Tres comicios nacionales se celebrarán entre abril y septiembre en Francia: las elecciones presidenciales el 23 de abril y el 7 de mayo, las legislativas un mes después y las senatoriales en septiembre. Y la líder del partido de ultraderecha Jean Marie Le Pen ya ha provocado en las últimas jornadas el temor de los inversores. Ha dejado claro que si consigue la victoria en las presidenciales, apostará claramente por la salida de Francia del euro. Ya tenemos un nuevo vocablo con el que tendremos que ir familiarizándonos este año, el Frexit. Y cómo las encuestas dan a Le Pen favorita en primera vuelta, los mercados no esperan a las elecciones y empiezan a actuar.

Como siempre, los bonos son los que primero reaccionan. La rentabilidad del bono del estado francés ha pasado del 0.15% en octubre del 2016 al 1.10% de hoy, pero más llamativo si cabe es que la prima de riesgo frente al bono alemán ha escalado más de 50 p.b. en el mismo periodo de tiempo. En el gráfico siguiente podemos ver cómo la prima de riesgo alcanza niveles nada menos que de 2012.

 

 

Y es que ayer S&P salió a la palestra para decir que si Francia denominase su deuda en Francos se consideraría un “default”. Moody´s dijo lo mismo y los mercados se pusieron bastante nerviosos, contagiándose el riesgo al resto de bonos periféricos. Pero el default no significaría (en el hipotético caso de que realmente se convirtiese al franco) que no afrontase su deuda. Si un emisor no cumple las obligaciones contractuales con sus acreedores, incluyendo el pago en la divisa estipulada, se trataría de un “default’”.

Pero el mercado reacciona, de nada vale que en segunda vuelta haya muy pocas probabilidades de que gane Le Pen, ni tampoco que aprendamos del pasado y veamos que ni Brexit ni Trump truncó la tendencia. Vuelve el “miedo” en los inversores, y a la inflación se le suma el riesgo de rebaja de calificación crediticia, así como el riesgo de contagio, por lo que el precio de los bonos cae y la rentabilidad sube. Además hay que añadir que el BCE empezará en breve a reducir el volumen de compra de bonos en Europa. En el siguiente gráfico vemos el claro contagio a las primas de riesgo de los periféricos. La del bono italiano y portugués, se han ido también a niveles de 2013, mientras que la del bono español de momento se mantiene en el rango del año pasado.

 

 

Pero debemos tener en cuenta que la prima de riesgo aumenta por dos motivos. El primero es porque sube la rentabilidad del bono español, portugués, o del bono que lo estemos calculando y el segundo es porque está bajando la rentabilidad del bono alemán (si lo calculamos frente a este). En el momento actual, que suba la rentabilidad de los bonos es algo normal y tiene sus fundamentos que tanto hemos ido explicando en las claves diarias. Pero que baje la rentabilidad del bono alemán estos días (llegó la semana pasada al 0.50% y hoy cotiza al 0.34%) sólo tiene sentido si hay miedo y actúa como refugio. Analizando sólo la rentabilidad del bono español en concreto, vemos que presenta resistencias entre el 1.8% y 2%. Con los datos de inflación actual, es normal que la rentabilidad tienda al alza, pero entendemos que en niveles del 1.8%-2% volverán las compras.

 

 

También el euro está siendo uno de los activos más perjudicados desde ayer. En el gráfico vemos que justo al llegar a los niveles previos a las elecciones norteamericanas, se ha girado a la baja. Tal y cómo estamos comentando en las últimas semanas, si el año pasado el euro dólar se movía en un terreno entre 1.05 y 1.15 para este año el rango más probable está entre 1 Y 1.10 dólares por euro.

 

 

 

No hay por tanto grandes novedades en los mercados, sino que son movimientos dentro de rangos previstos y que (tal y como venimos comentando desde hace tiempo) son decisiones o incertidumbres políticas las que lo están desencadenando. Si miramos la renta variable, a pesar de la corrección de ayer, vemos que el Eurostoxx 600 se mantiene claramente en el rango lateral iniciado a mediados de diciembre.

 

 

Si la incertidumbre actual continúa, lo más probable es que el Eurostoxx 600 corrija hasta la base del canal. Pero deberíamos mantener la cabeza fría y pensar que esta corrección sería una oportunidad para aumentar riesgos en Europa. Pero claro, sólo si contamos con ello podemos entenderlo como esa oportunidad.

 



Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida omisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Unicorp Patrimonio, S.V. no asume responsabilidad alguna por los daños y perjuicios derivados de errores y/o incorrecciones o de la inexactitud en la información y opiniones suministradas. Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan. Unicorp Patrimonio, S.V. no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos. Unicorp Patrimonio, S.V. no se hace responsable del uso que se haga de esta información ni de los perjuicios que pueda sufrir el inversor que formalice operaciones tomando como referencia las valoraciones y opiniones recogidas en los informes.

El sistema retributivo de las personas que elaboran los informes se basa en diversos criterios entre los que figuran los resultados obtenidos en el ejercicio económico por Unicorp Patrimonio, S.V., pero en ningún caso la retribución de los analistas está vinculada al sentido de las recomendaciones contenidas en los informes. Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente. Las personas que elaboran los informes podrán disponer a título personal acciones de alguna/s de las compañías que se mencionan en los informes, o alguna de sus filiales y/o participadas. Unicorp Patrimonio, S.V. en el desarrollo corriente de sus actividades financieras, puede haber mantenido, mantener actualmente o estar interesado en mantener en el futuro, relaciones comerciales con alguna/s de las compañías a que se hace referencia en los informes, o alguna de sus filiales y/o participadas. Unicorp Patrimonio, S.V. y/o cualquiera de sus responsables y/o consejeros pueden en cada momento mantener una posición o estar directa o indirectamente interesados en valores, opciones, derechos o warrants de alguna/s de las compañías mencionada/s en los informes.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+