Hoy es el último día del mes de abril. Es decir, ha pasado ya el primer tercio del 2019, y las bolsas siguen imparables el rebote que se inició en enero. Contra pronóstico, los principales índices de renta variable han seguido subiendo en abril sin que haya habido amago de una corrección, ahora soñada por muchos inversores que se han quedado fuera del movimiento alcista. Es innato al sentimiento inversor. Gran parte del movimiento de las bolsas se debe a un componente psicológico. El pánico siempre suele acelerar las correcciones y la euforia las alzas. El miedo a estar fuera de las subidas suele afectar más a la psico del inversor que el estar dentro en una caída. Eso de ver al vecino ganar dinero mientras estás en liquidez no suele llevarse bien.

En definitiva, que desde el primer repunte fuerte de las bolsas de enero, muchos inversores deshicieron posiciones esperando nuevas correcciones. Otros  vendieron o se pusieron cortos esperando a que los temores a recesión, el Brexit o las elecciones en Europa provocasen fuertes caídas. El caso es que hay muchísima liquidez en el mercado esperando que las bolsas se tomen un descanso para participar de nuevo en la fiesta alcista que estamos viviendo en este ejercicio. Así, sin apenas descanso desde la última semana de diciembre, los índices bursátiles norteamericanos han recuperado todas las pérdidas del 2018 y ya cotizan en máximos históricos.

Pero como veremos hoy, no sólo los índices de Estados Unidos están en máximos. Si tenemos en cuenta que la fuente de rentabilidad de la renta variable no es sólo la evolución del precio, sino los dividendos, vemos que en Europa el Eurostoxx 50 también está en máximos históricos, y no es el único índice. En estados Unidos está claro que si incluimos el dividendo, tanto el DOW Jones Industrial como el S&P500 están en máximos históricos.

Evolución del S&P500 incluyendo dividendos. Con dividendos el canal alcista de los últimos 10 años es incluso más patente que si no se tienen en cuenta estos. Esta semana el índice está rompiendo máximos históricos y si realizamos la proyección del canal a final de año, nos da un rango de precios entre 5.500 y 7200 puntos. A corto plazo sí que puede haber una corrección (como siempre en los mercados), pero si este año se mantiene el canal, se asumiría una pérdida potencial de 400 puntos y una ganancia de 1400, si cierre en la base o techo del canal.

El DOW Jones con dividendos también está en máximos históricos y el canal es bastante más amplio, ya que la base es la unión de mínimos (perfecta) desde 2009. La base de este canal está prácticamente en los mismos niveles de hoy. Es decir, que si este año no se pierde este canal, a cierre de año, el Dow Jones no debería estar por debajo de los precios actuales. Así pues, los inversores que confían en este canal aprovecharán cualquier corrección para incrementar la apuesta por este índice.

En Europa, tal y como hemos comentado, tenemos el Eurostoxx 50 con dividendos en zona de máximos históricos. Desde mediados de 2017este índice se movía en un rango lateral entre 6.500 y 7.300 puntos. En octubre lo perdió y en enero lo ha recuperado. A priori, este será el rango previsto los próximos meses. Pero mucho ojo porque si lo rompe al alza, el Eurostoxx 50 se puede disparar precisamente por los motivos psicológicos comentados al inicio de estas claves. Además, tal y como se aprecia en el gráfico, hemos podido subir mucho desde inicio de año, pero cotiza en los mismos niveles de hace un año, de hace dos años e incluso los mismos de abril del 2015. Y puestos a mirar atrás, el Eurostoxx 50 cotiza hoy sólo ligeramente por encima de los niveles a los que cotizó el verano del 2007. Y eso que el índice incluye dividendos. Por tanto, no se puede decir que la bolsa europea haya subido mucho en los últimos años.

El CAC 40 francés con dividendos también cotiza en máximos históricos. El canal de los 10 últimos años es más claro y más alcista que el del Eurostoxx 50. Señalamos en el gráfico los niveles optimistas y pesimistas para cierre de 2019 de este índice.

El DAX alemán, que de por sí incluye dividendos, vemos que no cotiza en máximos históricos. Perdió el año pasado la base del canal alcista y el lateral desde 2017. Ha recuperado el lateral y podría ser este el movimiento que mantenga los próximos meses. Señalamos en el gráfico el área en el que se podría mover el DAX. Mientras no pierda de nuevo la zona de medias móviles de corto y medio plazo, así como base del canal (nivel entre 11.500 y 12.000 puntos), no habría implicaciones bajistas para el índice.

Incluso el IBEX 35 con dividendos, presenta una estructura alcista de largo plazo y cotiza actualmente en un nivel de resistencia de corto, cuya ruptura podría desencadenar un fuerte tirón alcista. El índice, como vemos en el gráfico, cotiza en la línea que une máximos de los dos últimos años. Si lo supera, el Ibex se puede ir de nuevo a la zona de máximos de 2017. Lo que sí que parece claro es que el canal alcista iniciado en 2012 podría ser el que marque la tendencia futura de nuestro selectivo.

En definitiva, que no sólo las bolsas de Estados Unidos están en máximos históricos. Pero que estén en máximos históricos no quiere decir que no puedan seguir subiendo. Lo más probable es que haya un movimiento correctivo de las bolsas tras atacar a las resistencias comentadas. Pero si las resistencias se superan, por la razón que sea, la psicología de los inversores, podría alimentar que las bolsas rompan de nuevo con fuerza al alza.

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+