El aumento del volumen en septiembre debe confirmar la ruptura alcista

El pasado 17 de agosto analizábamos la evolución del DAX y del S&P500 y la posibilidad de que la ruptura de resistencias fuese una trampa alcista. Eran los dos índices que (apoyados por la situación macro) habían roto más claramente sus resistencias. El primero dejó atrás la tendencia bajista de los últimos meses y el segundo superó máximos de 2014 y 2015.

También a lo largo de las últimas semanas estamos comentando que parece que por fin hay que prestar algo de atención al sector bancario europeo. La media del sector ha llegado a cotizar cerca del 50% del valor en libros, nivel sólo alcanzado en la caída de Lehman y en la crisis de deuda de 2012. Pensábamos que a estos niveles, es muy probable que los escenarios pesimistas ya estuviesen descontados. Un sector cotizando al 50% del valor en libros lo que descuenta no es una caída de beneficios sino altas probabilidades de quiebra. Si el problema de la banca es sólo una caída de beneficios, entonces comprar al 50% del valor en libros es una oportunidad. Evidentemente habrá bancos en los que el riesgo de quiebra si esté justificado por su valor en libros, pero es bastante probable que la mayoría se haya visto contagiado de forma injustificada. Pues bien, esta semana hemos visto que a la ruptura del S&P500 y del DAX de mediados de agosto, se ha unido la ruptura de los bancos, tanto de Estados Unidos como de Europa.

Actualizo los gráficos de ayer.  Empezando por el sectorial bancario del S&P500, vemos que ayer, a pesar de que los índices americanos acabaron la sesión con leves recortes, el sectorial bancario subió un 1.41% confirmando la ruptura de la directriz bajista producida la semana pasada.

1

En el sector bancario europeo vemos que por segundo día consecutivo está liderando las alzas en Europa. Con menos fuerza que los de EE.UU. pero está confirmando la ruptura.

2

En los gráficos he insertado el volumen de negociación. Es, sin duda, el parámetro que nos hace dudar de la ruptura. Al producirse en el mes de agosto, la ruptura se está produciendo con un bajo volumen. De ahí que en el asunto de hoy digamos que el volumen de septiembre deberá confirmar el movimiento. A la vuelta de las vacaciones de la mayoría de inversores, el conjunto deberá decidir si las subidas desde el Brexit son una oportunidad para hacer caja, o si por el contrario piensan que hay un suelo fiable de largo plazo y hay que aumentar riesgos en cartera.

Fijaros el principal índice de la bolsa europea, el Eurostoxx 600 cómo está esperando la vuelta de las vacaciones justo en la línea que une los máximos significativos. El lateral entre 335 y 347 puntos ya dura desde el 12 de julio y en el mes de septiembre se deberá romper al alza o a la baja, y con gran probabilidad se romperá con incremento de volumen. Si rompe al alza, tendremos tendencia alcista nueva y si rompe a la baja habrá que esperar mejor ocasión para volver a incrementar riesgos.

3

Por último, hoy mención especial al Ibex 35. Sin duda el alto peso en el sectorial bancario hace que en las últimas sesiones se esté comportando mejor que el resto de plazas europeas (aunque similar a la bolsa italiana). En el gráfico vemos que sí que rompió la tendencia bajista y en la segunda quincena de agosto la corrección no fue sino un Pull-back a la resistencia rota. Hoy está cotizando justo en la zona de máximos de agosto, por lo que también la vuelta del volumen de septiembre nos debería confirmar si la ruptura es fiable o no.

4

En todos los gráfico señalados vemos un importante suelo en los mínimos de febrero y los índices de renta variable europeos intentando superar la tendencia bajista del último año. Aunque pueda parecer que las bolsas han subido mucho desde mínimos del año, hay que recordar que  todos los índices están cotizando con importantes pérdidas en el acumulado del año (salvo el DAX que caer sólo un 1%). Y desde máximos del año pasado la corrección es aún más severa. Sin embargo tenemos a la bolsa de Estados Unidos en máximos históricos, por lo que si la ruptura es fiable, aún le quedaría mucho recorrido a la bolsa europea. Además, tal y como hemos venido señalando estos días, los bonos refugio empiezan a tener menos atractivo en un entorno de datos macro mejor de lo esperado meses atrás.  

En el siguiente gráfico vemos un clarísimo techo en el futuro del Bund ( precio del bono alemán a 10 años).

5

Se aprecia que la tendencia alcista del bono ha coincidido con la bajista de las bolsas. Así que bonos en resistencia y bolsas confirmando el suelo puede indicarnos que es un buen momento para asumir riesgos en cartera. Si los bonos superan máximos de julio y agosto y las bolsas vuelven dentro de las resistencias superadas, asumimos el error y volvemos a reducir riesgos. No se me ocurre otra forma de operar en momentos tan cruciales como estos.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

El aumento del volumen en septiembre debe confirmar la ruptura alcista
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies