“No estamos en el principio del fin”

Durante el pasado mes de marzo continuó la fase iniciada el mes anterior de mayor agitación en los mercados, con caídas adicionales en las bolsas entre un 2% y 3%  en Europa y EEUU, y en el resto del mundo alrededor del 4%, así como ampliación de las primas de riesgo en los bonos corporativos (caídas de sus precios).

Aunque las caídas en febrero estaban más motivadas por miedo a una subida de tipos de interés más rápida de lo esperado en EEUU ante la posibilidad de una política monetaria menos expansiva,  en este mes de marzo el mercado se ha visto influido especialmente por los anuncios de medidas proteccionistas por parte de la Administración Trump, unido al escándalo del uso fraudulento de Facebook y la batalla dialéctica contra otros gigantes tecnológicos.

A pesar del ruido de fondo, se mantiene un buen crecimiento global y sincronizado, las presiones inflacionistas  son moderadas y  no creemos que cambien mucho las expectativas actuales de mayores beneficios empresariales en EEUU, porque a Trump no le interesa una verdadera guerra comercial donde ellos mismos se perjudicarían. Probablemente sea una estrategia de negociación y todo debiera de quedar diluido.

Trump valorará que una batalla comercial generaría sobre todo más inflación en el país, y esto obligaría a subir los tipos de interés más rápidamente, lo que tendría un impacto sustancial en los beneficios empresariales y consumo privado, generando finalmente menos crecimiento y más paro, que se trasladaría al resto del mundo.  

Con respecto a la situación de las grandes compañías tecnológicas norteamericanas, no encontramos ninguna similitud con la burbuja del año 2000, porque los resultados empresariales están acompañando a la subida de los precios en bolsa, y para el futuro no  creemos que de golpe todos los usuarios de Google, Facebook o Amazon, abandonen sus hábitos de consumo y comunicación, por mucho que estén expuestas a un ruido de fondo.

A pesar de ello, creemos que las grandes compañías tecnológicas pudieran estar expuestas a una pérdida de cuota de mercado a futuro y que la capacidad de crecimiento se va a resentir, lo que implicaría estar expuestos en tecnología, pero de compañías más pequeñas  y ligadas a otros subsectores, como por ejemplo la inteligencia artificial, la tecnología aplicada a la salud, la automatización de procesos, la robótica, el internet de las cosas, computación en la  nube,  el análisis de datos (big data) o la ciberseguridad, entre otros.

Y quizás tampoco debamos de mirar tanto hacia EEUU, sino en Asia, zona donde se innova ya más que se copia,  o simplemente asignar como un factor prioritario la inversión en bolsa de empresas de cualquier sector que se estén apoyando en la tecnología para dar un impulso adicional en la actividad de sus negocios, en aumentar su productividad, en reducir sus costes, en conocer mejor y mejorar la experiencia de sus clientes, etc.

Durante las próximas semanas, las compañías expondrán los resultados del primer trimestre del año e iremos ajustando las expectativas futuras, en la que no esperamos sorpresas negativas. Por otro lado, la actividad de fusiones y adquisiciones seguirá manteniendo el fuerte ritmo actual, por el elevado volumen de fondos disponible, implicando en muchos casos la compra de compañías más pequeñas por las grandes corporaciones (por lo que convendría exponerte más a empresas de mediana capitalización). También nos gusta más Europa frente a EEUU, como mejor opción para las tensiones actuales.

Si el mundo va bien, hay liquidez abundante y las empresas ganan dinero, los bonos corporativos que recientemente han sufrido una salida de inversores al aumentar las primas de riesgo,  van a tener un comportamiento razonable en los próximos trimestres, favorecidos por la necesidad de los inversores de encontrar activos que generen rentas en un mundo de rentabilidades negativas o escasas, aunque no conviene elevar la duración de la cartera.

Manejar inversiones debiera ser pura racionalidad, estimando probabilidades de que ocurran determinados hechos y otorgándole unas probables ganancias o pérdidas. A partir de esos datos, realizar una apuesta eficiente en función de tu capacidad de asumir riesgos.

En este momento actual de mercados aumenta la probabilidad de equivocarte en uno u otro sentido (en ganar o perder), pero no parece sensato quedarse en liquidez a remuneración negativa o nula, y ver como la inflación se va comiendo nuestro patrimonio, sobre todo si consideras que los recientes movimientos a la baja no parecen responder a un cambio claro de tendencia a corto o medio plazo ni de la economía ni de los beneficios empresariales.

“No estamos en el principio del fin”, citando un párrafo de la gestora Pimco este mes: “… pese al brote de volatilidad sufrido en el precio de los activos, las condiciones financieras favorables y el apoyo de la política fiscal sugieren que los rumores de una muerte repentina del actual entorno económico son exagerados”.

Los riesgos de cola (de eventos inesperados negativos o positivos) pudieran tener un mayor impacto por culpa de Trump, por lo que una actitud todavía prudente en las carteras es sensata, aunque insistimos en nuestro razonamiento de fondo en torno a un entorno macroeconómico positivo global y que debiera dar un soporte a los activos de riesgo con una mirada de medio plazo.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+