Los datos macro que se están publicando del segundo trimestre y los adelantados del tercero, están mejorando estimaciones a nivel general. Los mercados de renta fija, con las rentabilidades por debajo de la inflación actual, están descontando escenarios recesivos, mientras que los datos macro apuntan a un crecimiento global este año por encima del 3%.

Finalmente, el Brexit no parece que tenga efectos tan devastadores como descontó el mercado el día que se produjo. La semana pasada el FMI en sus previsiones, subrayó que el Brexit reducirá un 0,1% el crecimiento global. De su informe destacamos que espera un crecimiento global este año del 3,1% y del 3,4% en 2017. Mejora una décima el crecimiento de la zona euro (+1,6%) y China (+6,6%) y reduce dos décimas el de EE. UU. (+2,2%), Japón (+0,3%) y Reino Unido (+1,7%).

Con una inflación débil pero controlada, con las bolsas planas o fuertemente negativas en los últimos años y con la mayoría de los bonos de gobierno ofreciendo rentabilidades negativas, aumenta la probabilidad de que los inversores sigan apostando por la renta variable en sus carteras. Este mes hemos visto cómo los índices de EE. UU. han roto máximos de 2015 y las bolsas europeas y emergentes han recuperado todo lo perdido tras el Brexit y se ha situado en la parte alta del canal bajista iniciado el año pasado. En las últimas sesiones las bolsas europeas se han situado en un lateral estrecho al borde de resistencias a la espera de la dirección a las que apuntan los resultados empresariales y datos macro próximos. Esta semana precisamente viene cargada de importantes referencias, tanto macro como micro que deberían decidir el siguiente tramo de las bolsas, sobre todo las europeas.

Así las cosas, esta semana hemos ajustado algo las carteras modelo. En líneas generales se incrementa un poco el riesgo.

Se ha sustituido el único fondo que se mantenía de gestión alternativa de estilo market neutral, el Julius Baer Absolute Return Europe Equity, por un fondo de la misma entidad que invierte en renta fija emergente con la clase cubierta en duración corta. Hemos aguantado el otro fondo porque entendíamos que el mal comportamiento de esta clase de activo iba a re-direccionarse, pero el mercado puede seguir comportándose de forma extraña, lo que nos ha decidido a entrar directamente a esta nueva clase de activo ahora de moda, la duración corta en bonos de mercados emergentes.

También se elimina el fondo monetario, Mutuafondo Corto Plazo, en todas las carteras que, con mucha probabilidad no dé nada en los próximos meses. En líneas generales ese importe se dedicará a fondos de renta fija a corto plazo actuales y entrará en algunas carteras el Fidelity Euro Short Term.

Otro cambio será la entrada de Capital Emerging Markets Total Opportunities en la cartera Conservadora (un 2%), básicamente porque los fondos emergentes están comportándose muy bien, especialmente la renta fija. Este fondo es un fondo mixto, por lo que entramos con un mejor ratio rentabilidad esperada/riesgo asumido.

En la cartera Global se añade un fondo adicional mixto, el DWS Concept Kaldemorgen, que sale reduciendo ligeramente la posición en los otros actuales y se cambia el fondo Robeco Global Consumer Trends, que no va bien, por una nueva apuesta. Esta vez en Japón, que puede seguir disfrutando (tal como está haciendo estas últimas semanas) de compras dado el nuevo apoyo que puede llegar desde medidas adicionales en política monetaria. Entrará el fondo Capital Group Japan Equity Fund con clase cubierta yen/dólar.

Para acceder al informe completo de nuestras carteras pinche aquí

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+