Estamos ante una nueva semana clave (y ya van unas cuantas este año) para el futuro a corto plazo de los mercados de renta variable. Tenemos a los índices de Estados Unidos mostrando cierta debilidad tras la ruptura de máximos históricos de hace dos semanas, y a las bolsas europeas instauradas en un lateral muy estrecho justo al borde de las resistencias.

Y esta semana tenemos publicación de gran número de compañías europeas y españolas, así como de Estados Unidos. Entre las españolas publican nada menos que Acerinox, Dia, Endesa, Gamesa, Gas Natural, Mapfre, Santander, Aena, Ferrovial, Grifols, REE, Repsol, Telefónica, Viscofan, Abertis, Aces, Amadeus, BBVA, BME, Caixabank, FCC, IAG, Indra, OHL, Popular, Tecnicas Reunidas de las más destacables. En el plano macro se conocerán los datos (ayer fue el IFO alemán) de PMI servicios y composite, confianza consumidor, Ordenes de bienes duraderos, venta de viviendas y PIB en Estados Unidos. En la zona euro tenemos Confianza del consumidor, tasa de desempleo, inflación y PIB.

Pero lo más relevante de la semana vuelve a ser las reuniones de los bancos centrales. Mañana miércoles tenemos la reunión de la FED y jueves y viernes tenemos  reunión del Banco de Japón. De todas las referencias, si situamos a una como la referencia más importante, quizás la cita del Banco de Japón sea la más destacable. Y es que desde la sorpresa negativa de la última reunión en la que el Banco de Japón no anunció ninguna medida, el mercado está descontando que esta semana sí que anunciará medidas importantes para inyectar más liquidez al sistema.

Precisamente las correcciones de hoy se deben al repunte del Yen frente al dólar. En la prensa del país han aparecido informaciones acerca de lo que podrían anunciar y ha sido decepcionante para muchos porque se estaría hablando de cerca de 57.000 millones de dólares en gasto directo, lo que superó las estimaciones, pero en vez de ser de un solo golpe tendría lugar durante muchos años. El Yen se revaloriza casi un 1.5% respecto al dólar en el día de hoy.

En el siguiente gráfico vemos el comportamiento del Yen frente al dólar (Yenes por cada dólar), en el que correcciones son revalorizaciones del Yen y repuntes son depreciaciones. En el mismo, se aprecia que desde inicio de mes, el Yen se estaba depreciando con fuerza tras alcanzar el nivel de 100 yenes por dólar. Esta depreciación del Yen estaba claramente descontando que el Banco de Japón anunciaría medidas para debilitar su moneda y estaba favoreciendo la recuperación de los activos de riesgo. Ya hemos comentando en varias ocasiones en las claves diarias cómo funciona el Carry Trade y cómo los inversores aprovechan la debilidad del Yen para asumir riesgo. Pus bien. Justo la semana pasada el Yen alcanzó la zona de resistencia que se sitúa en la línea que une los máximos desde enero de este año.

1

A la vista del grafico, si el Banco de Japón defrauda y no toma medias o son inferiores a lo descontado, el Yen no será capaz de superar esta directriz (seguirá fortaleciéndose). Pero si es agresivo en su comunicado y consigue devaluar el Yen por encima de los 106-107 yenes por dólar, lo más probable es que todos los activos de riesgo, en particular la renta variable, continúe la inercia alcista iniciada a principios de julio coincidente con el posible suelo del Yen en 100 yenes por dólar.

En cuanto a las bolsas europeas, destacar que a pesar de los recortes del día de hoy, todas se mantienen en un laterla muy estrecho que ya dura 10 sesiones justo al borde de resistencias. El gráfico que mejor refleja la situación es el del Ibex 35.  El lateral comentado está entre 8.425 y 8.640 puntos. Por arriba tenemos la línea que une los máximos desde julio del año pasado, y por abajo la media de 50 sesiones.

2

Un cierre del Ibex por encima del 8.650 siginificaría que dejamos atrás la tendencia bajista generaría una oportunidad alcista para nuestro selectivo. De ahí que insistamos que esta semana es clave para el futuro de los mercados de renta variable tanto a corto como a largo plazo (todo desde el  punto de vista técnico). A corto hemos visto el Ibex 35, pero a largo plazo quiero destacar la evolución del Eurostoxx 600. Desde hace semanas estamos comentando que el Eurostoxx 500 está en un latelra entre 300 y 350 puntos, y que cualquier cosa puede ocurrir en este rango. Pero justo en los máximos de esta semana podemos ver que tenemos la línea (morada discontinua) que une los máximos del último año. Al igual que el Ibex, si el Eurostoxx 600 consigue cerrar esta semana por encima de los niveles actuales, puede estar confirmando un suelo de largo plazo en los mínimos de este año, y abrir una tendencia alcista con objetivo en los máximos del año pasado (que es la parte superior del canal alcista).

3

Por tanto, recalcar en el día de hoy, que podemos estar esta semana en un momento clave y que no sólo los datos macro y resultados empresariales pueden dar apoyo a la ruptura alcista, sino también la actuación de los bancos centrales (sobre todo el de Japón).

Este análisis ha sido realizado con fines pedagógicos y divulgativos, no de asesoramiento.  Los datos estadísticos han sido extraídos de fuentes de reconocida fiabilidad en los mercados financieros. No obstante, podría ocurrir que en algún caso proporcionemos un dato incorrecto.

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+