Tras las elecciones, volvamos a los fundamentales

Los resultados de las elecciones ayer han sido contundentes: Francia y Europa se alejan un poco más de la ruptura al no tener opciones visibles un partido euroescéptico. El desenlace ha sido el mejor que cabría esperar para los mercados.

Macron tiene otro perfil nuevo, que ha generado la esperanza de que se pueden hacer las cosas distintas. Con solo 39 años, tiene una gran formación artística y humanista (estudió piano y se graduó en Filosofía), y formación técnica para el puesto (se graduó después en ciencias políticas y luego se fue a una de las escuelas más elitistas de Francia para convertirse en inspector de finanzas).

No está afiliado a ningún partido clásico. Criticado por la derecha por haber formado parte del gobierno de Hollande (fue ministro de Economía) y por la izquierda porque trabajó en un gran banco de inversión (en Rothschild donde creció fuertemente su fortuna), ha sido capaz de generar la esperanza en el electorado de que las cosas se pueden hacer de forma distinta, pero sin romper todo lo establecido.

El ganador era el único verdaderamente europeísta, y ha sabido atraer a la amplia mayoría (en torno al 70% según encuestas) de franceses que quieren seguir en Europa.  Si se afrontan las medidas adecuadas el sentimiento optimista y la mejora económica se consolidará. Creo firmemente que  Europa se va a reforzar, porque el hecho de que el 40% de los votos en Francia fueron a partidos euroescépticos, muestra a las claras que hay que trabajar la idea de una Europa más unida, en todos los frentes, político, económico y social.

Si la economía sigue consolidando su positiva trayectoria, será el mejor antídoto contra mensajes extremistas. Por otro lado, debemos de recordar que los fundamentales en este momento tanto de la economía, como de las empresas, son muy favorables a la inversión en activos de riesgo. Y de nuevo hemos visto que cada vez tiene menos trascendencia los riesgos geopolíticos.

Por tanto, una vez pasado este desenlace, es normal que la trayectoria de los mercados acuda a la guía de referencia: macroeconomía, políticas monetarias, alternativas de inversión, etc. Los fundamentales vuelven a tomar las riendas, con un objetivo de medio plazo.

La economía mundial está creciendo, pero la diferencia con otros años es que el crecimiento está sincronizado a escala global, con una tendencia a generar un poco más de inflación (nos olvidamos ya de la deflación), a la mejora de la calidad crediticia de gobiernos y empresas, así como el aumento del consumo e inversión.

Este momento de cambios inclina la balanza de refuerzo de la maquinaria comenzando una transición, muy tranquila, desde la política monetaria a la fiscal. Estímulos fiscales que irán llegando y ayudarán a ir subiendo tipos despacio, y a que los ciudadanos (y a la vez votantes) sientan en sus bolsillos que su vida mejora.

Seguiremos pendientes de las políticas de Trump, del crecimiento chino, de las actuaciones de los bancos centrales, de las negociaciones del Brexit, de las cotizaciones de divisas y materias primas, etc. y por supuesto de los resultados empresariales. Estas son las cuestiones que están encima de la mesa y que deben influir en nuestras decisiones. Y ahora mismo, lo responsable gestionando un patrimonio financiero, no es estar en liquidez esperando un movimiento bajista de calado que no acaba de llegar, sino afrontar decididamente decisiones con respecto a potencialidad de rentabilidades y riesgos “reales” .

Las caídas acabarán llegando, pero puede que desde niveles muy por encima. Abróchense los cinturones, que estamos cogiendo velocidad de crucero.

 

 


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida comisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan sin que pueda servir de base a decisiones de inversión y por lo tanto sin que Unicorp Patrimonio, S.V. responda por las mismas.. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos.

Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Tras las elecciones, volvamos a los fundamentales
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies