A cierre de ayer, todos los índices de renta variable presentan suculentas revalorizaciones en el acumulado del 2019. Estas subidas están entre el 8,5% del Nikkei hasta 16% del Hang Seng. Destacar también el 11% del Ibex, 13,2% del Dax, 14,4% del Eurostoxx o 14,6% del S&P500. El más amplio índice MSCI World sube un 13,75%. Pero, a pesar de estas subidas, que son una de las mayores de las últimas décadas en un inicio de año, la mayoría de índices aún no han recuperado los niveles previos al último trimestre de 2018. Desde el cierre de septiembre, el Nikkei corrige un 10%, el DAX un 2,4% y el S&P500 cae un 1,4% y el Msci World cae un 1,9%. De los principales índices, destacar la subida del Ibex del 1,05%, el Eurostoxx 50 un 1,07% y el Hang Seng un 7,91%

En definitiva, los inversores vuelven a centrarse en el cortísimo plazo y sólo piensan que las bolsas tienen que corregir, bajo la tesis de que han subido mucho en los últimos tres meses. Si en vez de comparar el nivel actual con el de hace tres meses lo comparamos con el de seis, la visión es totalmente distinta. Tal y como expusimos ayer en nuestra visión estratégica, en el mes de marzo, los principales índices se han movido en rangos de precios muy estrechos. Típico movimiento de consolidación de las subidas de enero y febrero antes de decidir hacia dónde se va a producir el siguiente impulso.

Precisamente estos días, los mercados se han visto impulsados por los avances de las negociaciones entre China y Estados Unidos que podrían haber legado a un acuerdo en la mayor parte de las discordancias y se encontrarían en fase de supervisión e implementación. A éstos avances se suma el buen dato PMI de servicios en China que ha alcanzado 54,4 puntos (52,3 esperado) registrando el mejor comportamiento en dos años y se ha confirmado la revisión positiva del PMI manufacturero del pasado viernes. Los indicadores macro también apoyaron éste impulso, con un PMI europeo compuesto que alcanzó 51,6 puntos (marzo), tres décimas por encima de lo estimado y unas ventas minoristas (febrero) en la eurozona de un 0,4%, dos décimas por encima de consenso. En USA tuvimos un PMI compuesto (marzo) que batió expectativas, sin embargo el informe ADP sobre crecimiento laboral en el sector privado creó únicamente 124k empleos cuando se estimaban 184k (algo que no es del todo negativo porque pondría menos presión a la subida de salarios).

En definitiva, que no hay que pensar nunca que es imposible que las bolsas puedan realizar un determinado movimiento. A priori, tras las fuertes subidas, parece que no podrían subir más, y esto no tiene por qué suceder. Si los datos macro que se vayan presentando estos días marcan que la desaceleración ha podido tocar suelo, y si hay acuerdo final entre China y Estados Unidos, las bolsas pueden seguir subiendo. En el día de hoy vamos a analizar la situación de los principales índices para poner en perspectiva el lugar en el que nos encontramos.

Evolución del Eurostoxx 50 con dividendos. A lo largo del año pasado insistimos durante meses que el este índice se encontraba en un lateral estrecho entre 6.600 y 7.400 puntos. En octubre lo perdió y buscó nuevo soporte en la zona de 6000 puntos (base del canal alcista de largo plazo). En febrero ha recuperado este lateral y, por tanto, este es de nuevo el escenario más probable para este índice, es decir, seguir en el lateral previo comentado entre 6.600 y 7.400. En mitad de este rango, cualquier movimiento es probable. Y sería cuando salga del mismo, cuando la bolsa europea despliegue un tramo significativo.

Evolución del DAX 30. Sin embargo el DAX alemán, es ahora cuando está recuperando el lateral equivalente del Eurostoxx 50. Además es la zona de medias de 50 y 200 semanas. Esto significa que si en las próximas sesiones confirma que entra de nuevo en el lateral, el DAX tendría potencial hasta la zona de máximos del año pasado. Es decir, estaríamos encuadrando al DAX en un lateral entre 11.900 y 13.500 puntos, por lo que sería ahora cuando este índice podría estar dando una señal de entrada para los inversores que siguen el análisis técnico de largo plazo. Y podría tener sentido desde el punto de vista fundamental, puesto que las acciones alemanas, más ligadas al ciclo económico serían las que más se podría beneficiar del fin de la guerra arancelaria, y de la dilución de los riesgos de recesión económica.

El S&P500 es el que recuperó con más claridad el lateral previo a las caídas de final del 2018. Ahora está próximo al techo de este lateral, aunque el mismo está en mitad del canal alcista de largo plazo. En estos niveles es arriesgado tomar posiciones claramente alcistas. Tal y como hemos comentado sobre el Eurostoxx, en mitad de un rango tanto lateral como del canal alcista, cualquier cosa puede suceder.

Por último, el MSCI World Acwi (incluye tanto desarrollados como emergentes) presenta una estructura interesante. También se movió el año pasado en un lateral muy estrecho (entre 500 y 530 puntos). Cuando los perdió en octubre se desplomó y rápidamente recuperó posiciones en el soporte importante de 450 puntos (media de 200 y zona de máximos relevantes de 2007 y 2014-15. Esta semana está subiendo con fuerza al confirmar que de nuevo vuelve al lateral. Así que a corto plazo entendemos que este índice seguirá moviéndose entre 500 y 530 puntos. En mitad del rango no hay que dejarse llevar por los movimientos, y será cuando salga del mismo, cuando la bolsa volverá a coger tendencia.

Mezclando, por tanto, la situación técnica con la visión estratégica nuestra, esperamos que continúe el lateral de las últimas semanas, quizás con más volatilidad. Pero lo que hay que tener en cuenta es que cuando salgamos de este lateral, las bolsas pueden desplegar un nuevo fuerte movimiento. Y este movimiento puede ser al alza, independientemente de que las bolsas hayan subido mucho este año. El motivo será, casi sin ninguna duda, que los datos macro mejoren y de diluyan los actuales riesgos de un aterrizaje brusco de la economía. Por el contrario, del lateral se puede salir también bruscamente a la baja, si los datos macro siguen empeorando y no hay acuerdo entre China y Estados Unidos, o este llega tarde.

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+