Ayer comentábamos que los inversores están ávidos de tomar riesgos en su cartera a poco que se encadenen dos o tres sesiones de buenas noticias, o incluso que haya ausencia de noticias negativas. Igualmente hemos considerado que la señal que confirmaría el final de la corrección de Emergentes e incluso de Europa lo establecemos en la relajación de la volatilidad de las divisas emergentes. De momento la volatilidad de estas divisas sigue en zona de máximos, lo que está afectando a que el MSCI Emerging Markets siga corrigiendo a la zona de soporte clave que venimos barajando desde hace semanas, cuando este índice perdió la directriz alcista iniciada en 2016.

En el siguiente gráfico podemos ver que efectivamente el MSCI Emerging Markets cotiza en la zona comprendida entre el cruce de medias de largo plazo (965 puntos) y el nivel psicológico de 1000 puntos. Además en estos 1000 puntos coincide la línea que une máximos desde 2007.

En emergentes por tanto, aún no se aprecian amagos de rebote o inicio del apetito por el riesgo, pero los índices están alcanzando unos niveles, en los que los inversores empezarán a verlos como oportunidad de empezar a asumir riesgos. Y no sólo la renta variable alcanza niveles interesantes. Hace varias semanas comentábamos el ascenso de la rentabilidad de los bonos emergentes. En el día de hoy los bonos de mercados emergentes emitidos en dólares alcanzan niveles de máximos de los 8 últimos años. En el gráfico vemos que la TIR sigue en claro ascenso, lo que indica que los inversores siguen deshaciendo posiciones a la búsqueda de un equilibrio en el que la rentabilidad compense el riesgo.

En Europa sin embargo, sí que estamos viendo amagos de un suelo en los índices de renta variable. Si ayer vimos que el IBEX 35 y el MIB italiano con dividendos habían corregido a una clara zona de suelo de medio y largo plazo, hoy adjuntamos el gráfico del Eurostoxx 50 con dividendos, en el que se aprecia que los mínimos de esta semana y de la anterior coinciden con la línea que une mínimos desde 2010 y base del canal lateral de este índice desde mediados de 2017.

No sabemos si es el mejor momento para comprar o aumentar fuertemente riesgos en renta variable europea, pero sí que parece que no es el mejor momento de salir huyendo. Quizás el soporte se vea más claro en el DAX Alemán, que siempre acumula los dividendos. En el siguiente gráfico podemos ver que no sólo los mínimos coinciden con la línea que une mínimos desde 2011 sino que también desde 2009, e igualmente coincide con la base del canal lateral de los dos últimos años.

Y este soporte de las bolsas coincide con el inicio de ventas en los bonos alemanes. Siempre hemos defendido el bund (futuro del bono alemán a 10 años) como un claro indicador de riesgo de la eurozona. Precisamente el pasado 20 de julio veíamos con cierta preocupación cómo los inversores seguían comprando bonos refugio al ver cómo el Bund estaba a punto de romper una resistencia. Comentamos que “si las expectativas futuras de los operadores son tan negativas como para seguir comprando bonos a estos niveles y esta resistencia se supera, sin duda será un jarro de agua fría para el resto de activos. Esto significará que continúa la huida hacia la calidad, es decir, los inversores seguirían buscando activos refugio a pesar de que, aparentemente, están muy caros”. Hoy actualizamos el gráfico del BUND y vemos que la resistencia funcionó y están vendiendo bonos. Es decir los inversores salen del activo de refugio.

Un movimiento a la baja del bund es un buen indicador que apoyaría la teoría de un rebote de las bolsas europeas en los niveles actuales. Por tanto, ahora que la rentabilidad del bono alemán a 10 años ha pasado del 0.28% de julio al 0.42% actual, será clave para reafirmar el rebote de los activos de riesgo, que la TIR del bono sea capaz de superar la resistencia en la que está cotizando actualmente, pues es la línea que une máximos desde enero de este año.

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+