El año pasado vimos que el sectorial bancario llegó a cotizar al 50% del valor en libros y comentábamos que podría ser una buena oportunidad para apostar por la banca. Ver un sector cotizando con tanto descuento tiene sentido cuando lo que se está cotizando en precio es alta probabilidad de quiebra y no una caída en los beneficios. En 2009 y 2012 la banca también cotizó con descuentos similares y entonces sí que había más probabilidad de quiebra. Los balances no estaban tan saneados y la economía europea estaba en clara recesión. Sin embargo las presiones del Banco central Europeo están generando que los bancos tengan coeficientes de capital mucho más altos que los que habían hace unos años.

 

Sucesivas ampliaciones de capital, omisión de reparto de dividendos, emisión de bonos convertibles e híbridos financieros perseguían este objetivo de reforzar balances. Así pues, estamos ante unos bancos menos rentables pero no ante una banca insolvente. Y ya este trimestre estamos viendo que las pérdidas de algunos bancos se deben sólo a provisiones. Las tasas de morosidad están más controladas y el precio del ladrillo empieza a dar señales de recuperación, por lo que no parece que haya que seguir dotando provisiones para depreciación de estos activos. Cuando parecía que ya todo estaba provisionado, llegó la sentencia de las cláusulas suelo. Sea por lo que fuere, tras las clausulas suelo parece que ya están todos los escenarios negativos descontados. Desde este punto de partida, todo apunta a que veremos un ritmo creciente en los beneficios por acción de la banca. Y esto, lo vimos la semana pasada, es fundamental para pensar que el PER estimado de 11,20x que presenta el sectorial bancario de la zona euro es barato. Este Per estimado es bastante atractivo, pero si los beneficios por acción siguen corrigiendo, el Per es caro.

 

Así las cosas, entendemos que el sectorial bancario debería continuar la tendencia alcista iniciada tras el brexit. En el gráfico vemos que el sectorial sigue en un lateral entre la media de 500 sesiones y la zona de máximos de marzo del año pasado que rompió al alza en diciembre.

 

 

Esta semana el índice hizo amago (apoyado en los resultados de los primeros bancos en publicar) de superar el lateral al alza, pero la situación de la banca italiana ha provocado de nuevo recortes en el precio. Y es que Unicredit corrigió más de un 6% ayer tras anunciar que no cumplirá con los requisitos de ratio de capital exigidos por el BCE a cierre de 2016. Esto era conocido, pero deja a las claras que el mayor banco de Italia se la está jugando con la ampliación de capital de 13.000 millones que anunció a final del año pasado y en la que está inmersa en estas fechas. No en vano el banco, ha tenido que dotar nada menos que 12.200 millones para créditos dudosos y ha anunciado que para este año estima que arrojará unas pérdidas de 11.800 millones. Así pues, el mercado está nervioso ya que si se repite la historia de Monte dei Pashi Siena, y la ampliación de capital no tiene éxito, el dinero aprobado por el gobierno italiano para el rescate de la banca, será escaso.

 

Aunque hoy las bolsas se están recuperando de las correcciones de las dos últimas sesiones (evidenciando que la tendencia es alcista), vemos que los mercados están muy pendientes de este factor. Los bonos italianos da 10 años ya cotizan al 2,30% frente al 2% al que cotizaban cuando la caída de Monte dei Pashi. Y la prima de riesgo italiana cotiza en 180 puntos. Es más, la prima de riesgo de Italia frente a España está en máximos de los últimos años. Hoy cotiza en 70 puntos básicos y en las últimas jornadas ha entrado en una espiral de subida libre, tal y cómo se aprecia en el gráfico siguiente. Arriba en blando la tir del bono italiano y en naranja la tir del español, y abajo el diferencial entre ambos.

 

 

Por tanto, aunque la tendencia previa de los bancos europeos en particular y de la renta variable en general es alcista, hay que estar muy atentos a la ruptura del lateral del último mes. Si rompemos al alza apoyados por los resultados empresariales (y se consigue la ampliación de capital de Unicredit), ganaremos en seguridad a la hora de apostar por un nuevo tramo alcista de las bolsas, y si rompemos a la baja por el miedo al contagio de una banca italiana insolvente y necesitada de un macro rescate, el lateral se romperá a la baja y necesitaremos buscar soportes inferiores. Habrá que estar atentos por tanto la lateral.

