La visión de largo plazo de la renta variable es optimista.

Ayer veíamos que la menor incertidumbre en torno a los bancos centrales permitió que los mercados recuperasen gran parte de las pérdidas de este mes de septiembre. Sin embargo hoy las bolsas europeas vuelven a retroceder, siendo los bancos los que lideran las caídas. El día a día está siendo una auténtica locura en el comportamiento de las bolsas, sobre todo las europeas y es muy complicado adivinar las tendencias que se pueden estar dibujando.

 Así pues, recuerdo que este verano adjunté un gráfico en velas semanales del Eurostoxx 600 y decíamos que entre el nivel de 300 y 350 puntos, podría pasar cualquier cosa. Es un rango nada menos que del 16% y evidentemente decir que un índice se puede mover en un rango del 16% no dice mucho a favor del analista. Pero es que hay momentos y situaciones del mercado en las que si no se tiene claro, es mejor abstenerse de intentar adivinar cada día la tendencia. Lo que sí debemos tener claro es que en este rango las caídas no deben hacernos entrar en pánico y terminar vendiendo cerca del soporte ni tampoco las subidas deben generarnos una euforia desmedida que nos provoque comprar o incrementar riesgos justo en la resistencia.

 En el día de hoy vuelvo a actualizar el Grafico del Eurostoxx 600 en base semanal. A priori podemos decir que es más probable que la ruptura sea al alza y acabe superándose el nivel de 350 puntos. Por tanto hay que tener riesgo de renta variable europea y tener claro que habría que incrementar riesgos si se rompe al alza el nivel de 350 puntos o si volvemos a corregir de nuevo a la zona de mínimos del año. Decimos que hay más probabilidad de una ruptura al alza porque se ha superado en agosto la directriz bajista y estamos por encima de las medias de 200 y 500 semanas.

1

Pero hay que tener precaución puesto que en tanto no se supere el nivel de 350 puntos, sigue vigente la posibilidad de una figura de Hombro Cabeza Hombro, que tiene implicaciones bajistas, ya que sería una figura de vuelta y podría estar avisando del final de la tendencia alcista iniciada en 2009. Evidentemente estamos por tanto, en un nivel en el que hay una clara lucha entre inversores que apuestan por las subidas o bajadas futuras de la renta variable. Esto explica los bandazos sin una tendencia clara que nos estamos encontrando en las últimas semanas e incluso meses.

 Fuera de la renta variable europea, tenemos como más significativo el estudio de la evolución del MSCI World. También este verano comentábamos que un cierre por debajo de 1.600 podría marcar una tendencia bajista (se volvería a meter en el canal bajista iniciado el año pasado) y un cierre por encima de 1.700 tendría implicaciones muy alcistas puesto que se volvería a meter dentro del canal alcista iniciado en 2009. Pues a la vista del gráfico, aunque está por encima del 1.700, aún no se ha metido el precio dentro del canal alcista. Por supuesto se debe a que han pasado varias semanas y el rango inferior del canal es hoy más alto que en mayo que era cuando hicimos el análisis.

2

A la vista del gráfico, al igual que el Eurostoxx 600, el Msci World tiene más sensaciones alcistas que bajistas. Si termina dentro del canal alcista, se abriría una ventana alcista desde el punto de vista del análisis técnico.

En cuanto a Emergentes, el MSCI Emerging Markets esta semana está superando la zoan de 900 puntos al alza. Este era el nivel que desde 2013 a 2015 funcionó como soporte y su pérdida el verano pasado por la devaluación del Yuan, provocó fuertes caídas hasta la base del canal bajista de los últimos 6 años que se dibuja en azul. Este verano decíamos que el MSCI emerging markets estaba dibujando una figura de suelo en forma de H-C-H invertido y que en agosto había superado la línea clavicular. El Objetivo lo situábamos en nivel de 1.000-1.050 puntos. Tras frenarse en la resistencia comentada, parece que los emergentes se dirigen a cumplir el objetivo.

3

De los mercados de Estados Unidos no hay muchas novedades. El S&P500 sigue siendo claramente alcista tal y como viene siéndolo desde 2009. Salvo la perforación este año que rápidamente corrigió volviendo al canal alcista, el S&P500 está respetando a la perfección el canal y continúa con su sucesión de máximos y mínimos crecientes. Sólo un cierre por debajo de 2.000 puntos en velas semanal pondría en duda la tendencia alcista.

4

Por tanto, aunque hay que mantener la precaución por estar las bolsas en zona de máximos anuales, está claro a la vista de los gráficos que la renta variable aún tiene recorrido y sigue siendo alcista. Es más, zonas geográficas como emergentes acaban de dar una señal alcista y la renta variable europea de momento no la ha dado pero hay que estar atentos porque podría darla en las próximas sesiones.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

La visión de largo plazo de la renta variable es optimista.
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies