En las claves de ayer vimos que un cambio de sesgo en los resultados empresariales puede generar que las bolsas rompan al alza. Justificábamos que un mismo ratio PER puede pasar de ser caro, o neutral a ser barato sólo con el hecho de que los BPA pasen de ser decrecientes o estables a estables o crecientes respectivamente. Los bancos europeos fueron los que más y mejor recogieron el movimiento. Además, tras la apertura del mercado en Estados Unidos, el movimiento alcista se prolongó. El mercado empieza a tomarse en serio las promesas electorales de Trump y empieza a comprender que habrá bajada de impuestos a ciudadanos y empresas, así como importante gasto público y repatriación de compañías. No sabemos qué consecuencias podrá tener a largo plazo estas medidas, pero está claro que a corto plazo son positivas, y así lo están reflejando los mercados, y sobre todo los índices de confianza de empresarios, consumidores e inversores.

Así pues, ayer por fin los principales índices rompieron al alza el lateral que los tenía atrapados desde hace más de un mes. Hoy aprovecho para informarles que en el blog de Unicorp Patrimonio inauguramos ayer una sesión de análisis técnico de más corto plazo que iremos actualizando periódicamente. Se analizarán los principales índices de renta variable e iremos incorporando también análisis de valores que estén en una situación técnica interesante. Tendrá al menos una revisión semanal, pero nos comprometemos a actualizarlo siempre que haya alguna revisión de soportes y resistencias. Hoy, cómo ayer se produjo la ruptura, hemos actualizado el análisis de ayer.

Hoy por tanto merece la pena detenerse en ver el comportamiento de los índices de corto plazo para ver cual es la situación actual. El Ibex en la sesión de ayer rompió al alza el lateral bajista, dejando un hueco de escape en la apertura. El índice mostró su fortaleza rompiendo incluso el movimiento lateral que venía marcando desde mediados de diciembre. Tras la ruptura, se mantuvo todo el día por encima de la resistencia que comentábamos ayer situada en 9.520 puntos. En la sesión de hoy tenemos esta cifra de 9.520 como nivel de soporte más cercano. El Ibex mantiene la tendencia alcista de base y mientras no se pierda esta resistencia, el mercado seguirá presionado al alza. No obstante, incluso habiendo un cierre por debajo, hay que estar muy pendientes al hueco dejado ayer, qeu pasa a ser el nivel de soporte más importante a corto plazo. Además en ese hueco coinciden las medias de corto y medio plazo (zona de 9.375-9.400 puntos).

Eurostoxx 50. Sigue con el mismo comportamiento que el Ibex. Con menos virulencia pero también consiguió cerrar por encima del lateral en el que lleva moviéndose desde mediados de diciembre. Los inversores más corto placistas pueden tomar posiciones en los niveles actuales y situarse un stop de protección bien en los niveles del hueco dejado ayer (3.280 puntos) o la base del canal lateral del último mes (3.260). Tras la fuerza mostrada en el día de ayer, este nivel de 3.260 pasa a ser el soporte principal de corto plazo. Si continúa el apoyo de los resultados empresariales, no se descarta un tramo importante de subida desde los niveles actuales.

DAX 30. Tal y como vimos ayer, el DAX sigue siendo el índice europeo más fuerte. No sólo dejo un hueco alcista en la apertura, sino que ese hueco comenzó por encima del canal lateral del último mes. Ahora la resistencia de 11.680 puntos pasa a ser el soporte principal de corto plazo. Si estamos en lo correcto y la figura de los últimos meses es un banderín alcista, el índice puede desarrollar un movimiento alcista importante que puede llevar al índice a niveles superiores al 12.000. Soportes principales a corto plazo, además del 11.680, el nivel de 11.600 (hueco dejado ayer) y la zona de 11.400 puntos que es la base del canal lateral del último mes.

En estados Unidos se repite el patrón. Aunque el estrellato se lo está llevando el DoW Jones por alcanzar los 20.000 puntos, todos presentan un dibujo similar. El S&P500 también ha roto al alza el lateral que duraba ya 29 sesiones. Lo hizo además con un minihueco en la zona de resistencia. Así pues el nivel de 2.280 puntos pasa a ser ahora soporte, y mientras no lo pierda, mantenemos la posibilidad de que el próximo tramo del S&P500 sea alcista pudiendo ser incluso de una amplitud similar a la que precedía al lateral. Este sería el objetivo desde el punto de vista técnico si consideramos que el lateral desde diciembre formaba parte de una figura de bandera, siendo el mástil, el tramo alcista desde las elecciones americanas. Lo que sí ocurre tras la fortaleza mostrada es que el nivel de 2.250 pasa a ser un soporte muy fuerte para el S&p500.

Evidentemente, las rupturas no siempre son fiables. En muchas ocasiones se tratan de una trampa bajista. Eso no lo podemos saber a priori y sabiendo que son los resultados empresariales y declaraciones de Trump lo que está provocando la ruptura, sabemos en sólo una sesión o un Twit del nuevo presidente, la situación puede cambiar. Por eso es importante ver cuales serían los soportes de corto plazo a vigilar. Si en las próximas sesiones se pierde de nuevo los soportes comentados, entonces sí podríamos hablar de trampa bajista, y los riesgos que se han abierto estas jornadas, deberían deshacerse.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

 

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+