Dudas de los inversores sobre la actuación de los bancos centrales

Tras muchas intervenciones varias de los miembros de la Reserva Federal, nos presentamos ante una reunión de la FED en la que pueden saltar sorpresas. Los futuros de los fondos federales tienen claro que no va a haber subida de tipos de interés ya que otorgan sólo un 20% de probabilidad de subida. Los últimos datos macro (sobre todo de confianza de consumidor y empresarios) de Estados Unidos están saliendo peor de lo esperado y esto reduce bastante la probabilidad de que la FED suba tipos. Además, fuera de Estados Unidos empieza a notarse los efectos del Brexit (salvo curiosamente en el Reino Unido), por lo que las palabras de Yellen de las últimas reuniones preocupada por el contexto internacional son un punto a favor de mantener tipos.

Pero si miramos los datos de empleo y de inflación que son los parámetros que vigila la FED, no deberíamos tener tan claro que hoy no se muevan los tipos. El viernes pasado se publicaron los datos de IPC de EE.UU. con subidas del 0.1% superiores a lo estimado por el mercado tanto en la inflación (+1.1% frente a +1.0% estimado) como en la subyacente (+2.3% frente a +2.2). En el siguiente gráfico podemos ver cómo el repunte de la rentabilidad de los bonos a 5 y 10 años de las últimas semanas es calcado al repunte de las expectativas de inflación. Así mismo podemos ver que la inflación subyacente (excluye alimentos y energía) están en máximos de los últimos años.

1

A la vista de este gráfico, si no tenemos en cuenta el contexto internacional, está claro que la FED podría claramente subir tipos mañana. Pero mañana no sólo es el turno de la FED, sino que en la apertura tendremos la reunión del Banco de Japón. En el mercado igualmente se empieza a descontar gran probabilidad de que defraude expectativas y vuelva a no tomar ninguna medida.

El Yen espera la reunión en zona de máximos del año, consciente de que no habrá más yenes adicionales en el mercado. Ya hemos comentado en varias ocasiones que la debilidad del YEN suele ser muy positiva para los activos de riesgo por aquello del Carry Trade. En el gráfico de largo plazo del Yen frente al Dólar (subidas son depreciaciones del YEN) es donde mejor se puede ver. La depreciación fuerte desde 2015 hasta el verano del año pasado coincidió con los mejores momento de las bolsas mundiales.

2

Por tanto, es bastante probable que en las dos próximas sesiones se incremente fuertemente la volatilidad de los mercados, y tengamos pistas suficientes como para determinar si la corrección de septiembre es una simple recogida de beneficios o algo peor. No sólo dependerá de la actuación en sí de los bancos centrales, sino del mensaje que trasladen a los mercados.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

Dudas de los inversores sobre la actuación de los bancos centrales
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies