Ante el aumento de la volatilidad y el evento del Brexit, el pasado 16 de mayo realizamos un fuerte ajuste en la política de las carteras de fondos gestionadas, con una máxima, reducir los factores de riesgo asociados a la bolsa mediante una mayor diversificación en distintas clases de activos y una inversión más global. Se redujo la inversión en bolsa directa y también de fondos monetarios, desplazando un elevado porcentaje de inversión hacia productos mixtos multiactivos globales, con el objetivo principal de soportar mejor posibles caídas en los precios.

Los resultados no han podido ser más satisfactorios para nuestros clientes, ya que nuestra premisa de proteger ha funcionado eficientemente.

Para acceder al informe completo de nuestras carteras pinche aquí

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrEmail this to someoneShare on Google+