Argumentos de peso para un giro alcista de las bolsas

Por más que los mercados vivieron la semana pasada una de las mayores correcciones de los últimos años, y el pánico vendedor volvió a dominar la tendencia, la mayoría de índices bursátiles siguen moviéndose en un escenario lateral entre mínimos de febrero y máximos de febrero-marzo. La amenaza de aumento del proteccionismo llevada a cabo por el gobierno de Estados Unidos a través de fuertes aranceles a las importaciones, parece demostrarse que es una herramienta que utiliza Donald Trump para poder negociar mejores condiciones en un acuerdo bilateral que regule el comercio entre Estados Unidos y China.

Prácticamente excluye a todos los países de los aranceles salvo a China, por lo que las declaraciones del Secretario del Tesoro Steven Mnuchin este domingo al decir “Lo que hacemos es muy bueno para la economía a largo plazo, que es presionar por un comercio libre y justo”, parecen dejar claro que es todo parte de una estrategia de negociación. “Si ellos abren su mercado, es una enorme oportunidad para las compañías estadounidenses”. Advirtió haber tenido “una muy productiva conversación con el viceprimer ministro chino”. Estas declaraciones permiten que las bolsas hayan comenzado la semana con ánimos de, al menos, respetar la zona de mínimos de febrero. Las bolsas de Estados Unidos vivieron ayer una de las mejores sesiones de los últimos meses, demostrándose una vez más lo que comentábamos el pasado viernes de que “el pánico no suele generar buenas oportunidades de venta”.

El MSCI World (índice que usamos la semana pasada para ver los escenarios más probables a corto plazo) cerró el viernes justo en la media de 200 sesiones. Ahí rebotó ayer con bastante fuerza. Sin duda, si esta semana se disipan los temores a una guerra comercial, y se anuncia un acuerdo bilateral en el que las compañías norteamericanas salgan ganando, el rebote iniciado tendrá clara continuidad. Una vez más los inversores que se dejaron llevar por el pánico salieron del mercado en el peor momento.

En el futuro del S&P500 (que continúa esta mañana el rebote de ayer) se aprecia incluso mejor el movimiento técnico. Corrigió el viernes justo a niveles de la media de 200 sesiones (en naranja), que coincide prácticamente con la directriz alcista del último año. Además, este nivel coincide con la zona de aperturas y cierre de los mínimos de febrero. Uso el futuro no sólo para ver la apertura de hoy, sino porque en el precio del futuro hay más recorrido de precios al incluir los movimientos del mercado de contado cerrado.

Quizás uno de los índices que peor se comporta en el año sea el Nikkei japonés. Perdió la semana pasada la media de 200 sesiones y la directriz alcista iniciada tras el Brexit. Pero ayer se giró al alza cerca de 20.000 puntos. Este nivel era clara zona de resistencia durante todo el verano pasado. Se aprecia en el gráfico el fuerte tirón alcista del Nikkei una vez que consiguió superar este nivel, por lo que los 20.000 puntos ahora se convierten en soporte para el principal índice japonés.

Sin duda, la fortaleza del Yen ha perjudicado claramente a la bolsa japonesa. En el siguiente gráfico vemos como el último tramo bajista del Nikkei (desde inicio de año) ha coincidido con el repunte del Yen frente al dólar. En el siguiente gráfico vemos que el Yen alcanzó la semana pasada máximos desde finales del 2016, acercándose al techo del canal alcista de los últimos meses. La resistencia actual es la última antes de la resistencia del 0.01 dólares por Yen (100 Yenes por dólar).

Un giro a la baja del Yen, facilitaría que el Nikkei confirmase el rebote iniciado esta semana y volviese a cotizar dentro del canal alcista iniciado tras el Brexit y por encima de la media de 200 sesiones. Esto facilitaría el rebote del resto de activos de riesgo, algo que sucede en la mayoría de ocasiones que el Yen se debilita, ya que los inversores aprovechan el Carry Trade para financiarse barato (en Yenes a tipo cero) e invertir en una moneda distinta. El dólar/Yen, al igual que el Nikkei, pudo la semana pasada dibujar una trampa bajista antes de rebotar al alza. Si vemos la evolución inversa al gráfico anterior, observamos que el último tramo alcista del dólar (que coincidió con el inicio de la última gran subida de las bolsas), vino precedido también de una trampa bajista, puesto que se perforó el soporte formado por los mínimos de marzo, junio y agosto del año pasado. La semana pasada el dólar frente al Yen perdió los mínimos de febrero y marzo y hoy intenta recuperarlo. Si se sitúa de nuevo por encima de 106 yenes dólar, el rebote podría tener continuidad.

Ya hemos comentado en múltiples ocasiones la correlación entre el Yen dólar y la renta variable europea. El Eurostoxx 50 también puede estar dibujando una trampa bajista. El viernes al cierre perdió mínimos de febrero-marzo y la media de 200 sesiones. Escenario idílico para que los inversores bajistas apostaran a correcciones mayores hasta la zona de 3100 puntos o incluso más abajo. Incluso inversores y analistas “siempre alcistas” realizaron informes durante el fin de semana advirtiendo que el mercado podría entrar en fase bajista clara. Los contrarian se podrían frotar las manos este fin de semana puesto que durante la semana había argumentos suficientes “desde el punto de vista de la teoría de opinión contraria” para apostar fuertemente por las bolsas. Como se observa en el gráfico del Eurostoxx 500, el índice está recuperando la media de 200 sesiones y mínimos de febrero. Si cierra hoy por encima de los niveles actuales, la trampa bajista se podría confirmar, y el rebote tendría continuidad.

Los bajistas que apostaron a la debacle de las bolsas y los alcistas que deshicieron posiciones, se verían ahora contra el mercado y tendrían que volver a comprar, por lo que el rebote continuaría. Así pues, tanto la evolución del Yen, como las noticias sobre las negociaciones entre China y Estados Unidos en torno a un posible acuerdo comercial, serán claves para pensar en el rebote de las bolsas.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Argumentos de peso para un giro alcista de las bolsas
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies