Ayer veíamos en las claves del mercado que el S&P500 encadena ya 13 sesiones en un movimiento lateral amplio (3% de recorrido) en torno a mínimos de febrero, y son los rumores o mensajes de miembros del gobierno de Estados Unidos o China los que han ido justificando cada uno de los tramos alcistas o bajistas dentro de este rango. Precisamente ayer las noticias que se iban filtrando eran positivas y apoyan nuestra apuesta de que las amenazas de aranceles no son más que una maniobra de negociación que utiliza el Presidente de Estados Unidos. Anoche mismo, Donald Trump publicó un tweet bastante positivo. Reconoció que era bueno lo que dijo el presidente chino en cuanto a bajar aranceles de coches, propiedad intelectual y apertura de mercados y en el tweet dijo literalmente “Vamos a hacer excelentes progresos juntos”.

Los principales índices bursátiles acabaron la sesión con subidas entre el 1.5% y 2%. Pero no termina de certificarse el rebote y confirmarse el suelo en mínimos de febrero puesto que ahora existe una nueva preocupación en los mercados a corto plazo. Ayer por la tarde-noche se supo que Estados Unidos (Trump), Reino Unido (Theresa May) y Francia (Macron) “acordaron que la comunidad internacional” debe “responder para mantener la prohibición global sobre el uso de armamento químico”. No se descarta una intervención militar si se demuestra que realmente hubo uso de armas  químicas en Dumas este pasado sábado. Rusia ha vetado la propuesta de Washington para abrir investigaciones, por lo que emborrona aún más la relación entre Rusia y Estados Unidos.

En la semana el Rublo ruso se ha desplomado un 9%, mientras que la bolsa de Rusia corrigió un 8% en la sesión del pasado lunes. Quizás sea este el fenómeno que está evitando que el S&P500 supere al alza el lateral que veíamos ayer y, por tanto, las bolsas europeas consigan romper al alza la zona de máximos de febrero-marzo en la que se encuentran cotizando. El Nikkei, también está cotizando justo en la  media de 50 sesiones y justo el índice se ha frenado esta madrugada en la base del canal alcista iniciada tras el Brexit. Si el Nikkei consigue recuperar los 22.000 puntos, podría confirmar que la pérdida del citado canal alcista a final de marzo, así como la media de 200 sesiones, ha sido una trampa bajista, y desplegaría un nuevo tramo al alza dentro del canal alcista.

Pero las noticias están debilitando no sólo al Rublo sino también al Dólar. El Dollar Index se ha girado esta semana de nuevo en la zona de máximos desde febrero, lo que penaliza en general a los activos de riesgo. Ya venimos comentando que sobre todo a las bolsas europeas les beneficiaría que el dólar se recuperase tanto frente al Euro como frente al Yen japonés. Curiosamente vemos en el gráfico del Dollar Index, bastante similitud con el comportamiento estas últimas semanas de las bolsas. Muestra un canal lateral entre mínimos y máximos de febrero.

Así pues, el lateral se prolonga y tal y como decíamos ayer, todo apunta a que habrá que esperar a la publicación de resultados empresariales para que de una vez por todas, los inversores comiencen a fijarse en los fundamentales de las bolsas. Si las compañías cotizadas continúan la mejora de ventas y beneficios de los últimos trimestres, entonces el lateral comentado se superará al alza. Y es que ya hemos analizado en multitud de ocasiones la estrecha relación que hay a largo plazo entre la evolución de los beneficios y la cotización de una acción o de un índice. Y son las noticias de corto plazo las que generan sobrevaloraciones o infravaloraciones del mismo.

El DAX por ejemplo, podemos ver en el siguiente gráfico cómo efectivamente los beneficios por acción del conjunto del índice corrigieron con fuerza en la crisis financiera del 2008. Desde entonces los BPA están subiendo de forma casi constante, lo que justifica la tendencia alcista del índice. La caída reciente del precio (en negro en el gráfico) con previsiones de crecimiento de beneficios a uno y dos años (línea morada y roja respectivamente) dan como resultado una abrupta caída del PER estimado (en naranja a dos años) que lo lleva a niveles de 2014 o cercano a los mínimos de 2016. Es decir, en base al PER estimado, el DAX está igual de “barato” que lo estaba cuando cotizaba en 10.000 puntos.

La gráfica de largo plazo del DAX no deja duda de la tendencia claramente alcista que muestra (apoyada por los beneficios) desde el año 2009. En este gráfico de largo plazo vemos que los mínimos recientes coinciden con la base del canal.

Si no hay revisión a la baja de los beneficios, tendremos al DAX en buen momento técnico y cotizando a unos fundamentales atractivos (ratio PER), por lo que el rebote tendría continuidad. Sin olvidar que las últimas declaraciones de los bancos centrales siguen apostando por seguir apoyando claramente al mercado y no se van a precipitar retirando estímulos.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+