Acabamos agosto testeando niveles clave

De nuevo la tensión con Corea del Norte provoca huida del riesgo por parte de los inversores. Esta madrugada el ejército de Corea del Norte ha continuado con sus pruebas de armamento y ha lanzado un misil que ha sobrevolado Japón y cayó en el Pacífico Norte. No es la primera vez que esto sucede pero el momento no es el más apropiado, tras las amenazas de guerra de hace unas semanas. Aunque el mercado no está reaccionando con fuertes caídas, los niveles en los que nos encontramos son claves en la mayoría de los mercados por lo que no hace falta que los movimientos sean de mucho calado para que tenga consecuencias importantes.

Empezando por la divisa, el dólar se está depreciando claramente. Da la sensación de que los inversores ya se están preparando para ver qué escribe en Twitter el presidente de los Estados Unidos. Frente al Yen Japonés, aunque sólo se deprecia un 0.5%, podemos observar en el gráfico que el movimiento están anulando el posible rebote que comentábamos hace unos días y de nuevo se ha ido a niveles de soporte (mínimos de abril).

Frente al euro, el dólar cotiza en mínimos de los últimos años. Ya hemos comentado que la fortaleza del euro (o debilidad del dólar) perjudica claramente a las bolsas europeas (sobre todo a las compañías exportadoras) y vemos hoy cómo el euro cotiza por encima de los 1.20 dólares/euro por primera vez desde final de 2014, rompiendo al alza la media de 200 semanas.

En renta fija, los inversores están comprando el activo sin riesgo por excelencia que no es otro que el bono alemán. En el gráfico observamos que cotiza por debajo de la media de 200 sesiones y justo en la directriz alcista iniciada tras las elecciones de Estados Unidos.  La bajada de TIR significa compras y que los inversores vean atractivo la compra de bonos a 10 años al 0.33% no es una señal muy optimista. Si bien es verdad que la mayor fortaleza del Euro implica menos inflación (menor coste de las importaciones sobre todo).

En cuanto a la renta variable, el Eurostoxx 50 está perdiendo esta jornada la media de 200 sesiones que coincide además con los mínimos significativos desde marzo. El cierre por debajo de 3.400 puntos significa la pérdida de un soporte muy importante, que acompañado a las compras de renta fija, aumenta las probabilidades de que la fase correctiva iniciada en mayo continúe a corto plazo.

El Ibex está perdiendo esos mínimos desde marzo pero de momento cotiza por encima de la media de 200 sesiones y de la directriz alcista iniciada tras el Brexit.

El DAX cotiza también en un nivel clave. Justo el precio de hoy coincide con la media de 200 sesiones y ligeramente por encima de los mínimos de marzo y de los marcados en la semana de las amenazas de guerra (agosto) entre EE.UU. y Corea del Norte.

Por tanto, tenemos al dólar perdiendo soportes importantes, al bono alemán justo en soporte y a las bolsas europeas en soporte o perdiendo niveles importantes. Un cierre en la jornada de hoy de los activos comentados en peor situación de la actual, generará importantes dudas en los inversores cuando recuperemos el volumen en septiembre. Por último, un índice que hemos estado vigilando estas semanas, el Russell 2.000, ayer cerró en positivo y en zona de máximos de la sesión y justo en la media de 200 sesiones que había perdido recientemente. Las noticias que llegan desde Corea pueden provocar que esta media no se supere (tal y como se aprecia en el gráfico del futuro) y no pueda darse por bueno el rebote que se había iniciado en los mínimos anuales.

Por tanto, mantenemos nuestra recomendación de la semana pasada de mantener riesgos pero apostando por sectores o valores más defensivos. En el siguiente gráfico observamos cómo en los seis últimos meses las compañías de baja volatilidad (en verde el índice S&P500 low volatility) ha subido un 0.67% frente a la corrección del 1.11% del S&P500 y sobre todo, frente a la caída del 5.39% de las compañías de alta beta (en azul el S&P500 High Beta).

Ya habrá tiempo para apostar por compañías o sectores más arriesgados cuando se certifiquen los soportes que estamos vigilando en los índices de renta variable. Lo que no consideramos oportuno es apostar ahora por un activo libre de riesgo (bono alemán) en un contexto económico como el actual, en el que los datos macro nos están certificando el inicio del ciclo expansivo en Europa, la continuidad del mismo en Estados Unidos y el buen momento de emergentes (combinación de países saliendo de la recesión con países mostrando altas tasas de crecimiento).

Evolución de la Tir de los bonos alemanes por plazo.

Tal y como se aprecia en el siguiente gráfico con la evolución de las rentabilidades de los bonos alemanes a 3, 5, 10 y 30 años, todos los plazos cotizan hoy por debajo de la inflación subyacente de la eurozona, algo que sólo ocurrió en el segundo trimestre del 2015, cuando vimos caer el precio de los bonos alemanes a 10 años un 8% en dos meses y un 25% en el mismo plazo los bonos a 30 años. Por tanto, parece más arriesgado comprar en el momento actual bonos de largo plazo buscando refugio que mantener renta variable de sesgo conservador. Para apreciar el riesgo de los bonos, adjunto un gráfico de los  bono alemanes  a 30 años (en parte superior del gráfico) y a 10 años (parte inferior) que eran referencias en el segundo trimestre de 2015 y las caídas que sufrieron ese trimestre.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Acabamos agosto testeando niveles clave
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies