Perspectivas del Dólar

En primer lugar, se debe saber que hacer proyecciones sobre el mercado de divisas es muy complicado. En teoría, el dólar tendría que seguir revalorizándose. El argumento es que la FED presenta un ciclo bastante más adelantado que el BCE, comenzando ya a subir tipos, mientras que en Europa aún seguimos con política monetaria muy agresiva e incluso con posibilidad de prolongar el QE más allá de marzo del 2017.

Hasta aquí la teoría. Pero en la práctica vemos que desde marzo del 2014, momento en el que Bernanke dijo que empezaría a retirar estímulos, el dólar comenzó a revalorizarse con muchísima fuerza, pasando el par con el Euro desde 1.40 hasta 1.05 en menos de un año. Adjunto el gráfico del par Euro dólar.

11

Por tanto, creemos que ya la divisa descontó rápidamente que la FED subiría tipos, mientras que en Europa los mantendríamos bajos o incluso bajándolos más. Prueba de ello es que a final del año pasado, que es cuando la FED hizo la primera subida, el Dólar, en vez de revalorizarse, se debilitó desde 1.05 hasta 1.10 en unas cuantas sesiones. Recordad que el año pasado el mercado descontaba hasta tres subidas de tipos este año y aún no ha habido ninguna. La subida de diciembre está totalmente descontada, por lo que no debería mover la divisa.

Sin embargo, hay otros aspectos que aún no están descontados. El principal es saber si el BCE prolongará o no el QE actual. Si lo hace, será una presión bajista para el Euro, aunque creo que está descontada. Si no compra más bonos desde marzo, es previsible un rebote del euro al menos hasta 1.15.

Otro factor de incertidumbre será Trump. No es partidario de la política actual de la FED. Aún no sabemos a quién nombrará director del tesoro de Estados Unidos, pero todo apunta a que querrá políticas más agresivas y el mercado puede empezar a descontar más subidas de tipos. Evidentemente, con las medidas presentadas en campaña tendentes a aumentar el gasto público, se persigue crear inflación y crecimiento. Esto es bueno para el dólar. Pero mucho ojo, porque el mercado puede preocuparse por el excesivo endeudamiento de Estados Unidos. Y la guerra con China, si pone aranceles a las importaciones puede provocar que los chinos repatrien reservas y esto sería malo para el dólar.

En definitiva, puede haber argumentos tanto para justificar que el Dólar salga del rango lateral entre 1.05 y 1.15 en el que lleva moviéndose desde marzo del año pasado. Por tanto, lo mejor es operar en este rango mientras se mueva en él. Apostar por el Dólar si volvemos al 1.15 y apostar por el euro si nos vamos al 1.05. Y muy atentos porque, después de tanto tiempo en este rango, a buen seguro que habrá un movimiento muy fuerte en el sentido de la ruptura.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

Perspectivas del Dólar
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies