Resumen de las propuestas económicas de los candidatos de EE.UU.

Para nada soy un especialista en política ni pretendo serlo. Pero ante la lateralidad de los mercados que comentamos en el día de ayer, y la cercanía de las elecciones de Estados Unidos, en el día de hoy vamos a dar un repaso a las principales líneas del programa económico de los candidatos. La idea es ver las principales implicaciones que podría tener para los mercados.

El programa de la favorita según encuestas (Hilary Clinton) podemos resumirlo en 5 líneas principales:

  • Recuperación de la economía: implementación de un programa de inversión en infraestructuras (transporte, energía y red de Internet) de 275.000 millones de dólares en 5 años (en la práctica está considerando un conjunto de fondos públicos alrededor de 25.000 millones que permitiría apalancar diez veces por el sector privado a través de un banco de infraestructuras); inversión de 10.000 millones para financiar el renacimiento de la manufactura estadounidense (“Make it America“) y la repatriación de ciertas industrias deslocalizadas (a la inversa, impuestos para las empresas que trasladan sus sedes sociales fuera de EE.UU.);
  • Poder de compra: aumento del salario mínimo, ampliación del acceso a la seguridad social, limitación de los costes de cuidado del niño a 10% de los ingresos familiares, incentivar la igualdad salarial hombre-mujer, reforzar el papel de los sindicatos e incentivos fiscales a las empresas propiedad de los empleados;
  • Educación: cuota de inscripción gratuita a la universidad para la clase media y los más pobres; préstamos estudiantiles a tipos cero para todos; deducción fiscal para las empresas que financian programas de formación continua;
  • Política comercial: posible cuestionamiento del acuerdo comercial con Asia Pacífico (TPP : Trans-Pacific Partnership); nombramiento de un procurador de negocios comerciales para establecer aranceles en caso de competencia desleal (cita explícitamente a China);
  • Regulación: fortalecimiento de la regulación de la industria financiera; simplificación administrativa en las declaraciones de impuestos de las empresas.

Claramente el partido demócrata apuesta por la reactivación de la economía a partir de la demanda y apuesta claramente por el apoyo a la educación. Es verdad que la economía de Estados Unidos está prácticamente en pleno empleo pero el empleo es precario y no ha aumentado el poder adquisitivo. Con estas medidas podría solventarse este problema. También persigue la repatriación de compañías, lo que en cierta medida favorecerá el crecimiento del PIB.

Por su parte, las cinco principales líneas del programa económico del partido republicano (Donald Trump) serían las siguientes:

  • Reducción de impuestos: bajada de impuestos de sociedades desde el 35% al 15%, bajada del impuesto sobre la renta (sobre todo a través de la deducción fiscal de los gastos por cuidado del niño), eliminación de los costes de sucesión (que ya no existe para patrimonios inferiores a 5.5M USD por individuo) y bajada de los ingresos repatriados desde el extranjero;
  • Desregulación y simplificación tributaria: reducción de 7 a 3 tramos fiscales con un tramo superior a 33% (frente a casi el 40% actualmente), moratoria sobre las últimas regulaciones;
  • Renegociar los acuerdos comercialesel Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN entre EE.UU., Canadá y México), retirada del Acuerdo de Asociación Transpacífica con Asia Pacífico, aranceles a los productos procedentes de países que practican dumping (D. Trump señaló claramente a China en su discurso de presentación del programa);
  • Liberalización en el sector energético que implica un posible cuestionamiento de los compromisos de EE.UU. en la reunión del COP21 (fórum internacional sobre el cambio climático).

Claramente el candidato republicano busca apaciguar a la comunidad empresarial que financia su campaña. No está claro cómo D. Trump financiará los recortes de impuestos sabiendo que sugiere un posible aumento de los gastos militares e infraestructura. Claramente, este programa conduciría a priori a un aumento de la deuda pública.

Las encuestas de momento dan claro ganador a los demócratas. Hilary por primera vez supera el 50% en intención de voto. La encuesta, publicada ayer por la Universidad de Quinnipiac, muestra que Clinton llega al 51% de la intención de voto, contra 41% de su rival republicano Donald Trump. En el agregado de todas las últimas encuestas la ventaja de hilary está en 6 puntos, una ventaja menor pero hay que tener en cuenta que suma los votos a otros candidatos (Johnson, Sttein). En el siguiente gráfico de Bloomberg podemos ver la evolución de las encuestas a lo largo del año.

8

D Trump parece estabilizarse en el  40-42% y Hilary en el 48%. De seguir así, es muy poco probable que saltara una sorpresa en Estados Unidos similar a la producida en R. Unido con el Brexit.

Pero independientemente de la sorpresa y de la incertidumbre que pueda provocar en los mercados en las próximas semanas la evolución de las encuestas o incluso el resultado electoral, parece claro que las cotizadas de EE.UU. recogerían de buen agrado cualquier resultado. Si gana Hilary, el consumo interno se beneficiaría y serían las compañías menos globalizadas las más beneficiadas. Y si sale D. Trump las fuertes ventajas fiscales a grandes compañías, las recogería las bolsa por aumento de los márgenes. Sin embargo el aumento de la deuda pública sí que podría ser un problema y la victoria de D. Trump si que podría afectar a las compañías no americanas. Él mismo se autoproclama como Mr. Brexit, ya que apuesta claramente por el proteccionismo económico y el endurecimiento de las fronteras.

Estamos seguro que la volatilidad del mercado de divisas repuntaría fuertemente si ganase D. Trump, lo que evidentemente podría a corto plazo provocar fuertes correcciones en los mercados de riesgo en general. Así pues, parece claro que a corto plazo, los mercados aplaudirían una victoria de Hilary Clinton, aunque a más plazo no está tan claro las implicaciones. Basta con ver lo que ha pasado con el Brexit y observar que hoy casi todos los activos están ya en niveles pre Brexit o por encima.

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

Resumen de las propuestas económicas de los candidatos de EE.UU.
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies