La fortaleza del dólar debilita emergentes y materias primas

Tras la reunión de la FED, sin duda el principal beneficiado fue el dólar. El mercado vuelve a descontar mayor agresividad en la subida de tipos por parte de la FED y esto ocasiona que el dólar se revalorice. Ya a mediados de 2014, el dólar comenzó una fuerte revalorización en cuanto Bernanke anunció que comenzaría el Tapering y el mercado adelantaba que tarde o temprano la FED comenzaría a subir tipos. Sin embargo, cómo la subida no fue tan agresiva cómo se esperaba en un primer instante, el Dollar index ha estado casi dos años en un movimiento lateral entre 93 y 100 puntos, tal y cómo se aprecia en el siguiente gráfico.

Y cómo se observa, tras las elecciones de Estados Unidos, y el consiguiente repunte de expectativas de inflación en Estados Unidos, el mercado ya comenzó a descontar que la FED retomaría las subidas de tipos aplazadas este verano por el temor a las implicaciones que el Brexit podría tener en la economía global. Hoy, con el paro en el 4.6% y los buenos datos de vivienda, PIB, consumo minorista, confianza del consumidor y empresarial, es normal que el mercado sí que se crea que puedan haber tres subidas de tipos en el 2017. Después habrá que ir viendo cómo sobrevienen los acontecimientos, porque el año pasado por estas fechas estábamos en una situación similar.

El caso es que los mercados cada vez son más complicados. Cómo el BCE y otros mercados tienen políticas en la actualidad totalmente opuestas a la FED (siguen estimulando a la economía) se acelera la fortaleza del dólar. Y ya hemos comentados en muchas ocasiones en estas claves, que un repunte de la volatilidad del mercado de divisas puede tener consecuencias negativas para los activos de riesgo en general. Justo en el siguiente gráfico podemos ver la relación inversa que hay entre el precio del petróleo (línea blanca) y la evolución del Dólar Index. Cuando el dólar se aprecia, el petróleo corrige (al igual que la mayoría de materias primas).

Por tanto no es muy favorable para los activos de riesgo que el dólar esté tan fuerte. Además históricamente el billete verde ha actuado como refugio en momentos complicados para los activos de riesgo, por lo que también se suele identificar (aunque no siembre) fases alcistas del dólar con correcciones en la bolsa.

El petróleo ya no ocupa tantas portadas pero ha vuelto a la zona de 50 dólares por barril, por debajo de la ruptura de máximos de agosto a septiembre que se produjo la semana pasada. Si el dólar sigue fuerte, puede tratarse de una trampa bajista en el petróleo. Además, a lo largo del año venimos insistiendo que el terreno natural del petróleo está en torno a 50 dólares el barril. Las nuevas tecnologías de Fracking actuarán para reducir la volatilidad el precio de la misma. Si se acerca a 60 dólares, aumentarán las explotaciones en funcionamientos aumentando la oferta y si baja a 40 la oferta de petróleo bajará por lo que el precio tiende a ajustarse. Y si la tecnología sigue mejorando para abaratar el coste de explotación, el precio debería seguir presionada a la baja.

Pero no sólo el precio del petróleo se ve presionado a la baja por la fortaleza del dólar. Los mercados emergentes han corregido durante las dos últimas sesiones justo al tocar un nivel clave. Tras la victoria de Trump, el MSCI Emerging markets perdió la zona de mínimos y máximos relevantes desde 2011, que coincide con al media de 500 sesiones. Esta semana ha tratado sin éxito de superar este nivel perdido que habría sido una señal muy alcista, pero la fuerza de dólar provoca debilidad en estas monedas y el índice vuelve a la baja.

Por tanto, precaución por la nueva volatilidad en el mercado de divisas y las consecuencias que pueda traer. Yo entiendo que todo es un ajuste rápido a la expectativa de que los tipos suban un cuarto de punto más y las monedas volverán a estabilizarse. Esto será pasajero, pero cómo hemos comentado esta semana, tras un fuerte tirón alcista de bolsas y tires mucho más altas en los bonos, los inversores pueden justificar claramente hacer caja. Es más si el dólar se disparase al alza, los nervios pueden provocar fuerte trasvase de dinero de emergentes hacia Estados Unidos, y pueden repetirse escenarios complejos como los que vivimos el año pasado.

De hecho, hoy vemos que el Yuan corrige también con fuerza estas dos últimas sesiones y cotiza mucho más bajo que los niveles que provocaron pánico en agosto del año pasado y enero de este año. Evolución del Renmimbi chino frente al dólar.

Hoy vemos que de nuevo vuelven a comprar bonos y la renta variable europea está dubitativa. Es vencimiento trimestral de futuros en acciones y esto genera volatilidad. Esperemos haber aprendido la experiencia y seguir apoyándonos en los buenos fundamentales y mantenernos en la tendencia alcista, pero riesgos hay y aunque claramente hay que mantener riesgos mientras no se pierdan los soportes que hemos comentado esta semana cuando vimos que los índices europeos han roto resistencias, a corto plazo no está de más tener precaución.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

 

La fortaleza del dólar debilita emergentes y materias primas
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies