La semana pasada vimos la situación actual y posible recorrido para la bolsa global y ayer estudiamos los rangos para la renta variable europea. Hoy vamos a analizar la bolsa de Estados Unidos. Los índices bursátiles de Estados Unidos están en máximos históricos y encadenan casi nueve años de subidas ininterrumpidas por lo que, de nuevo, muchos inversores piensan que se avecina una fuerte corrección ya que la bolsa no puede subir ininterrumpidamente. Veamos por tanto, cuál es la situación actual tanto desde el punto de vista técnico como fundamental.

Empezando por el S&P500, vemos que el canal alcista iniciado en 2009 no ofrece dudas. El S&P500 se mueve en un canal alcista de corto plazo (en morado) iniciado en febrero del 2016 a una tasa de revalorización de nada menos que del 22% anualizada, algo difícil de mantener a largo plazo. Por tanto, es probable que a lo largo del próximo ejercicio, esta tendencia acabe perdiéndose. Si el índice se mantiene este año dentro del canal de más largo plazo la proyección a final de año sería un rango entre 2.800 y 3.500 puntos. En cuanto al escenario más pesimista, podemos ver que desde 2011 el S&P500 se mueve en un canal alcista (en verde) cuya base pasa por 2.600 puntos y la parte superior en 3.500 puntos. La base de este canal podría ser el peor escenario para la bolsa de Estados Unidos a un año vista.

El escenario más optimista sería que no se perdiese el canal iniciado a principios del año pasado cuya proyección acercaría al S&P500 a  niveles de 3.000 puntos. Desde el punto de vista fundamental,  claramente la subida de precios del S&P500 ha venido justificada por la subida de los beneficios de las compañías. Pero el precio está subiendo más rápido que los beneficios, lo que provoca que cotice actualmente a un PER estimado a un año (BPA estimado 2018 de 146.8 puntos) de 17,7X. Es verdad que la composición del índice ha cambiado, con mucho más peso en acciones del sector tecnológico que presentan grandes crecimientos de los beneficios, pero un PER de 17,7X estimado nos habla de bolsas demasiado ajustadas en precio en términos históricos.

Pues bien, repitiendo el ejercicio de ayer para las bolsas europeas, y teniendo en cuenta que los BPA estimados (Actualmente son de 161.52 puntos del S&P) para 2019 se mantengan estables (continuamente se están revisando al alza), los PER a un año a los que podría cerrar el S&P500 serían los siguientes.

  • En la base del canal (2.600 puntos), con 161,5 puntos de BPA estimados a un año, estaríamos hablando de un PER estimado de 16x. En el gráfico podemos ver que desde 2014, el PER estimado (línea naranja) medio ha rondado este 16X estimado.
  • La base del canal alcista de largo plazo (2900) se correspondería con un PER estimado de 17,9X, lo que sería equivalente a la situación actual. Un nivel perfectamente alcanzable si las empresas logran mantener la inercia actual de beneficios por acción crecientes y el S&P500 no sólo estuviese soportado por el comportamiento de las tecnológicas, sino que el resto de sectores creciese con fuerza.
  • Y el nivel de 3.500 puntos, que sería la prolongación del canal alcista iniciado el año pasado y la parte superior del canal alcista iniciado en 2011, se correspondería con un Per estimado de 21.5X. No es imposible de alcanzar, pero sería una bolsa bastante cara en términos históricos, o bien se puede alcanzar si a lo largo del 2018, se revisan al alza fuertemente los BPA previstos actuales para 2019, lo que haría que el PER estimado bajase.

En cuanto al Dow Jones industrial, donde no cotizan ni Amazon, ni Google, ni Facebook (si lo hace Apple), la situación técnica es similar. Canal alcista claro iniciado en 2009, cotiza actualmente en la parte superior del canal intermedio que se puede apreciar en azul. Dentro de esta tendencia de largo plazo se observan dos tendencias intermedias, una de mayor pendiente iniciada en los mínimos del año pasado (Tasa de crecimiento anualizado del 23%) y otra de menor pendiente en verde iniciada en 2010 (tasa de rentabilidad anualizada del 9.7%). La primera es muy complicada que se mantenga a medio plazo por lo que es probable que la pierda a lo largo del próximo año, mientras que la segunda es bastante más razonable.

En base a este escenario técnico y a unos beneficios por acción proyectados para el conjunto del índice de  1.500 puntos, tendríamos el peor escenario la base del canal en verde (21500 puntos) que se correspondería a un PER estimado de 14,3x. Actualmente el Dow Jones Industrial cotiza a un PER de 17,20x, por lo que este peor escenario sería claramente equivalente a una bolsa barata en Estados Unidos. El escenario más optimista serían niveles de 27.000 puntos, que sería la parte superior del canal alcista intermedio dibujado en azul y la base del canal iniciado el año pasado. Manteniéndose la proyección de beneficios, este nivel correspondería a un PER estimado de 18X, lo cual no es nada inviable. El rango intermedio de 25.000 puntos correspondiente a un Per estimado de 16.6X entendemos que es el más razonable.

Así pues, las bolsas de Estados Unidos están cotizando más caras que las europeas, y se presentan más lejos de los escenarios más negativos, por lo que, a priori y siempre y cuando los BPA se mantengan en los niveles actuales, parece que hay más riesgos que oportunidades a corto plazo en la bolsa de Estados Unidos. Parece muy improbable que haya fuertes correcciones, pero lo que queremos dejar claro con este análisis de hoy es tener claro cuales serían los hipotéticos niveles de cierre de año, para así poder detectar oportunidades de inversión. La bolsa de Estados Unidos no está barata, pero si se producen correcciones, los inversores apostarán por ella al menos durante el próximo ejercicio, ya que los beneficios empresariales seguirán acompañando.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+