Mantenemos visión positiva a pesar de los nuevos recortes

Ayer comentábamos que el posible giro al alza del dólar estos días, debería ser positivo sobre todo para la renta variable europea. Sin embargo, veíamos que el YEN también se estaba apreciando claramente, por lo que el movimiento podría deberse a una huida del riesgo por parte de los inversores (Risk off). Vigilar el Yen y que no se revalorice con fuerza es clave estos días. En la semana, el Yen se ha fortalecido frente al Dólar (caída en el gráfico del Dólar/Yen). Pero hoy el Dólar rebota (el Yen se deprecia) justo en la zona de mínimos de los últimos años. Puede ser una primera señal de vuelta al apetito por el riesgo o por lo menos no ha continuado la huida a la calidad.

Evolución del Dólar frente al Yen en velas diarias. Esta zona de soporte coincide con la línea que une mínimos desde 2012 que veíamos en el gráfico de largo plazo de ayer.

Tampoco en las fuertes caídas de ayer de los índices de renta variable norteamericana, vendieron las manos fuertes. Es más, en el día de ayer, las operaciones de más de 10.000 títulos en el S&P500 aumentaron el saldo comprador. Es decir, aprovecharon las rebajas para incrementar exposición al principal índice de renta variable mundial.

Y claramente las manos débiles u operaciones de menos de 10.000 títulos siguen reduciendo exposición con fuerza a la renta variable norteamericana.

Las volatilidades siguen en zona de máximos pero vemos que a pesar de las nuevas correcciones del S&P500, el VIX queda hoy por debajo de los niveles alcanzados el pasado martes.

En el Eurostoxx, el índice de volatilidad implícita (v2x) alcanza hoy niveles cercanos a los máximos alcanzados en el periodo 2014-2016. En este periodo, volatilidades implícitas superiores al 30%, coincidieron con fuertes rebotes del mercado.

Si la excusa es que la inflación va a repuntar con fuerza y los bancos centrales van a retirar estímulos de forma agresiva, tampoco estamos viendo a la rentabilidad de los bonos del tesoro dispararse al alza esta semana. Ayer el detonante de las correcciones fue Inglaterra. En su reunión esta mantuvo los tipos de interés sin cambios pero dejó claro que el momento de subir tipos de interés está más cerca de lo esperado. Los bonos del Reino Unido a 10 años subieron 10 p.b. a partir de la reunión para situarse en niveles de 1.60%. Los tipos de interés están actualmente en el Reino Unido al 0.5% y el mercado descuenta desde hace semanas que habrá una o dos subidas de tipos este año. Probabilidad del 37.3% y 34.7% respectivamente para la reunión de diciembre. No es nada nuevo ni que deba extrañar a los inversores, sobre todo porque la inflación en Reino Unido (tras la depreciación de la Libra) se ha situado en el 3% (con la subyacente en el 2.5%).

Por tanto, está claro que los inversores se están por fin dando cuenta de que estamos en un año en el que viviremos la ansiada normalización de los tipos de interés. Tras varios años de recuperación de la economía, los bancos centrales han sido muy prudentes a la hora de comenzar a subir tipos. Estados Unidos y Reino Unido van por delante, pero hay que tener presente que la Eurozona va por detrás en el ciclo y el BCE deja claro cada vez que tiene oportunidad, que mantendrá estímulos monetarios durante todo este ejercicio porque aquí la inflación no termina de aparecer.

Tal y como comentábamos hace varias jornadas, la rentabilidad de los bonos ha subido de forma muy vertical y ya pueden estar descontando las actuaciones de los bancos centrales de todo el año. En el siguiente gráfico podemos ver la TIR de los bonos a 2 años del Alemania, Reino Unido o Estados Unidos. Este plazo es el más correlacionado con las previsiones de tipos de interés por ser de más corto plazo. Desde septiembre la TIR de este plazo ha repuntado 20 p.b. Alemania, 50 p.b. Reino Unido y 85 p.b. los bonos del tesoro de Estados Unidos. Es decir, un movimiento por encima de las estimaciones de subidas de tipos de los bancos centrales respectivos para este año.

No parece, por tanto, que sea el momento de seguir apostando a que la rentabilidad de los bonos del tesoro siga disparándose al alza, que es uno de los principales miedos que tienen actualmente los inversores. El temido estallido de la burbuja de la renta fija, provocará altas rentabilidades en los bonos que encarece por valoración a las bolsas (descuento a tipos más altos), o que convertirán a los bonos en un activo alternativo. El pasado 30 de enero exponíamos en el Blog que el recorrido al alza desde estos niveles en la renta fija empieza a ser limitado. Si estamos en lo cierto y la renta fija no sigue disparada al alza, entonces la renta variable debería contener sus correcciones.

Es normal que tras este fuerte desplome, la volatilidad se mantenga alta las próximas sesiones. Los inversores, sobre todo profesionales, adaptarán sus carteras al nuevo entorno más volátil por lo que reducirán el riesgo de sus carteras, lo que puede generar mínimos más bajos en las próximas sesiones, semanas o incluso meses. Pero a medio y largo plazo, debemos mantener los objetivos de revalorización que nos planteábamos para el año, puesto que la situación macro y micro sigue siendo optimista. Es más, a día de hoy son los propios bancos centrales los que tienen  más convencimiento de la robustez de la economía. En Europa, por ejemplo, el DAX 30 podría seguir corrigiendo hasta la zona de mínimos del año pasado (11.900 puntos) o incluso algo más, hasta la directriz alcista iniciada en 2009.

El Eurostoxx 50 (con dividendos) ya cotiza en la zona de mínimos de septiembre del año pasado. Esta zona coincide con los máximos de 2007, por lo que puede ser un buen nivel para formar un soporte. No obstante, en la zona del 6.350 puntos está la media de 200 semanas y la directriz que une mínimos desde 2011.

El Ibex 35 (con dividendos), También cotiza muy cerca de los máximos del 2007, media de 200 semanas y línea que une mínimos desde 2012.

Con la volatilidad actual, es difícil saber dónde se producirá el suelo y giro alcista. Puede ser en los niveles actuales o en los comentados en los últimos gráficos. Pero si no son las manos fuertes las que están vendiendo, si no está yendo el dinero a buscar refugio en el Yen o en el Franco Suizo (tampoco se aprecia de forma relevante estos días), ni tampoco están comprando bonos (la TIR está subiendo), podemos concluir que el dinero volverá a asumir riesgo tarde o temprano. Ahora mismo todo apunta a que el dinero se está yendo directamente a liquidez, de ahí que veamos más probable que el dinero viaje de nuevo a los mercados tanto de renta fija como de renta variable. Es por esto por lo que mantenemos visión positiva a pesar de los recortes.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Mantenemos visión positiva a pesar de los nuevos recortes
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies