Los bonos se resisten a caer

Estos días estamos viendo que los principales índices de renta variable muestran clara tendencia alcista. Sin embargo, al contrario de lo que se podría adivinar en el inicio del año, la renta fija no ha profundizado las correcciones que se iniciaron tras las elecciones de Estados Unidos. En cuanto la mayoría de bonos han alcanzado rentabilidades importantes, han vuelto las compras. El activo más seguido en Europa es el bono alemán a 10 años, y es el futuro del Bund (precio del bono a 10 años) el índice más líquido, y por tanto, el que mejor representa la evolución de la deuda. Si miramos la evolución del BUND, para nada se puede hablar de estallido de la burbuja de la renta fija.

 

Evolución del futuro del Bund en velas semanales. Desde el inicio de la crisis, la tendencia alcista en el precio de los bonos alemanes ha sido clarísima. La última corrección iniciada después del verano pasado, ha sido aprovechada por los inversores para volver a entrar en este activo. Esta semana se están acelerando las compras tras confirmarse el rebote y superar la media de 50 semanas (línea verde).

 

 

 

En renta fija el comportamiento del precio de los bonos es inverso al comportamiento de la TIR. Si el precio hemos visto que es alcista, la rentabilidad claramente está en tendencia bajista. Vemos cómo la Tir del bono alemán está corrigiendo fuertemente tras alcanzar el nivel del 0.5%, que era el nivel de resistencia más importante. En este nivel tenemos la parte superior del canal bajista de largo plazo.

 

 

No obstante, este movimiento puede tener bastante lógica. Tras una tendencia bajista tan consolidada y de tanta duración, era complicado pensar que se rompiese al alza directamente, sobre todo tras un movimiento contundente como el vivido desde el -0.20% al 0.5% en poco tiempo. Lo más normal es que se produzca un movimiento contrario para volver a tomar impulso. En la zona del 0.10% y 0.15% tenemos la media de 50 semanas y la zona de mínimos del 2015. Dada la situación actual de incremento de las expectativas de inflación y crecimiento económico, entendemos que de llegar a este nivel, se producirían nuevas ventas en los bonos que llevarían de nuevo a la Tir a atacar la directriz bajista (pasa ahora por el 0,40%).

 

El bono alemán a 30 años ha hecho lo propio al alcanzar el nivel del 1,20%, zona de soporte intermedio en 2015. Se está produciendo una corrección en la TIR (subidas en el precios), aunque entendemos que el objetivo debería ser la zona del 1.5% que es por donde pasa la directriz bajista y la media de 200 semanas.

 

 

En Estados Unidos la situación es similar. El bono a 10 años se frenó al alcanzar el nivel del 2.50%, quedándose muy cerca de la media de 500 semanas. Rompió la línea de máximos (verde) desde 2009, y desde entonces se está moviendo en un lateral muy estrecho entre las medias de 200 y 500.

 

 

Quizás en el bono alemán muchos puedan encontrar la excusa de que está siendo refugio ante la incertidumbre política en Europa. La victoria posible de Le pen en Francia, la posible inestabilidad en Alemania antes y después de las elecciones podrían ser excusas válidas. Sin embargo, estamos viendo que estos días también están comprado bonos franceses. La prima de riesgo francesa se había ampliado en enero, pero en las últimas semanas se mantiene estable en torno a 75 p.b. Hoy la tir del bono francés a 10 años está en mínimos del mes, a más de 18 p.b. de los máximos de este año.

 

Después de esto, llama la atención que en las últimas jornadas, mientras corrigen la tir de la mayoría de bonos, el bono español se mueve contracorriente y la tir repunta casi a máximos anuales. En el siguiente gráfico comparo la rentabilidad del bono español (amarillo) frente al francés (verde), donde se aprecia la divergencia de las últimas jornadas. Incluso el bono italiano (línea morada) que de nuevo está sufriendo con su sector bancario, está viendo cómo la rentabilidad del 10 años se despega de los máximos anuales.

 

 

Así pues, salvo el comportamiento puntual del bono español, estamos viendo que los inversores no terminan de salir despavoridos de la renta fija ante el temor del estallido de la burbuja de precios que se ha vivido en los últimos años. Esta semana, miembros del BCE han insistido en que no hay presión en la inflación salvo la temporal provocada por repunte del petróleo de los últimos 12 meses. Los inversores empiezan a tener claro que los tipos de interés no se dispararán a niveles previos a la crisis financiera y que tendremos inflaciones controladas y bajos tipos de interés por mucho más tiempo de lo esperado por algunos.

 

Además, hay que ser conscientes de que hay muchísima liquidez en el mercado y los inversores de todos lo perfiles buscan rentabilidad donde quiera que esté. El año pasado, a pesar de que los tipos estaban en negativo, en la zona euro, los fondos monetarios siguieron viviendo entrada de partícipes aún sabiendo que la rentabilidad es negativa. Los inversores conservadores no van a pasar de fondos monetarios o de liquidez a apostar por carteras de renta variable. El abanico de activos elegibles es inmenso. Desde deuda corporativa a corto plazo, deuda high yield, deuda a largo plazo, convertibles, deuda emergente, fondos de retorno absoluto, fondos mixtos, ofrecen múltiples oportunidades que nos hace pensar que, al menos a corto plazo, seguirá habiendo inversores en deuda que hagan complicado el estallido de la burbuja.


Artículo realizado por Unicorp Patrimonio, Sociedad de Valores.

Esta información no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida omisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Unicorp Patrimonio, S.V. no asume responsabilidad alguna por los daños y perjuicios derivados de errores y/o incorrecciones o de la inexactitud en la información y opiniones suministradas. Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan. Unicorp Patrimonio, S.V. no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos. Unicorp Patrimonio, S.V. no se hace responsable del uso que se haga de esta información ni de los perjuicios que pueda sufrir el inversor que formalice operaciones tomando como referencia las valoraciones y opiniones recogidas en los informes.

El sistema retributivo de las personas que elaboran los informes se basa en diversos criterios entre los que figuran los resultados obtenidos en el ejercicio económico por Unicorp Patrimonio, S.V., pero en ningún caso la retribución de los analistas está vinculada al sentido de las recomendaciones contenidas en los informes. Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente. Las personas que elaboran los informes podrán disponer a título personal acciones de alguna/s de las compañías que se mencionan en los informes, o alguna de sus filiales y/o participadas. Unicorp Patrimonio, S.V. en el desarrollo corriente de sus actividades financieras, puede haber mantenido, mantener actualmente o estar interesado en mantener en el futuro, relaciones comerciales con alguna/s de las compañías a que se hace referencia en los informes, o alguna de sus filiales y/o participadas. Unicorp Patrimonio, S.V. y/o cualquiera de sus responsables y/o consejeros pueden en cada momento mantener una posición o estar directa o indirectamente interesados en valores, opciones, derechos o warrants de alguna/s de las compañías mencionada/s en los informes.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Los bonos se resisten a caer
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies