Desmitificando las ventajas del Oro en las carteras

El oro protege contra la inflación, reduce la volatilidad y mejora a largo plazo las rentabilidades de una cartera diversificada de productos financieros. Estas son algunas de las afirmaciones que suelen usarse para justificar la compra de oro por una gran parte del mercado. Sin embargo, a raíz de la evolución histórica podemos observar que sólo la segunda afirmación es correcta. Es decir, es verdad que introducir oro en una cartera de renta variable, reduce la volatilidad de la cartera resultante, pero el resto de afirmaciones no son correctas.

En el siguiente gráfico podemos ver la evolución histórica de los últimos 50 años del oro frente al S&P500. Efectivamente se aprecian varios puntos de inflexión en los que cambian las tendencias de ambos activos:

  • A final de los 60 las bolsas de Estados Unidos entran en una fase lateral que duró más de 10 años. Estos años la inflación se disparó por la crisis del petróleo y ahí sí que el oro se multiplicó al alza casi 20 veces el nivel inicial.
  • A partir de los 80, cuando el S&P500 superó máximos de la década anterior se produjeron 20 años de subidas ininterrumpidas del S&P500. Si lo contamos desde los mínimos del 75, serían 25 años de subidas (y ahora todo el mundo se preocupa porque el S&P500 lleva 10 años subiendo). El caso es que mientras el S&P500 mantuvo esa inercia alcista, el oro se movía en un lateral claramente bajista.
  • El otro punto de inflexión se produjo en el inicio de la pasada década. Ahí comenzaron los años de consolidación de las bolsas de Estados Unidos tras los comentados 25 años de racha alcista. El oro, mientras las bolsas estaban en un terreno lateral, mantuvo una clarísima tendencia alcista, que acabó a finales de 2011. Por aquel entonces, el S&P500 había iniciado la actual tendencia alcista y el giro a la baja del oro no hizo sino confirmar la tendencia de las bolsas.

Así pues, está claro que los movimientos de ambos activos no están correlacionados, por lo que la combinación de ambos asegura una reducción de la volatilidad de la cartera. Pero, ¿asegura que una cartera combinada de ambos activos sea más rentable a largo plazo? La respuesta es no. Efectivamente si miramos los últimos 50 años, sí que se mejora la rentabilidad y la volatilidad. La combinación más eficiente que minimiza la volatilidad de ambas series es un 62% en S&P500 y un 32% en Oro. Para simplificar hemos realizado una cartera 60% bolsa-40% en Oro. En el siguiente gráfico vemos que, efectivamente, la combinación (naranja) ofrece más rentabilidad y menos volatilidad que el oro y el S&P500.

Pero si eliminamos de la serie la extraordinaria revalorización de la década de los 70, la cosa cambia radicalmente. Ahí es el S&P500 el activo que multiplica casi por 30 su valor mientras que el oro no llega a tres veces. La combinación es menos volátil pero también es mucho menos rentable (menos de la mitad).

Es verdad que hemos utilizado un suelo de la bolsa, pero incluso usando el techo del S&P500 del año 2007, no nos aseguramos que la combinación de ambos activos nos asegure más rentabilidad. En el siguiente gráfico vemos que desde principios del 2007 hasta el día de hoy la rentabilidad de las tres estrategias es similar.

Otro mito que también hay que desmitificar es que el Oro es buen activo alternativo a la renta fija. Pues bien, los inversores en Oro deberían estar preparados para tener en cartera un activo que es más volátil incluso que la renta variable. Y como puede verse en el gráfico inicial, es un activo que es capaz de mantener rachas bajistas incluso de 20 años. En la siguiente tabla vemos cómo efectivamente la volatilidad del precio del Oro es bastante mayor que la del S&P500 en todos los periodos de inflexión del primer gráfico.

Igualmente en la tabla se muestra cómo la combinación de ambas estrategias reduce claramente la volatilidad. De ahí que sí que este mito es cierto. Pero lo de vencer a la inflación a largo plazo tampoco es cierto. Al igual que ocurre en los anteriores gráficos, el oro sí que fue el activo que superó a la inflación en aquella década de inflación entre el 5% y 15% de la economía norteamericana, tal y como se aprecia en el gráfico siguiente en el que comparamos la evolución del oro (azul), S&P500 (naranja), inflación USA (morado), Índice de renta fija del tesoro USA (gris) y tasas anuales de inflación (verde en la parte inferior).

Se aprecia en el gráfico que cuando las tasas de inflación superaban el 5%, la inversión en renta fija y renta variable no era capaz de superar la inflación, mientras que sí lo hacía el oro. A partir de los 80, la inflación nunca ha superado el 5% de forma sostenida. Ahí la situación cambia y son la renta fija y renta variable los mejores activos para luchar contra la inflación. En el siguiente gráfico desde inicios de los 80 se aprecia cómo efectivamente el S&p500 y el índice de gobiernos de EEUU superan ampliamente la inflación.

Por tanto, salvo que pensemos que estamos ante un punto de inflexión como  los vividos en el primer gráfico y que el oro va a iniciar una tendencia alcista, o las bolsas una bajista o lateral, o bien pensemos que la inflación se va a disparar a tasas superiores al 5%, no tiene sentido introducir oro en una cartera con visión de largo plazo. Y si hoy hemos conocido que el presidente de Venezuela está recomendando a los ahorradores de su país que compren láminas de oro que el gobierno le va a vender, menos motivos para la inversión vemos. Apuestas puntuales, siempre pueden tener sentido, y ahora que el oro se recupera de unas caídas del 15% desde abril de esta año, podría ser un buen momento, pero queremos dejar claro que el estudio realizado se refiere a la inversión a largo plazo en oro y las ventajas que ello genera en una cartera.

Si se quiere reducir la volatilidad, mejorando la rentabilidad de una cartera de largo plazo, la mejor opción sigue siendo la inclusión de renta fija en la cartera, que vemos en el anterior gráfico que presenta muchísima menor volatilidad que el oro en todas las tendencias bursátiles.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Desmitificando las ventajas del Oro en las carteras
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies