Repaso a los principales activos tras la convulsa semana

Tras las fuertes correcciones de la semana pasada en la que todos los índices de renta variable acumulan ya caídas en el año, en el día de hoy consideramos conveniente realizar un repaso a la situación actual de los principales activos, no sólo de renta variable.

Comenzando por la renta variable y por los índices norteamericanos, que han sido los que han protagonizado el “Flash Crash”, es el gráfico del futuro del S&P500 el más clarividente de todos. Preferimos usar el futuro puesto que incluye los movimientos con el mercado de EE.UU. cerrado, por lo que se aprecia mejor el doble suelo la semana pasada justo en la media de 200 sesiones. Además, este nivel de mínimos de la semana pasada coincide con la base del canal que une los mínimos de 2016 (mínimos de la crisis del petróleo de inicio del año y mínimos de las elecciones de Estados Unidos).

Viendo el gráfico se aprecia que el movimiento de caída se debe a una corrección del exceso de optimismo que reinó en las bolsas de Estados Unidos desde que se anunció la reforma fiscal. Antes de la reforma, el S&P500 estaba en el techo del canal alcista, y en el inicio del año actual, el s&P500 rompió al alza el citado canal. Ahora, de forma directa, el índice se ha ido a la base del canal sin rebotar en ningún soporte intermedio.

En Europa, el Eurostoxx 600 se ha frenado justo en la zona de mínimos del año pasado, nivel que coincide con la media de 500 sesiones. Claramente el flash crash ha coincidido con la pérdida del canal alcista iniciado en 2016 y medias de 50 y 200 sesiones. El nivel actual, al igual que ocurre en el S&P500 es un soporte importante para este índice de renta variable.

También el Eurostoxx (valores zona euro del Eurostoxx 600) se ha frenado en la zona de mínimos del año pasado.

Si hubo un mercado en el que realmente había exceso de optimismo es en la renta variable emergente. El MSCI Emerging Markets rompió al alza el canal alcista iniciado en los mínimos del 2016 (en azul) y, además, superó al alza el canal de mayor pendiente iniciado tras la victoria de Donald Trump a final del 2016. En la corrección, el MSCI Emerging Markets se ha frenado en la línea que une los mínimos desde la victoria de Donald Trump.

En los gráficos hemos insertado el indicador RSI que marca los niveles de sobre compra y sobre venta. Claramente el S&P500 y el MSCI Emerging Markets estaban en los niveles más altos de sobre compra de los últimos años. En Europa no existía tal nivel de sobre compra pero sí que había una divergencia bajista, el RSI de los últimos máximos de la bolsa europea queda por debajo de los niveles de RSI de los anteriores máximos (ver líneas moradas discontinuas de los gráficos).

En cuanto a la renta fija, lo más destacable a nuestro juicio no es que se haya producido un repunte de las rentabilidades sino que las pendientes de la curva de tipos se ha empinado. Es decir, han subido más las rentabilidades de los bonos a largo plazo que los de corto plazo. En el siguiente gráfico comparamos la evolución de la rentabilidad de los bonos del tesoro de Estados Unidos en los principales plazos. Se aprecia que en las últimas jornadas la rentabilidad de los bonos a dos y tres años corrige, la de 5 y 10 años se mantiene y sube la rentabilidad de los bonos a 30 años.

Concretamente la pendiente de la curva 2-30 años se ha ampliado en 25 p.b. (ha pasado de 80 a 105 p.b.). En el gráfico además se aprecia claramente que los bonos a dos y tres años, cotizan entre 75 y 100 p.b. por encima de los tipos de interés oficiales. Así que claramente, aunque gran parte del mercado teme que las correcciones se deben al temor a que la FED suba tipos de forma agresiva, la rentabilidad de los bonos ya descuenta las tres próximas subidas de tipos. En el siguiente gráfico comparo la evolución de la TIR del bono del tesoro americano a 5 años (línea naranja) con el índice de renta fija del Barclays U.S. Treasury total return (línea blanca), que es referencia para los bonos del tesoro. Tal y como hemos explicado en muchas ocasiones, el precio se mueve de forma inversa a la rentabilidad de los bonos. Las tres últimas caídas del índice evidentemente han coincidido con repuntes de la rentabilidad. No obstante, son los repuntes rápidos de TIR las que afectan a la caída del precio. En los últimos años la rentabilidad del bono a cinco años ha pasado del 0.8% al 2.53% actual y sin embargo, el índice ha pasado de 2.000 a 2.150 puntos.

En el 2013 se produjo un repunte de la TIR de 100 p.b. y el índice corrigió un 4.18%. En 2016 el repunte de la TIR fue de 110 p.b. y el índice corrigió un 5.79%. En los últimos meses la TIR del bono a cinco años ha pasado del 1.63% al 2.60% (otros 100 p.b.) y el índice ha corregido un 3.16%. En este último repunte de la TIR la caída del índice ha sido mucho menor puesto que el nivel de rentabilidad de partida es mayor. Esto se debe a que el cupón actual es mayor. La conclusión es que con una rentabilidad de partida actual del 2.53% (rentabilidad del bono a cinco años), con la del índice Barclays del  2.54%, debemos tener presente que para que el índice incurra en pérdidas a corto plazo, el repunte de TIR debe ser vertical y es muy difícil que se incurra en pérdidas a medio plazo, ya que para ello debería haber realmente un cambio drástico en la tendencia de la rentabilidad de los bonos. Insistimos que a pesar de que la TIR ha subido un 2% en los últimos años, el índice de renta fija no sólo no ha caído sino que ha subido con claridad.

No sólo la deuda pública ha sufrido. Los diferenciales de crédito en Europa han vivido un repunte similar al vivido los días del BREXIT o en las fuertes caídas de la bolsa de inicio del 2016. El ITRAX que mide los diferenciales de la deuda europea de grado de inversión se ha ido cerca de la línea que une los últimos máximos. Entre los niveles actuales y 65 p.b. son muchos los niveles de resistencia para este índice.

Continuando con las divisas, el Dollar Index sigue en la zona de soporte que veíamos la semana pasada, aunque no termina de rebotar. Esta semana está perdiendo parte de las posiciones recuperadas la semana pasada.

Y es que el Yen sigue fuerte. Justo el dólar se encuentra en la zona de mínimos de los últimos meses frente al Yen. Ya comentamos la semana pasada que una de las dudas sobre la posibilidad del rebote de los activos de riesgo es que los inversores acabasen refugiados en monedas como el Yen o Franco suizo. De momento el Yen en máximos o Dólar en mínimos es un activo a vigilar.

Por último, los índices de volatilidad han recortado bastante desde los máximos alcanzados la semana pasada. Actualizamos el gráfico comparativo del S&P500 frente al VIX y se comprenden las similitudes del momento actual como los vividos en los anteriores pánicos de mercado de los últimos años de la tendencia alcista de largo plazo.

La situación se asemeja muchísimo a las correcciones del 2010, 2011 y 2015. En todas ellas, las correcciones ofrecieron magníficas oportunidades de compra en renta variable norteamericana. Son retrocesos de mayor calado dentro de una tendencia alcista. Es como mover el árbol para ver cuantas manzanas maduras caen. Pues esta es la sensación que nos deja el movimiento actual, no sólo en la renta variable sino también en la renta fija. Una recogida de beneficios, o una pausa dentro de la tendencia alcista general.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Repaso a los principales activos tras la convulsa semana
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies