Tremenda volatilidad en la libra. ¿Flash Crash?

Esta madrugada se puede recordar como uno de las sesiones en las que se produce un Flash Crash en un mercado. Sin motivo aparente en sólo tres minutos la libra se ha desplomado algo más de un 6% frente al dólar. Ha sido a la 1:00 de la madrugada. Pensamos que las últimas declaraciones de Theresa May (empeñada en medidas populistas contra los inmigrantes) y Hollande no ayudan (Dijo ayer que Reino Unido tendría que pagar un precio por salir de la unión europea), pero esto no justifica para nada la corrección y recuperación posterior de la libra.

 En el gráfico de velas de 1 minuto se puede ver la tremendísima caída de la libra frente al dólar. Acto seguido, la libra ha recuperado posiciones pero es complicado que en una sola sesión sea capaz de sobreponerse a tremendo varapalo.

1

Sin duda, se trata de un auténtico Flash Crash. Hoy muchos analistas apuntan a que los sistemas informáticos que siguen tendencias han acelerado el movimiento y otros apuntan a que ha podido ser un error de un operador que ha introducido una orden por mucho más volumen del intencionado. Sea lo que fuere, hoy tenemos los mercados muy convulsos con todos los valores que tienen parte de sus ingresos en el Reino unido sufriendo fuertes descalabros en la sesión.

Este Flash Crash recuerda al vivido por el Dow Jones en mayo del 2010. El día 5 de mayo del 2010 el Dow Jones llegó perdió 600 puntos en 5 minutos y los nervios aceleraron la corrección hasta 1.010 puntos en lo que fue el mayor desplome diario (en base intradía) en la história del índice (llegó a corregir un 9.19%). En el siguiente gráfico podemos ver que el Indice recuperó todas las pérdidas en las tres sesiones posteriores.

2

No sabemos si la libra recuperará las pérdidas de hoy, pero rápidamente hoy muchas casas de análisis empiezan a poner la paridad como objetivo del tipo de cambio de la libra frente al euro. Estos pronósticos nos recuerdan a cuando el petróleo se iría a 200 dólares cuando estaba en 140 o a 20 dólares cuando corregía hasta los 30. O incluso cuando el euro llegaría a la paridad contra el dólar. Ninguno de estos activos cumplió previsiones y se giraron antes.

En el siguiente gráfico de largo plazo de la libra frente al euro sí que se puede ver que la paridad podría ser el objetivo desde el punto de vista técnico. Pero se llegue o no a esta cota, sí que se aprecia que estamos en zona de máximos (mínimos de la libra) de la historia, por lo que entrar en estos niveles apostando conta la libra puede tener recorrido pero empieza a ser arriesgado.

3

Frente al dólar ocurre algo similar. La libra marcó mínimos históricos a principios del año 1985 en 0.94 libras por dólar y hoy está a un 13% de distancia. Evidentemente puede llegar a mínimos históricos pero al igual que he comentado frente al Euro, empieza a ser bastante arriesgado tomar posiciones apostando por la última corrección de la libra.

4

Este escenario lo debemos tener presente (que la libra siga depreciándose) para marcar la estrategia de la cartera, pero no debería ser la apuesta principal. Hay que recordar que Theresa May ha comunicado que esperará hasta final del plazo (abril 2017) para activar el artículo 50 del tratado de Lisboa. Estas fechas ya estaban previstas tras el referéndum del Brexit y estamos viendo en los últimos datos macro publicados, que la economía de la Eurozona y del Reino Unido no se están viendo tan afectados por el Brexit cómo podría preverse antes que sucediera.

Si para algo podría servir la incertidumbre actual, entendemos que será para que los bancos centrales tanto del Reino Unido como el BCE sigan apoyando a la economía. Ayer mismo Draghi comunicó que no tiene previsto realizar el Tapering (reducir programa de recompra de activos) hasta marzo del 2017.

Mientras tanto, las bolsas europeas se mantienen sin grandes novedades. El Eurostoxx 50 lleva desde mediados de agosto moviéndose entre 2.950 y 3.090 puntos, en torno a las medias de largo plazo.

5

Insistimos por tanto, que serán clave para el próximo movimiento de los mercados, los resultados empresariales y datos macro del tercer trimestre del año, justo un trimestre completo tras el Brexit.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

 

Tremenda volatilidad en la libra. ¿Flash Crash?
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies