Fuente: inBestia

Autor: Hugo Ferrer, fundador de inBestia

El pasado 23 de diciembre envié un informe especial a mis clientes donde analizaba el crash bursátil sufrido en EEUU y donde explicaba las que yo creo que han sido las razones. En aquel informe, aparte de explicar la potencial oportunidad histórica de corto plazo (1 año) en la que se encuentra Wall Street (en términos parecidos a mi último artículo), señalaba que la actitud de la Reserva Federal (FED) será fundamental para entender si realmente estábamos en una oportunidad alcista:

Lo cierto es que hay varias similitudes con el actual escenario y el de 1987. Entonces, como ahora, la FED estrenaba nuevo presidente, mientras se encontraba en un ciclo de endurecimiento de la política monetaria. Si ocurriera ahora algo similar a entonces, con una gran caída la próxima semana, con todos los medios hablando del “fin del mundo” y sobre todo (importante esto) con una Reserva Federal que da un giro de 180 grados, entonces será una oportunidad histórica. En 1987, tras la fuerte caída, la FED inmediatamente bajó los tipos de interés. Y es que si la economía está creciendo, el mercado cae e inmediatamente la FED reacciona, eso es la noticia más alcista que nos podemos encontrar.

Y en esa línea analizábamos el comportamiento de la FED en otros crashes que se dan fuera de una recesión económica. Como ese mencionado de 1987 en el que la FED bajó tipos de interés, o como el caso de 1998 en el que también se bajaron los tipos de interés. Igualmente, en el crash del año 2011 no se bajaron los tipos de interés porque estaban en 0, pero el apoyo de la FED al mercado era total. Incluso en 2015 el apoyo también era completo.

Es decir, a mi juicio, una gran caída (crash como los definía en mi último artículo) en Wall Street, en medio de una expansión económica son oportunidades históricas de ser alcista, siempre y cuando la FED muestre algún tipo de apoyo: en este caso que la FED “doble la rodilla” sobre lo dicho por Powell en su última comparecencia (19 de diciembre) en la que dijo que los tipos seguirían subiendo (menos de lo pensando anteriormente, pero subiendo) y sobre todo que el programa de reducción del balance de la FED (QT) no sea un programa que funcione en piloto automático como se dijo hace dos semanas y que fue el verdadero causante del crash.

La primera buena noticia a este respecto, es que el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Robert S. Kaplan, el cual no forma parte del comité de la FED este año pero sí el siguiente (por tanto su opinión es relevante), dijo ayer que la FED debería dejar los tipos de interés congelados los dos próximos trimestres hasta ver como se desarrolla la actual desaceleración global. E incluso señaló que la FED debería estar abierta, si fuera necesario, a modificar el programa de reducción de balance de la FED (QT). Es decir, abandonar la idea de que es un programa que corre de modo automático.

Este es el tipo de declaraciones que los inversores quieren escuchar, pero de momento solo es de un miembro sin voto y lo importante sería que estas palabras vengan del mismo presidente de la FED o al menos de alguien que hable en su lugar. Si eso ocurre (hoy Powell tienen la primera oportunidad), entonces será el signo definitivo de que esta es una gran oportunidad alcista. Una en la que se produce un crash, el sentimiento cae por los suelos, la economía sigue creciendo y en el que la FED da su apoyo.

Eso sí, incluso si Powell da un giro de 180 grados, es improbable que el mercado suba en línea recta, porque como señalaba hace un par de días, después de un crash suele ser necesario un periodo de duelo. Por mucho que la FED gire en sus declaraciones, siguen habiendo muchos bajistas convencidos de que estamos en un mercado bajista y de que se está entrando en una recesión. Y esa no es una lucha que se pueda resolver en dos tardes.

 


Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+