Quizás la principal duda a la que nos enfrentamos la mayoría de analistas y profesionales del mercado es saber si los recortes de los principales índices de renta variable de los últimos meses son una mera corrección o el inicio de una fase bajista de largo plazo. Sin entrar a valorar situación fundamental de los índices y aspectos macros de las principales economías o incluso la tendencia de los beneficios empresariales, lo más sencillo para inclinarnos por una u otra afirmación es analizar la tendencia de los precios desde un punto de vista técnico.

Y el primer gráfico que deberíamos tener todos en nuestra mesa de trabajo es el más global de renta variable. El MSCI World. Pues bien, si analizamos la situación del MSCI World observamos que los mínimos del mes pasado coinciden justo con la base del canal alcista que se puede dibujar uniendo los mínimos relevantes desde el año 2009 (línea verde discontinua) que es cuando se inició la actual fase alcista (apoyada por el crecimiento macroeconómico). Poniendo la corrección actual en un contexto de largo plazo podemos ver que las caídas no son ninguna novedad respecto al comportamiento histórico del índice. El índice ha corregido hasta una clara zona de soporte y desde ahí está intentando formar un rebote en el que comenzar a dibujar un nuevo tramo alcista.

Así que la primera conclusión sería que las caídas recientes no son más que una mera corrección dentro de un claro canal alcista. ¿Se podría defender por tanto que si el índice pierde los mínimos de octubre esto significaría la confirmación de que no estamos en una corrección sino en el inicio de una tendencia bajista? Creemos que no. Creemos que podría darse el caso de que estos mínimos se pierdan y aún así la tendencia de largo plazo se mantenga intacta. Y es que la tasa de crecimiento anualizada de la tendencia dibujada en verde es nada menos que de un 11.5%, muy por encima de las tasas medias de revalorización de las bolsas a muy largo plazo (andan en torno al 7%). Creemos por tanto, que es bastante probable que los movimientos futuros de la bolsa global se encuadren más en el canal azul que en el verde. Este canal que une los mínimos de mediados dl 2009, 2011, 2012 y 2016 pasa actualmente por niveles próximos a 1.850 puntos, donde coincide con la media de 200 semanas y zona de máximos de 2015. Este sería el nivel de soporte que identificamos clave para determinar si sólo estamos en una corrección o en el inicio de una fase bajista de largo plazo.

El PER estimado actual para el Índice MSCI World es de 14,05x. Con los beneficios actuales esperados a un año si el MSCI World corrigiese al soporte comentado de 1.850 puntos estaríamos hablando de un PER estimado de 12,8x, niveles bastante atractivos que de producirse, provocarían flujos compradores en las bolsas mundiales.

Este mismo análisis para el MSCI World ACWI (incluye emergentes) nos genera conclusiones similares. Si bien hemos corregido a un soporte muy importante en el que se puede iniciar un nuevo tramo alcista, hay que contar con la posibilidad de que el verdadero suelo de las bolsas se genere un poco más debajo de los niveles actuales. En el caso concreto de este índice tendríamos los niveles de soporte de la base del canal azul y media de 200 semanas entre 425 y 450 puntos. Igualmente, siendo más optimistas y pensando que el suelo se ha podido formar ya, podemos decir que si hay un cierre semanal por encima de 500 puntos, significaría que se recupera el soporte perdido de los mínimos anuales precedentes al mes de octubre.

Por tanto, desde el punto de vista técnico, podemos decir que los mínimos de octubre pueden ser una muy buena zona desde la que iniciar un rebote del mercado, pero que no hay que huir del mismo si estos mínimos acaban perforándose. El verdadero suelo se podría formar en la base del canal que une mínimos desde 2011-2012. Es imposible saber qué escenario será el que ocurra, pero sí que es clave tenerlos presentes para actuar en consecuencia.


 

Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+