Repaso a la situación tras las fuertes correcciones de octubre

A pesar de que se están diluyendo las incertidumbres sobre los efectos de la guerra comercial, y hay cierta recuperación de las monedas emergentes, distanciándose muchísimo de mínimos la Lira turca y el Peso argentino, los mercados se están desplomando en este mes de octubre. Sin una razón aparente, salvo el miedo a una ralentización económica o a la posibilidad de que los resultados empresariales del tercer trimestre queden por debajo de las expectativas, vemos que los principales índices bursátiles sufren caídas promedio superiores al 5% al cierre de ayer.

En la siguiente tabla vemos la evolución este mes de los índices bursátiles de las principales zonas geográficas y estilos. No hacen falta muchas explicaciones para ver que las correcciones han sido generalizadas.

Pero no sólo la renta variable ha corregido. Los índices de renta fija, salvo los bonos ligados a la inflación, también han sufrido correcciones bastante acentuadas, sobre todo tratándose de índices de menos volatilidad y ser el comportamiento de sólo 14 sesiones.

Pero están siendo tan decepcionantes los resultados empresariales como para justificar la reacción del mercado? La respuesta es tajantemente no. Aunque es pronto para obtener conclusiones, ya se han publicado resultados de 75 compañías del S&P500. Las ventas han crecido un 7,74% y los beneficios un 22,05% respecto al mismo periodo del 2017. La inmensa mayoría de compañías han mejorado datos en ambos aspectos. Cómo vemos en el gráfico, en este tercer trimestre del 2018 se está prolongando la aceleración del crecimiento de las ventas y beneficios que generó la reforma fiscal. En la parte inferior izquierda vemos cómo las barras de crecimiento de  ventas (naranja) y beneficios (azul) están en línea con los dos últimos trimestres.

Pero si nos fijamos en el gráfico inferior de la derecha vemos que la reacción de las compañías una vez publicado los beneficios no se corresponden con la noticia publicada. Todos los sectores han ofrecido crecimiento de beneficios superiores al 13%, sin embargo sólo dos sectores han reaccionado con subidas de la cotización. Estos son Sanidad y Servicios de consumo, lo situados en el cuadrante superior derecho. El resto ha reaccionado con recortes (cuadrante inferior derecho). La duda lógica que nos planteamos es que es posible que los mercados estuviesen descontando datos incluso mejores, pero tampoco es así. Además de ser datos mejores que los del año pasado, también son datos por encima de las expectativas. Concretamente las ventas superan expectativas en un 0,45% y los beneficios publicados son un 4,4% mejor de lo esperado. También en línea con lo que ha ocurrido los últimos trimestres.

Los datos macro tampoco justifican las correcciones recientes. Sí que es verdad que la guerra comercial restará potencial al crecimiento de la economía mundial, pero ya hemos visto que tanto el FMI como la OCDE han cifrado esta caída en sólo una décima y prevén que la economía crecerá este año y el 2019 a niveles del 3,7%. Una cifra más que suficiente como para que los activos de riesgo puedan generar rentabilidades positivas a sus inversores.

La idea de hoy es ver las correcciones del mes hasta dónde han llevado a los principales mercados.

El S&P500 cotiza esta semana justo en la media de 50 semanas y muy cerca de la base del canal alcista del índice iniciada en 2009. Los nuevos máximos históricos de hace unas semanas, pueden haber sido una trampa alcista previa a la ruptura del canal alcista comentado. Pero mientras este canal alcista no se pierda, la tendencia es claramente positiva y alcista, y una de las reglas básicas del análisis técnico es que la tendencia es tu amiga. Y la tendencia no muestra ninguna duda.

Es más, la tendencia se define alcista si los mínimos y máximos son crecientes. Y el S&P500 será alcista mientras no pierda mínimos de febrero-marzo, aunque ello suponga perder el canal. Una cosa es el canal y otra cosa la tendencia, algo así como ocurrió en el verano del 2015.

En la primera tabla hemos visto que las Small Caps han sido uno de los activos más afectados este mes. Pues en el gráfico del Russell 2000 vemos que este índice ha perdido este mes la línea que une mínimos desde 2016, lo que aceleró el desplome. También ha perdido la media de 50 semanas y la zona de 1500 puntos sería el siguiente nivel de soporte, incluso algo más bajo, puesto que ahí estarían la zona de últimos mínimos y máximos relevantes.

El nivel actual del Russell 200 coincide con la zona neutral para cierre de este año que pronosticábamos a final de 2017. ¿Puede seguir corrigiendo? Evidentemente sí, pero la tendencia alcista de largo plazo de este índice no parece que peligre a pesar de las correcciones recientes.

Si las Small Caps están en la zona neutral, las bolsas europeas se sitúan en el peor escenario que barajábamos a principios de año. El Eurostoxx cotiza en niveles que unen mínimos desde 2009, cercano a los que unen mínimos desde 2011.

El MSCI Emerging Markets cotiza justo en la zona de medias móviles de largo plazo (medias de 200 y 500 sesiones).

Por tanto, la renta variable, a pesar de los fuertes recortes, parece situarse en niveles de soporte de largo plazo. Si no se profundizan más las caídas desde niveles actuales, podemos estar ante una situación de posible suelo de mercado. Al menos no parece que sean niveles como para deshacer todos los riesgos de las carteras.

En cuanto a la renta fija, los bonos del tesoro de Estados Unidos permanecen estables en zona de máximos. Ha habido ciertas compras en sesiones de la semana pasada, pero los inversores no han buscado un refugio claro en estos activos a pesar de la que estaba cayendo en la renta variable y, a pesar de estar ofreciendo rentabilidades tan interesantes. Esto nos hace pensar que efectivamente no hay tanto miedo a una desaceleración económica. Vemos en el siguiente gráfico de la evolución de la TIR de los principales plazos de los bono del tesoro de EE.UU que el movimiento ha sido paralelo en todas los plazos (la pendiente no se ha alterado) y la TIR sube en las últimas semanas a pesar de la caída de la inflación subyacente. Cuando la TIR del bono del tesoro USA sube es aumento de expectativas del crecimiento económico, lo cual es positivo para los activos de riesgos en general.

Siguiendo con la renta fija, no es tan positiva la escalada de la TIR de los bonos de deuda pública de los países periféricos. Si en septiembre decíamos que la escalada de la prima de riesgo italiana no estaba contagiando al resto de periféricos, esta semana vemos que todas rompen máximos de las últimas semanas, destacando la española que se sitúa en niveles de mayo.

Y es que el asunto de los presupuestos, con importante incremento de las partidas de gastos, sin dejar claro cómo se financiarán los mismos, está afectando claramente a los bonos españoles, y lo hace en todos los plazos, tal y como vemos en el siguiente gráfico. Los principales bonos de referencia rompen al alza niveles significativos.

Por tanto, bonos norteamericanos y bolsas en zona de soportes importantes, pero situación más complicada en los bonos europeos, podría ser la conclusión. Los resultados empresariales de momento son optimistas y si las próximas sesiones continúan la senda actual, deberían servir como soporte a las bolsas.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Repaso a la situación tras las fuertes correcciones de octubre
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies