Han pasado más de tres años desde que el BCE bajase los tipos de interés al 0%. Pero es que ya en 2014 (hace cinco años), Draghi se encargó de avisar al mercado que haría todo lo posible para conseguir el objetivo de inflación del organismo que presidía, bajando tipos dos veces hasta el 0,05% y anunciando un programa de recompra de activos que comenzó en marzo del 2015. Nunca antes en la historia del organismo encargado de velar por la estabilidad monetaria europea, los tipos de interés estuvieron tanto tiempo sin movimiento. Trichet (anterior presidente) no se atrevió a bajarlos más del 1% a pesar de la gran crisis financiera del 2009, tal y como se aprecia en el siguiente gráfico.

En este gráfico comparamos la evolución de la Tir de los bonos alemanes a 2, 10 y 30 años (líneas gris, azul oscuro y claro respectivamente) con las expectativas de inflación a 5 y 10 años (verde y rosa), y los datos de inflación (en rojo el IPC y naranja la subyacente). En negro el precio oficial del dinero. A largo plazo se aprecia la clara correlación que hay entre todos estos factores, pero evidentemente son los tipos de interés oficiales los que van marcando la pauta. Antes de la crisis del 2007, ya la tendencia de los tipos de interés era a la baja, lo que explica que la tir de los bonos alemanes haya pasado del 8% de la década de los 90 al 0% actual.

El año pasado la tir de los bonos hizo amago de cambio de tendencia ante la expectativa de que este mismo año, el BCE subiese tipos. El cambio de discurso de los bancos centrales en el año actual ha llevado de nuevo a los bonos a acercarse de nuevo al precio oficial del dinero. El bono alemán quizás ha corregido en exceso por ser un activo refugio y los amagos de crisis (sobre todo política) en Europa, lo han hecho un activo muy atractivo. Sin embargo, tal y como se aprecia en el gráfico siguiente, también los bonos españoles han visto caer este año, la rentabilidad a zona de mínimos históricos en todos lo plazos principales. En el gráfico el repunte del bono a cinco años se ha producido esta semana por el cambio de referencia a una con una duración mayor.

Tras lo expuesto, a pesar de llevar tantos años con los tipos de interés en mínimos históricos, y que la inflación subyacente en la eurozona lleva más de cinco años moviéndose en torno al 1%, los inversores no terminan de ser conscientes que en Europa los tipos de interés están bajos. El bono español a 10 años cotiza hoy por debajo del 1%, nivel que no se perforó a la baja consistentemente ni siquiera en el 2016.

¿Estas rentabilidades son muy bajas? Evidentemente son rentabilidades muy bajas si las comparamos con las medias históricas. Pero si tenemos en cuenta que los tipos de interés podrían estar en los niveles actuales mucho tiempo, quizás no sean extremadamente bajas. La rentabilidad de los bonos de España podría seguir confluyendo a la de los bonos alemanes por lo que en el mercado podría seguir habiendo inversores dispuestos a seguir comprando nuestros bonos. Mientras más inversores sean conscientes de que los tipos de interés en Europa se mantendrán en torno al 0% mucho tiempo, menos riesgos hay en la inversión en renta fija.

Eso sí, menos riesgos y menos rentabilidad es lo que se espera a partir de ahora en la renta fija. Pero la alternativa es la rentabilidad negativa. No obstante en renta fija no todo es invertir en bonos de gobierno. Los bonos corporativos en Europa y resto del mundo siguen ofreciendo un plus de rentabilidad sobre los bonos de gobierno. Los bonos de grado de inversión ofrecen (a duraciones en torno a cinco años) una rentabilidad hoy del 0,72%; 3,66% y 5,35% dependiendo de si son emisores de la Eurozona, de Estados Unidos o Emergentes. Si aumentamos el riesgo de crédito y optamos por high yield la rentabilidad para estas mismas zonas geográficas sería del 3,98%, 6,15% y 7,75%.

Tal y como se aprecia en el siguiente gráfico de la rentabilidad que ofrece actualmente invertir en un índice diversificado de los bonos comentados, sólo la rentabilidad de los bonos de grado de inversión europeos está en zona de mínimos históricos. El resto aún cotiza lejos de los mínimos vividos en el periodo de 2013-2016.

Una cartera diversificada de bonos que pertenezcan a los índices anteriores, ofrecería una rentabilidad entre el 3% y 5%. Si no queremos asumir riesgo divisa, hay que asumir riesgo de crédito para obtener rentabilidades superiores al 3%. Pero un riesgo de crédito bien diversificado puede ser una buena opción para la parte conservadora de las carteras. Estamos en una situación en la que el cupón es la principal fuente de ingresos de la renta fija y, si se consigue evitar que la desaceleración económica finalice en recesión, el riesgo de impago de los emisores quedará muy reducido.

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+