El PIB per cápita, ingreso per cápita o renta per cápita es un indicador económico que mide la relación existente entre el nivel de renta de un país y su población. Para ello, se divide el Producto Interior Bruto (PIB) de dicho territorio entre el número de habitantes. El empleo de la renta per cápita como indicador de riqueza o estabilidad económica de un territorio tiene sentido porque a través de su cálculo se interrelacionan la renta nacional (mediante el PIB en un periodo concreto) y los habitantes de este lugar.

 

El objetivo del PIB per cápita es obtener un dato que muestre de algún modo el nivel de riqueza o bienestar de ese territorio en un momento determinado. Con frecuencia se emplea como medida de comparación entre diferentes países, para mostrar las diferencias en cuanto a condiciones económicas. Así que debería tener sentido comparar la evolución del PIB per cápita frente a la renta variable de cada zona geográfica.

 

En el siguiente gráfico comparamos la evolución del PIB per cápita de los principales países tanto desarrollados (España, Alemania, Japón, Reino Unido y Estados Unidos) como emergentes (China e India). El crecimiento es mucho más exponencial en los emergentes de ahí que lo hayamos situado en la escala inferior.

 

 

 

Los datos que suministra Bloomberg son desde principios de los años 80. No es una serie corta pero quizás no tan larga como para obtener conclusiones importantes. No obstante, al comparar la evolución del PIB per cápita (en monedas locales) frente a los principales índices de los países en cuestión, se ve que hay una relación evidente entre ambos indicadores.

 

En el primer ejemplo vemos claramente cómo la evolución del S&P500 (incluyendo dividendos) se comporta de forma similar al PIB per cápita de Estados Unidos. Es más, el PIB per Cápita parece una especie de media del S&P500.

 

 

En Alemania ocurre prácticamente lo mismo. Incluso la evolución del PIB per cápita (blanco) es bastante más aproximada a la del DAX (naranja) que en el caso del S&P500.

 

 

En España, la fase más prolongada de caída del PIB per Cápita, claramente se ve refrendada en el comportamiento del Ibex 35 con dividendos (naranja). La relación es igual de evidente.

 

 

En el Reino Unido también se mantiene la relación. Quizás un elemento común en todos los índices bursátiles es que subieron con más fuerza que el PIB per Cápita a finales de los 90. Ahí por tanto, sí que parecía que las bolsas habían subido demasiado y necesitaban una corrección. Estos últimos años  tanto la pendiente de las bolsas como la del PIB per Cápita es menos pronunciada.

 

 

En Japón, el índice Nikkei estuvo en fase bajista desde inicio de los 90 hasta 2009 mientras que el PIB per cápita sí que mantuvo una inercia alcista. Aquí es en el único índice donde no hay una correspondencia entre ambos indicadores.

 

 

Quizás el efecto divisa haya tenido mucho que ver en este comportamiento. El Carry Trade que tantas veces hemos comentado en nuestras claves diarias ha tergiversado muchísimo el comportamiento del Nikkei. En el siguiente gráfico comparamos la evolución del PIB per cápita de Japón frente al Nikkei en Dólares. Subida muy vertical del PIB y Nikkei hasta principios de los 90 y desde entonces el PIB ha subido de forma muy pausada.

 

 

En cuanto a emergentes, el PIB per Cápita sube de forma constante y exponencial. Claramente justifica el comportamiento alcista a largo plazo tanto de la bolsa de China (en naranja el Hang Seng)….

 

 

… Como la bolsa de China (SenSex)…

 

 

Evidentemente la relación no es perfecta y son otros muchos factores los que afectan al comportamiento de las bolsas. Además el mundo es hoy mucho más globalizado y en la bolsa española (por ejemplo) no sólo invierten los inversores españoles, y estos pueden invertir en mercados fuera de nuestras fronteras, por lo que no sólo es la riqueza de un país el factor que afecta a su mercado bursátil. Pero lo que queremos evidenciar en estas claves diarias es que no hay que obsesionarse con la idea de que las bolsas tienen que corregir obligatoriamente porque estén en máximos históricos. Están en máximos históricos quizás porque son un reflejo de una economía que es creciente a largo plazo y porque el nivel de riqueza de los individuos es el mayor de la historia. Y este nivel de riqueza va a seguir creciendo y, además cada vez hay mayor cultura financiera por lo que los ahorradores destinan cada vez más patrimonio a invertir en mercados bursátiles. Por no decir que la cantidad de liquidez actual también está en zona de máximos históricos y los tipos de interés, aunque se alejan de los mínimos históricos, siguen estando en niveles muy bajos.

 

Por todo esto, no conviene nunca operar contra la tendencia y apostar a grandes caídas de la renta variable, puesto que la inercia histórica de las mismas es alcista. Es una inercia apoyada por la mayor riqueza de los inversores y, evidentemente por el mayor beneficio de las empresas cotizadas.

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+