 

A modo de ejemplo, el lateral del Eurostoxx 600 está situado entre 360 y 370 puntos. Por abajo (si pierde el 360) el soporte lo situamos en 345-350 puntos. Y por arriba (caso de superar 370) buscaría objetivo en la zona de 380 puntos.

 


Este informe no refleja una posición institucional, se difunde exclusivamente a efectos informativos, está sujeto a cambios sin previo aviso, y no tiene en cuenta la situación, necesidades u objetivos de inversión particulares de sus destinatarios, quienes deberán conocer los riesgos del producto con el que vayan a operar.

En ningún caso deberá considerarse este documento como una oferta de compra, suscripción, venta, o recomendación de compra o venta de instrumentos financieros, o como base de un contrato o compromiso de cualquier tipo. El inversor que tenga acceso al presente informe debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión e incluso ser contrarios a sus intereses, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstas no han sido tomadas en cuenta para la elaboración del presente informe, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias, y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario. Por tanto, el presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado.

Las opiniones o estimaciones vertidas en el documento se refieren a la fecha que figura en el mismo y se basan en informaciones de carácter público que han sido obtenidas de fuentes consideradas como fiables. Dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Unicorp Patrimonio, S.V., por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita, en cuanto a su precisión, integridad o corrección. Existen múltiples factores y variables de tipo económico, financiero, jurídico, político que por su propia naturaleza son incontrolables e impredecibles. Los precios y rentabilidades reflejados son orientativos y sujetos a variaciones de mercado, y no llevan incluida omisión alguna. El inversor debe tener en cuenta que la evolución pasada o resultados históricos de los valores, no garantizan la evolución o resultados futuros.

Todas las referencias a objetivos en este documento han de ser tratadas como objetivos, en ningún caso como garantías. Los precios objetivos que se puedan desprender del análisis efectuado por Unicorp Patrimonio, S.V. quedan sujetos a criterios de análisis fundamental y técnico, ponderando en cada caso los métodos que, en función de nuestra propia opinión, se adecúan mejor a cada compañía en particular. Los precios objetivos no implican compromisos de revalorización, ni deben ser entendidos como indicaciones ni recomendaciones de inversión.

Unicorp Patrimonio, S.V. no asume responsabilidad alguna por los daños y perjuicios derivados de errores y/o incorrecciones o de la inexactitud en la información y opiniones suministradas. Los destinatarios tomaran la información recibida por Unicorp Patrimonio, S.V. como una opinión más con las limitaciones que le afectan. Unicorp Patrimonio, S.V. no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. Los informes de Unicorp Patrimonio, S.V. se realizan con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión de los mismos. Unicorp Patrimonio, S.V. no se hace responsable del uso que se haga de esta información ni de los perjuicios que pueda sufrir el inversor que formalice operaciones tomando como referencia las valoraciones y opiniones recogidas en los informes.

El sistema retributivo de las personas que elaboran los informes se basa en diversos criterios entre los que figuran los resultados obtenidos en el ejercicio económico por Unicorp Patrimonio, S.V., pero en ningún caso la retribución de los analistas está vinculada al sentido de las recomendaciones contenidas en los informes. Asimismo se informa de que nuestros informes son elaborados por profesionales que realizan operaciones en el mercado, razón por la cual podrían no reflejar una opinión estrictamente independiente. Las personas que elaboran los informes podrán disponer a título personal acciones de alguna/s de las compañías que se mencionan en los informes, o alguna de sus filiales y/o participadas. Unicorp Patrimonio, S.V. en el desarrollo corriente de sus actividades financieras, puede haber mantenido, mantener actualmente o estar interesado en mantener en el futuro, relaciones comerciales con alguna/s de las compañías a que se hace referencia en los informes, o alguna de sus filiales y/o participadas. Unicorp Patrimonio, S.V. y/o cualquiera de sus responsables y/o consejeros pueden en cada momento mantener una posición o estar directa o indirectamente interesados en valores, opciones, derechos o warrants de alguna/s de las compañías mencionada/s en los informes.

El presente informe no podrá ser transmitido ni ser objeto de uso, ya sea total o parcialmente, en los EE.UU. de América ni a personas o entidades jurídicas americanas. Ha sido emitido conforme a la legislación española y, por lo tanto, su uso, alcance e interpretación deberán someterse a dicha legislación. Unicorp Patrimonio, S.V. se encuentra inscrita en el registro oficial de la CNMV con el número 216.

Este documento no podrá ser reproducido, distribuido o publicado sin el previo consentimiento por escrito de Unicorp Patrimonio, S.V.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+