el principal problema a la hora de emprender en el sector para aquellos que se quieren dedicar a gestionar una explotación agrícola sigue siendo el acceso a la tierra tanto por la poca disponibilidad como por su elevado coste.

Además, el sector agrario está permitiendo, y va a seguir permitiendo, directamente, el emprendimiento a profesionales de otros sectores, fundamentalmente los relacionados con la tecnología y la comunicación aplicada a la agricultura.

Tecnología y comunicación aplicadas al sector agrario

Las mejoras necesarias en las explotaciones agrarias deben estar destinadas a la búsqueda del incremento de la productividad, su sostenibilidad futura y la eficiencia de las mismas y están directamente vinculadas al empleo y la aplicación de las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, big data, drones, etc.

Por otro lado, los sectores relacionados con la comunicación, marketing y redes sociales aplicados al negocio agrario tienen el reto de incrementar la visibilidad del sector entre la población en general y transmitir a los usuarios información suficiente para que puedan tomar sus decisiones de compra adaptadas a sus hábitos de consumo.

Cada día es mayor la necesidad de los consumidores de conocer con detalle los productos que adquieren en cuanto a su origen o procedencia, el método de producción empleado y su huella de carbono, entre otros. Quizá estos ámbitos pueden ser nuevos nichos de emprendimiento profesional en el sector agrario, adicionales a los que le corresponden tradicionalmente.

 

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+