¿Podrá el dato de empleo de Estados Unidos marcar el próximo movimiento de los mercados?

Ayer todo apuntaba a un arranque de mes con fuertes subidas en todos los índices de renta variable. El sectorial bancario, así como los índices de España e Italia subían un 2% a media sesión confirmando la ruptura de resistencias de los días previos. Sin duda, apoyados por buenas sensaciones macros. La cumbre de Jackson Hole y los datos macro últimos publicados demostrando que el Brexit no afecta tanto a la economía global, hacían pensar a los inversores que definitivamente lo peor ha pasado.

Y tras las dudas de los últimos meses en las bolsas globales y de los últimos años en las europeas y emergentes, pensar que lo peor ha pasado ya es suficiente. Esta semana hemos comentado que la FED subirá tipos pero no será muy agresiva y esto es un escenario esperanzador para los activos de riesgo. Ello significa que la economía va bien pero la FED no cometerá el error de subir tipos aceleradamente poniendo en peligro la débil recuperación económica.

Pero ayer, la publicación del dato de ISM manufacturero muy por debajo de las estimaciones del mercado (49,4 frente a 52 puntos estimado), generó fuertes dudas sobre si realmente el Brexit afecta o no a la economía mundial. De momento es un dato de la serie y la fuerte diferencia frente a estimaciones hace que los inversores se preocupen. No obstante ayer también se publicó el dato de PMI manufacturero y este sí que salió en línea con lo estimado (52 puntos frente a 52.1 estimado). El ISM manufacturero es un indicador económico que evalúa el estado de la industria estadounidense encuestando a ejecutivos sobre las expectativas de producción en el futuro, nuevos pedidos, inventarios, empleo y entregas. Sin embargo el PMI manufacturero es claramente mejor indicador adelantado de la economía. Su mayor peculiaridad radica en la metodología, ya que no se trata de una encuesta de opinión ni de expectativas, sino que versa sobre datos reales. Se obtiene a partir de las respuestas a unos cuestionarios que se remiten mensualmente a los profesionales de compras y a los ejecutivos de empresas de los sectores manufacturero y servicios. Las preguntas que se les formulan están relacionadas con variables tales como producción, nuevos pedidos, precios y ocupación.

En el siguiente gráfico comparo la evolución de ambos indicadores. Mucho menos volátil el PMI, que claramente sigue por encima del nivel de 50 que indica expansión de la economía. Pero claro, el mercado siempre se queda con el peor dato, aunque nosotros tengamos claro que el PMI es más fiable.

1

A esto hay que añadir las palabras del Christine Lagarde resumieron perfectamente la situación actual. “Podríamos decir que el Brexit no está causando la enorme crisis que esperábamos, podemos decir que la transición china se lleva a cabo razonablemente bien y que los precios de las materias primas han subido un poco”, declaró la funcionaria. “Pero esto es la superficie”. “Sin embargo, cuando analizas en profundidad los prospectos de crecimiento económico, al nivel del potencial de expansión, de productividad, no estamos recibiendo buenas señales y probablemente tendremos que revisar a la baja nuestras previsiones sobre el crecimiento en el 2016”, aseveró

Ya en julio el  FMI revisó levemente a la baja el crecimiento global y desde ayer ya el mercado descuenta que en la reunión de octubre volverá a revisarla. Nosotros pensamos que estas palabras son una clara preparación para la cumbre del G-20 de este fin de semana. En la citada entrevista de ayer lo dejó claro. “Los líderes del G-20 necesitan tomar más medidas para alentar la demanda, impulsar la actividad comercial y la globalización y combatir la desigualdad actual”

Así pues, se nos antoja muy importante el dato de paro de Estados Unidos que se publica hoy a las 14h30, así como las ordenes de bienes duraderos a las 16h00. Evidentemente si salen igual de malos que el ISM manufacturo de ayer, se volverá a alejar la probabilidad de que la FED suba tipos en lo que queda de año. A día de hoy es claramente improbable que suba tipos en septiembre pero esto ya estaba claramente descontado (tal y como hemos comentado esta semana). El problema vendría si se empieza a descontar que no habrá subida de tipos en lo que queda de año, puesto que esto significaría que realmente la FED tiene muchas dudas sobre la recuperación económica

De momento, el principal Índice de las bolsas de Estados Unidos sigue claramente sin tener claro el próximo movimiento. El S&P500 que reaccionó con caídas al dato, terminó la jornada totalmente plano y ya encadena NADA MENOS QUE 36 SESIONES en un rango de precios de un 1.5%. No he comprobado cuantas veces ha pasado esto en la historia del índice pero me atrevo a apostar que se podrían contar con los dedos de una mano. Este lateral sin duda puede servir para marcar un techo de mercado si somos pesimistas o para eliminar toda la sobrecompra de la fuerte subida desde febrero. Eso si queremos tomar una decisión antes de que el índice salga del rango, pero lo más sensato es esperar a que salga del mismo para tomarla.

2

De momento, ayer, a pesar del dato y de ser la primera jornada de septiembre, el volumen no creció. En el gráfico podemos ver que sigue en la media de agosto e incluso fue inferior a la jornada del 31 de agosto. En las bolsas europeas, a pesar de que los bancos rompieron, tenemos al Eurostoxx 600 aún dentro del canal bajista. En las dos últimas sesiones ha aumentado el volumen sin que rompa, por lo que hay que tener mucha precaución.

3

Sin duda, si volvemos a descontar que no habrá subida de tipos en EE.UU. los bancos del S&P500 frenarán el rebote que hemos comentado estos días y contagiarán a los nuestros. De ahí que hoy digamos que los datos que se publican hoy son muy importantes. El cierre semanal debería ratificarnos si la ruptura de resistencias de los bancos es fiable o no.

En cuanto a la renta fija, si hemos comentado que el S&P500 está un un rango muy estrecho, la evolución del Bund Alemán es casi calcada y por tanto, las conclusiones son las mismas. Evolución del Futuro del BUND alemán. Si el S&P500 encadena 36 sesiones en el lateral, el Bund encadena 50.

4

¿Estamos ante un techo o ante una parada en el camino? Pues como no somos adivinos y el rango es muy estrecho, creo que lo más prudente es esperar a que los precios salgan del rango. Los datos macro de hoy o la cumbre del G-20 (aunque nunca suelen aprobar nada) podrían sacarnos del mismo, y a buen seguro que lo harán con incremento del volumen.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

¿Podrá el dato de empleo de Estados Unidos marcar el próximo movimiento de los mercados?
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies